Redacción BLes– La represión dirigida contra la minoría musulmana uigur por parte del régimen chino, ha alcanzado una nueva etapa tras conocerse que el gigante tecnológico chino Huawei registra patentes para detectar, rastrear y monitorear uigures mientras aumentan los temores sobre la represión contra dichas minorías.

De acuerdo con la BBC, la patente de Huawei fue presentada originalmente en 2018 en compañía de la Academia de Ciencias de China. Se habría pensado para desarrollar técnicas de inteligencia artificial de aprendizaje profundo mediante el cual identificar diversas características de los peatones fotografiados o filmados en la calle.

Así mismo el documento enumera los atributos por los cuales una persona podría ser atacada, entre los cuales podría incluir “raza (Han [el grupo étnico más grande de China], uigur)”.

Las patentes archivadas habrían sido descubiertas por la firma de investigación y videovigilancia IVPM. El sitio web de Huawei previamente había separado el documento marcado como “confidencial” haciendo referencia a un trabajo con base en un “sistema de alerta uigur”.

Por su parte, Huawei negó que los sistemas identificaban a las personas por su origen étnico y aseguró que la página web estaba relacionada con una prueba en lugar de una aplicación del mundo real.

Le recomendamos:

Rushan Abbas, director ejecutivo del grupo de derechos Campaign for Uyghur, declaró a Reuters: “No podemos ignorar el hecho de que estas tecnologías han sido desarrolladas para poder llevar a cabo de manera eficiente …la opresión brutal”.

Funcionarios de las Naciones Unidas afirman que el régimen chino está transformando la región de Xinjiang, donde viven muchos uigures, en un “campo de internamiento masivo” gracias a la tecnología catalogada por grupos de derechos humanos como clave para la represión.

Tom Tugendhat, presidente del Comité Selecto de Asuntos Exteriores del Parlamento del Reino Unido, y dirigente del Grupo de Investigación de China del Partido Conservador, expresó a la BBC:

“Los gigantes tecnológicos chinos que apoyan el brutal asalto a la población uigur nos muestran por qué nosotros, como consumidores y como sociedad, debemos tener cuidado de a quién le compramos nuestros productos o a quién le damos un contrato”.

“El desarrollo de tecnología de etiquetado étnico para su uso por un régimen represivo no es claramente un comportamiento que esté a la altura de nuestras normas”, agregó Tugendhat.

Por su parte, el investigador de IPVM, Charles Rollet dijo: “Estas tecnologías permiten a la policía en China pasar por una gran base de datos de rostros y banderas de rostros que la IA han marcado como no chinos o uigures. Hay importantes implicaciones para los derechos humanos”.

Como señala Reuters, estimaciones de la ONU indican que más de un millón de musulmanes chinos, muchos de los cuales pertenecen a la minoría étnica uigur, han sido detenidos en la provincia de Xinjiang, en donde grupos activistas han denunciado crímenes de lesa humanidad y genocidio.

Mientras tanto el régimen chino ha negado en reiteradas ocasiones cualquier tipo de abuso argumentando que los campos ubicados en la región de Xinjiang brindan capacitación vocacional y ayudan a combatir el extremismo.

Sin embargo, informes estiman que el Partido Comunista chino emplea tales complejos para, además de forzar a los uigures al encierro, castigarlos, someterlos a vigilancia continua y formas de adoctrinamiento político que tienen como fin erradicar su cultura.

Maya Wang de Human Rights Watch señaló que el mundo debería alarmarse por el uso de tecnología en la persecución de los uigures.

César Munera – BLes.com