Redacción BLes–El régimen chino, considerado el mayor violador de los derechos humanos, promueve a través de su brazo propagandístico, The People Daily, un video, al cual describe como “obra satírica”, donde acusa a Estados Unidos de genocida, acorde a lo que informó Breitbart. 

El medio oficial del partido comunista chino (pcch) publicó, el miércoles 6 de abril, un video donde se puede ver a un chino con un tocado de plumas en la cabeza, representando a un miembro de la tribu americana, Shoshone. En los diálogos de la actuación se intenta deliberadamente lavar la imagen del régimen como indiscutible perpetrador de violaciones a los derechos humanos y poner a EE. UU. en ese rol. 

“Los Shoshone son una gran tribu que consta de varias comunidades en Nevada e Idaho. Quizás la figura histórica shoshone más destacada fuera de la comunidad nativa americana es Sacagawea, la guía que ayudó a los exploradores europeos Meriwether Lewis y William Clark a trazar un mapa del territorio obtenido a través de la Compra de Luisiana”, señala Breitbart.

Durante la sátira, una mujer que actúa de periodista, entrevista al chino acerca de los lanzamientos de prueba con armas nucleares que EE. UU. hizo en 1950,  a lo que el hombre responde fingiendo una cara de tristeza: “El gobierno estadounidense realizó pruebas nucleares en nuestro territorio”, responde el hombre “nativo”. “¡Esto es genocidio!”.

“La salud de mis compañeros de la tribu ha sido devastada. Muchas personas locales sufrieron retraso en el desarrollo, leucemia y varios tipos de cáncer”, continuó. A lo que la mujer respondió: “Eso es tan detestable”.

Justamente el régimen chino oprime a las comunidades indígenas que habitan en China, en las zonas del Tíbet, Mongolia Interior y Xinjiang, prohibiendo la cultura e idioma de estas minorías, como es el cado de la étnia uigur.

Además, el pcch mantiene una vil persecución y trabajo esclavo en campos de concentración contra los creyentes de la disciplina espiritual Falun Gong (también denominada Falun Dafa), considerada una de las más crueles, ya que involucra la sustracción forzada de órganos de las personas mientras aún están con vida.

Las propagandas para acusar y desprestigiar al enemigo es una táctica común del régimen chino para intentar lavar su imagen ante su pueblo y la comunidad internacional.

Pero como bien está siendo cada vez más evidenciado por los testimonios de víctimas del pcch y documentado por investigaciones independientes y de organismos de derechos humanos, la vil persecución a las minorías y hacia todo aquel que no comulgue con las reglas que impone el régimen, continúa. 

Vanesa Catanzaro –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.