Redacción BLesLa película de cine independiente estadounidense “Nomadland”, encabezó los premios en la 26ª edición de los Critics Choice Awards el 7 de marzo y obtuvo un Globo de Oro allanando el camino para los Oscar 2021 en su categoría. Pero en China, el régimen comunista censuró recientemente toda publicidad en la web sobre la exitosa película, tras publicarse una entrevista realizada en 2013 a su directora Chloé Zhao en la que criticó al régimen.

El estreno en China de la película ganadora del Globo de Oro Nomadland podría estar en duda después de las acusaciones de que su directora Chloé Zhao, nacida en Beijing, criticara al régimen chino en una entrevista publicada en 2013.

Según reportó The Guardian, el material promocional y las referencias a la película de Chloé, fueron eliminadas abruptamente y por completo de internet en China, días después de que los medios estatales incluso elogiaran ampliamente a la directora por convertirse en la primera mujer asiática en la historia en ganar un premio Globo de Oro como mejor director. Los titulares de los medios estatales la elogiaron como “el orgullo de China” y anunciaron el estreno programado de la película para el 23 de abril.

Desde el viernes de la semana pasada toda referencia a la película comenzó a desaparecer de los estados y las redes sociales, también pasó lo mismo con los horarios de exhibición de la película en los principales sitios web de venta de entradas. La Alianza Nacional de Cines Arthouse de China, que fue aprobada para mostrar Nomadland por el Partido Comunista Chino (PCCh), no ha respondido a las consultas de la prensa sobre el cambio.

Según trascendió, la censura provino luego de que se difundiera una entrevista realizada a Chloé en el año 2013 a Filmmaker Magazine, en la que explicaba su repentina partida a Inglaterra para estudiar a la edad de 15 años. Durante la conversación, Chloé dejó escapar la frase: “China es un lugar donde hay mentiras en todas partes”, lo que provocó la ira del PCCh y habría ordenado censurarla por completo. 

En Weibo, el equivalente chino de Twitter, un hashtag relacionado con la película había registrado más de 87 millones de visitas y 40.000 reenvíos, pero su contenido ha desaparecido por completo y el hashtag ha sido reemplazado por un mensaje que informa que fue eliminado “de acuerdo con las leyes, regulaciones y políticas pertinentes”.

Ahora el resultado en el buscador de Weibo de la palabra “Nomadland” en chino, resulta absolutamente en nada.

Le recomendamos:

La actitud del régimen comunista chino, aunque es aberrante, ya no sorprende. De hecho es conocida su influencia desde hace años sobre las grandes productoras de Hollywood donde inyecta enormes sumas de dinero para imponer su propaganda pro-china en las nuevas películas e incluso modificar guiones o personajes de clásicos del cine antes de permitir su ingreso en el mercado chino. 

El senador republicano Tom Cotton siendo entrevistado a comienzos de marzo por Breitbart, aseguró que el PCCh está otorgando grandes sumas de dinero en efectivo a los estudios cinematográficos de Hollywood buscando imponer la propaganda pro-comunista y eliminar la imagen de chinos haciendo el papel de villanos en las películas.

Durante la entrevista Cotton argumentó que en la Guerra Fría, los estudios de Hollywood presentaban regularmente a los comunistas alineados con la Unión Soviética como el villano de las películas. Sin embargo, en los tiempos actuales los estudios de Hollywood no están actuando del mismo modo con los personajes villanos ligados al PCCh. 

“¿Cuándo fue la última vez que vio a un chico malo chino en una película?” Dijo Cotton. “En la Guerra Fría, los comunistas rusos siempre fueron los malos. Pensaríamos que los comunistas chinos proporcionarían un buen forraje para Hollywood, pero nunca lo ves”.

El régimen comunista chino hace años que comprendió que Hollywood es un excelente espacio para difundir sus ideales pro-comunistas, tanto por los millones de consumidores que tiene Hollywood en todo el mundo, como por la ambición de dinero reinante en el ambiente que facilita las posibilidades de inversión a cambio de imponer posturas determinadas en guiones y relatos.

Siguiendo esta lógica, pareciera que el PCCh no aceptará que exista una película exitosa en China y que su directora hable mal del régimen, tal como sucedió con Chloé.

Andrés Vacca– BLes.com