Redacción BLes – En China los padres están sometiendo a sus bebés a la remodelación de cráneos para que sean redondos porque lo consideran una tendencia de belleza.

En las redes sociales chinas los padres están debatiendo y compartiendo consejos sobre productos que están siendo promocionados para moldear la cabeza de los bebés, aunque los publicitan como ‘correctores’. 

Según los comentarios de los padres chinos, quieren evitar que sus hijos tengan cabezas planas, así que los someten a una remodelación forzada, aprovechando que los bebés tienen aún los huesos blandos, usando productos que van desde una especie de cascos a almohadas y colchonetas.

Algunos padres incluso envían a sus hijos a clínicas para que les construyan a medida ‘correctores de cabezas’. 

Según informó el South China Morning Post ( SCMP), en septiembre una madre dio los detalles de cómo sometió a su bebé a la remodelación de su cráneo en la popular red social, Xiaohongshu, que marca tendencias en China.

“Llevé a mi bebé a la corrección de la forma de la cabeza, a pesar de las protestas de mi familia” dijo la madre.

Ella contó que a su bebé le gusta dormir de costado por lo que su cabeza se volvió plana y estirada. Relató que ella trató de evitar que durmiera de lado, pero no lo logró, así es que decidió someterlo en una clínica a “corrección de la cabeza” a medida.

En la clínica le hicieron una especie de casco a partir de un molde que hicieron de yeso con las medidas exactas de su cabeza. Con dicho casco que podía ser colocado en la cabeza del bebé por varias horas al día, la cabeza iría creciendo adquiriendo su forma redondeada.

“Creo que llevar un casco en la cabeza tiene la misma función que llevar ortodoncia, que es corregir una parte del cuerpo y hacerla más bonita”, dijo la madre en la red social donde compartió su historia.

“Tengo la cabeza plana y sé lo doloroso que es para las mujeres que persiguen la belleza. No quiero que mi hija crezca y se arrepienta de esta parte de sí misma”, agregó. 

Tras estos comentarios recibió algunas críticas, pero lamentablemente también varios mensajes de aprobación.

“Nadie pondría un casco a su bebé sin motivo. El sufrimiento de ahora es para una hermosa cabeza en el futuro. Tu bebé crecerá apreciando tu esfuerzo”, dijo uno de los internautas.

 Un pediatra de la ciudad china de Nanjing dijo que los cascos se utilizan en los tratamientos hospitalarios cuando hay un problema médico en el desarrollo natural de un cráneo, pero “pero no tiene sentido corregir la forma de la cabeza de un bebé por motivos de belleza”, dijo, atribuyendo estas tendencias a un reflejo de los estados de ansiedad de los padres.

Los estándares de belleza han ido cambiando a lo largo de la historia, y hace unos años justamente las cabezas planas eran un signo de buena fortuna, por lo que también se sometía a los bebés al sufrimiento de dormir sobre superficies planas como tablas de madera o libros.

Según la cultura tradicional milenaria de China, la belleza es un reflejo del estándar moral humano. La conexión con lo divino y la pureza interior reflejaba el aspecto exterior de los chinos antiguos.

Desde hace 70 años, luego de la llegada del comunismo a China, y la “Revolución Cultural” de Mao,  esos estándares se fueron distorsionando. El PCCh (partido comunista chino) instaló el ateísmo eliminando de la memoria del pueblo chino la cultura ancestral de 5000 años, lo que trajo consecuentemente un cambió en sus estándares morales e inevitablemente, estéticos. 

Vanesa Catanzaro – BLes 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.