Redacción BLes– En medio del aumento de las tensiones entre Estados Unidos y el régimen chino, el primer ministro australiano, Scott Morrison advirtió sobre un posible escenario de guerra de cara a las elecciones presidenciales de los Estados Unidos programadas para el mes de noviembre.

Morrison estaba respondiendo a un artículo de Kevin Rudd, ex primer ministro de Australia y presidente de Instituto de] Política de la Sociedad de Asia en Nueva York, quien el martes afirmó que una ‘guerra caliente’ entre las superpotencias podría estallar por primera vez desde el final de la Guerra de Corea en 1953.

“Nuestra información de defensa lo expresa de manera diferente y ciertamente no tan dramáticamente como lo ha hecho Kevin”, dijo Morrison durante una entrevista con el grupo de expertos estadounidense, Aspen Institute, según The Daily Mail.

“Pero hemos reconocido que lo que antes era inconcebible y que ni siquiera se consideraba posible o probable en términos de ese tipo de resultados, ya no se considera en esos contextos”, agregó el primer ministro australiano.

Morrison se mostró en desacuerdo sobre la postura de muchos en Washington, que aseguran que los Estados Unidos se encuentra en una nueva guerra fría con China, agregando que “las circunstancias son diferentes”.

Como señala The Indian Express, Australia y Estados Unidos Comparten un tratado de seguridad bilateral, así como una alianza con India y Japón a través del Diálogo de Seguridad Cuadrilateral, el cual China ve con desconfianza.

Por otro lado, como resultado de un llamado de Australia para que se investigue de manera independiente los orígenes y las respuestas al virus del PCCh (Partido Comunista chino), las relaciones comerciales entre China y Australia han alcanzado nuevos mínimos.

Como señala Daily Mail, China respondió imponiendo aranceles de hasta el 80% a la cebada australiana, aplicó una suspensión a las importaciones para la carne de res, y pidió a los turistas que no realicen viajes a Australia como una aparente esfuerzo por dañar su economía.

Morrison señaló que se había reunido con el dictador chino Xi Jinping desde que sostuvieron conversaciones a inmediaciones de la cumbre del G-20 en Japón, en junio del año pasado.

“Lo que importa es que la relación comercial, la relación económica se puede perseguir. Eso está ocurriendo. Tiene sus frustraciones de vez en cuando”, expresó el primer ministro australiano.

El pasado mes Australia anunció un gasto de 270 mil millones en los próximos diez años para reforzar la defensa del país con equipos de última generación incluidos misiles de largo alcance y nuevos sistemas de artillería, según reportó The Indian Express.

A mediados del mes de junio Australia acusó a China de haber llevado a cabo un ciberataque masivo en el país en medio de las permanentes disputas entre las dos naciones.

Luego este mes Australia dio a conocer a adhesión de seis buques de guerra en el Mar Meridional Chino para llevar a cabo operaciones de entrenamiento antes de la gran demostración de fuerza en la región junto a la Marina de EE. UU.

La inestabilidad en la región persiste además por la actual disputa que hay entre la India y China en las montañas del Himalaya, al cual hasta ahora ha dejado al menos 20 soldados muertos.

César Munera – BLes.com