Redacción BLesEl régimen comunista chino condenó a la periodista Zhang Zhan a cuatro años de prisión, por informar al mundo sobre el mal manejo que hicieron las autoridades chinas del virus del PCCh, detallando sobre hospitales abarrotados y las condiciones en Wuhan a principios de este año.

Zhang Zhan fue condenada por “generar  peleas y provocar problemas”, una acusación típicamente utilizada por el comunismo chino para esconder encarcelamientos ilegales asociados a la ausencia de libertad de expresión o persecución ideológica y religiosa.

Zhang Zhan, de 37 años, acorde a lo reportado por Fox News representó uno de los pocos casos públicos por una causa del estilo en China, aunque abundan las denuncias de grandes cantidades de detenciones ilegales de médicos, enfermeros y periodistas que intentaron contarle al mundo sobre las atrocidades cometidas por el régimen chino durante la pandemia en China. 

La periodista figuraba junto a un grupo de personas cuyos relatos de primera mano contaban sobre hospitales abarrotados, caos en las calles por la represión policial y persecución hasta la muerte de personas infectadas en el epicentro de la pandemia. Sus voces recorrieron el mundo al mismo tiempo que el régimen intentaba enviar un mensaje de tener controlada la situación. 

Los partidarios de la democracia protestan para instar a la liberación de 12 activistas de Hong Kong arrestados mientras navegaban hacia Taiwán en busca de asilo político y del ciudadano periodista Zhang Zhan frente a la Oficina de Enlace de China, en Hong Kong, China, el 28 de diciembre de 2020. (REUTERS/Tyrone Siu)

El abogado de la periodista, Ren Quanniu, informó que “La Sra. Zhang está siendo perseguida por ejercer su libertad de expresión”, y también aclaró que apelarán la medida.

Las críticas al manejo inadecuado de la crisis por parte del régimen chino han sido censuradas, y los denunciantes que advirtieron sobre la situación han sido callados por la fuerza. Los medios estatales han mentido al mundo entero, asegurando haber tenido éxito absoluto en el manejo de la pandemia. Sin embargo los testigos que lograron difundir su voz, denunciaron que las muertes y el caos fue mucho peor que el declarado por los medios oficiales.

Le recomendamos:

El juicio de la Sra. Zhang tomó trascendencia internacional y el PCCh lo utilizó como medida ejemplificadora contra cualquier persona que intente transmitir información al mundo sobre lo que pasa dentro de China. 

A pesar de lo popular del caso, a los periodistas extranjeros se les negó la entrada al tribunal utilizando como excusa la pandemia, según funcionarios de seguridad del tribunal. Además, las solicitudes al tribunal para liberar a Zhang bajo fianza antes del juicio y transmitir en vivo el juicio fueron ignoradas por las autoridades, dijo su abogado.

Zhang, desde febrero comenzó a subir videoclips cortos a YouTube con entrevistas a residentes, comentarios personales, imágenes de un crematorio, estaciones de tren, hospitales y del Instituto de Virología de Wuhan. 

A mediados de mayo fue detenida, y se declaró en huelga de hambre a finales de junio, según documentos judiciales reportados por Reuters. Sus abogados declararon en el tribunal que la policía le ató las manos y la alimentó a la fuerza utilizando un tubo. En diciembre su estado de salud era deplorable y estaba sufriendo dolores de cabeza, mareos, dolor de estómago, presión arterial baja y una infección de garganta severa a causa del entubamiento.

El presidente Trump ha culpado al régimen chino por su manejo del virus en las primeras etapas. Y aseguró en reiteradas ocasiones que debido al mal manejo de Beijing, la enfermedad pudo propagarse tan rápidamente por todo el mundo.

Andrés Vacca – BLes.com