Redacción BLes- El artista disidente chino Ai Wei Wei, conocido por denunciar la corrupción del Partido Comunista chino así como la violación de los derechos humanos, habría filmado un documental de manera secreta en la ciudad de Wuhan, donde los expertos indican que se originó el brote del virus PCCh.

Como ha informado Fox News, Ai habría pedido instalar en la ciudad un equipo con cámaras para llevar a cabo la filmación de la película que lleva por nombre “Coronation”, mientras que la dirección del filme la habría llevado a cabo de manera remota desde Europa.

Mediante un comunicado publicado en su sitio web oficial, el artista escribió: “A través del lente de la pandemia, ‘Coronación’ describe claramente la máquina china de control social y gestión de crisis, a través de la vigilancia, el lavado de cerebro ideológico y la determinación bruta de controlar todos los aspectos de la sociedad”.

El documental muestra a través de un mosaico de imágenes la vida común durante una época poco común y plantea la pregunta de si la sumisión debe de ser el costo de la protección, de acuerdo con The Guardian.

Como indica el medio antes citado, el filme se anuncia a sí mismo como el primer largometraje documental sobre el virus de Wuhan, un trabajo de última hora editado y producido en los últimos meses.

En el comunicado promocional del documental además se indica que muestra los cambios que tuvieron lugar en la ciudad y en un espacio individual bajo el impacto del virus; ilustrando el valor de la vida individual en el entorno político, “reflejando las dificultades que enfrentamos como individuos y países en el contexto de la globalización”.

“En última instancia, el resultado es una sociedad que carece de confianza, transparencia y respeto por la humanidad. A pesar de la impresionante escala y velocidad del bloqueo de Wuhan, nos enfrentamos a una pregunta más existencial: ¿puede la civilización sobrevivir sin humanidad? ¿Pueden las naciones depender unas de otras sin transparencia o confianza?”, añade el comunicado.

Según informó el artista disidente chino a The Associated Press, a comienzos del verano varios conocidos del artista, directores de fotografía y aficionados residentes de la ciudad le estuvieron enviando tomas desde varios ángulos sensibles de la ciudad, e incluso desde un hospital durante el estricto cierre.

Ai indica que el régimen chino encubrió encubrió intencionalmente el desarrollo de la pandemia como un secreto durante semanas, el artista agregó que “en cierto sentido, nunca cambiarán”.

Como señala Fox News, Ai fue puesto bajo arresto por las autoridades de Beijing en el 2011 y fue encarcelado durante 81 días sin explicación alguna.

Por su parte el régimen chino argumentó que su captura se debía a la evasión de impuestos, imponiéndole además una multa 2,4 millones de dólares. Luego de eso salió de China pero tiene el derecho legal de regresar a su tierra natal.

César Múnera – BLes.com