Redacción BLes – La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, urgió a China detener su “aventurismo militar” el sábado durante su discurso de Año Nuevo, y prometió continuar defendiendo la independencia de la isla, acorde a lo que reportó Reuters.

“Debemos recordar a las autoridades de Beijing que no juzguen mal la situación y que eviten la expansión interna del ‘aventurerismo militar'”, dijo Tsai el sábado en su discurso de Año Nuevo, transmitido en vivo por Facebook, señalando que estos movimientos han hecho poco por ayudar a mantener “la paz regional y la estabilidad”.

Tsai también apeló a la paz para garantizar el bienestar de sus respectivos ciudadanos, asegurando que “el ejército definitivamente no es una opción para resolver los desacuerdos” y que “el conflicto militar tendrá impacto en la estabilidad económica”.

China ha intensificado su presión militar sobre Taiwán, a la cual considera su territorio, enviando aviones militares chinos en un número históricamente elevado de incursiones en la zona de defensa aérea taiwanesa (ADIZ) en los últimos meses.

Después del discurso de la presidenta taiwanesa, el portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán en Beijing, Zhu Fenglian, dijo: “Estamos dispuestos a luchar por la perspectiva de una reunificación pacífica”.

“Pero si las fuerzas separatistas de la ‘independencia de Taiwán’ continúan provocando y coaccionando, o incluso cruzando cualquier línea roja, tendremos que tomar medidas decisivas”. 

La búsqueda de la independencia solo arrojará a Taiwán a un “profundo abismo” y provocará una “profunda catástrofe”, agregó Zhu.

Entre tanto, en su propio mensaje de Año Nuevo, el presidente chino, Xi Jinping, declaró: “La completa reunificación de nuestra patria es una aspiración compartida por personas de ambos lados del estrecho de Taiwán. Espero sinceramente que todos los hijos e hijas de la nación china unan fuerzas para crear un futuro más brillante para nuestra nación”.

Pero Taiwán es un gobierno democrático y su población, de alrededor de 24 millones de personas, elige democráticamente a sus gobernantes y rechaza las pretensiones de unificación del régimen chino para instalar el comunismo totalitario en la isla. 

La presidenta de Taiwán también mostró en su discurso el respaldo a Hong Kong, haciendo referencia a las interferencias en las elecciones legislativas y los arrestos esta semana de altos funcionarios del medio de comunicación pro democracia, que socavan las libertades y derechos de los hongkoneses.

“Nos aferraremos a nuestra soberanía, defenderemos los valores de la libertad y la democracia, defenderemos la soberanía territorial y la seguridad nacional, y mantendremos la paz y la estabilidad en la región del Indo-Pacífico”, aseguró Tsai Ing-wen.

Vanesa Catanzaro – BLes 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.