Redacción BLes – Las Islas del Pacífico Sur siempre fueron una región vital y estratégica para EE UU, pero ahora China tiene un interés inusual por la región insular y ha intentando convencer a 10 naciones a firmar un Pacto de Seguridad que le permitiría a China tener una base militar estratégica allí.

EE.UU, Australia, Nueva Zelanda y todas las Islas del Pacífico se pusieron alerta debido a que el mencionado pacto le concedería a las tropas militares chinas tomar la seguridad interna de cada nación firmante, supuestamente, para capacitar a la policía y brindar protección cibernética, expandir lazos políticos, realizar mapas marinos sensibles y acceder a recursos naturales en tierra y agua.

No es de extrañarse que las naciones del Pacífico pusieron en duda los aspectos favorables del acuerdo, considerando también la historia de abusos de derechos humanos del Partido Comunista Chino (PCCh), y los últimos acontecimientos que involucran al gobierno chino, como la Ley de Seguridad en Hong Kong y las severas amenazas de guerra a Taiwan.

El 30 de mayo, en Fiji, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se reunió con líderes de Las Islas del Pacifico sur para convencerlos de firmar el Pacto de Seguridad. Sin embargo, las 10 naciones rechazaron la propuesta de forma diplomática, algo que el Partido Comunista Chino (PCCh) no esperaba, de acuerdo a Breitbart a través de AFP.

Pese a que el PCCh prometió a los países firmantes millones de dólares en asistencia financiera y un lucrativo libre comercio con China, no accedieron a firmar el Pacto.

La Islas de Papua Nueva Guinea, Samoa, los Estados Federados de Micronesia y Palaos fueron las naciones que cuestionaron el Pacto, especialmente porque estos países reconocen la independencia de Taiwán.

David Panuelo, presidente de los Estados Federados de Micronesia, advirtió a los países insulares en una carta que la oferta del PCCh era “falsa” y que “aseguraría la influencia china en el gobierno” y el “control económico” en industrias clave para el desarrollo.

Según parece, China no desistirá tan fácilmente y propuso mejorar algunos puntos del pacto y hasta ofrecerles el Acuerdo La Franja y La Ruta.

Los riesgos a los que se enfrenta la región insular de firmar un Pacto de Seguridad con China

El 1 de abril, Manasseh Sogavare, primer ministro de las Islas Salomón accedió a firmar el  Pacto de Seguridad con China, lo que produjo preocupación internacional. En ese momento, Scott Morrison, primer ministro australiano, encomendó al Ministro de Desarrollo Internacional y el Pacífico, Zed Seselja, a viajar a las Islas Salomón para dar a conocer los riesgos que traería a la región el trato de seguridad con China, de acuerdo a AP.

“Hemos pedido respetuosamente a las Islas Salomón que consideren no firmar el acuerdo y que consulten a la familia del Pacífico en un espíritu de apertura y transparencia regional, de conformidad con los marcos de seguridad de nuestra región”, dijo Seselja en un comunicado.

Pero, según parece, la razón por la cual, el pacto con China le resultaría propicio a Sovagare es su idea de erosionar la democracia, sugiriendo retrasar las elecciones del próximo año y reescribiendo la constitución para continuar en el poder, lo que terminaría en un estallido social y para lograrlo se apoyaría en la seguridad del régimen chino, informó The New York Times.

Con el pacto, China protegerá sus intereses económicos en los países firmantes con sus fuerzas militares, dijo Richard Herr, profesor de derecho de la Universidad de Tasmania que ha asesorado a varios gobiernos del Pacífico.

“Y ya sea que eso signifique abrir rutas comerciales, establecer una instalación militar o firmar un acuerdo de seguridad, Beijing actuará en beneficio de sus propios intereses, en detrimento de la democracia y de un mundo abierto y libre”, dijo Charles Edel, presidente y asesor principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Australia.

Australia, vio propicio además, brindar a las Islas Salomón seguridad y sus fuerzas de paz. La policía australiana ha estado en la capital, Honiara, desde los disturbios de noviembre, según AP.

En este contexto, EE. UU, incluso abrirá nuevamente una embajada en las Islas Salomón para restablecer su presencia en el territorio insular.

Sin embargo, Sogavare no ha escuchado las advertencias de Australia, de  Estados Unidos u otras naciones insulares del Pacífico que han expresado preocupaciones. 

Por otra parte, una base de seguridad china en las Islas Salomón no solo dejaría a Australia y Nueva Zelanda expuestas en sus entradas, sino también le permitiría a China estar cerca de Guam, es decir, de las enormes bases militares estadounidenses, comunicó AP.

Actualmente, Estados Unidos tiene una fuerte presencia militar en la región a través del Comando Indo-Pacífico de EE. UU., de alrededor de 375,000 militares y personal civil, 2460 aviones y 200 buques de guerra, incluidos cinco grupos de portaaviones de ataque. También el Pentágono ha priorizado la construcción de bases militares estadounidenses en Guam y Australia para contrarrestar la influencia de China. La isla de Palau, colaborará con bases estadounidenses en su territorio,  reportó CFR

Ventajas para China con el pacto de seguridad en las Islas Salomón 

Las  islas del Pacífico siempre han sido vistas por el PPCh como un componente importante de su iniciativa la Franja y la Ruta (BRI), por ser un gran centro de carga y descarga, ya que conecta Asia con América Central y del Sur, comunicó CFR

El gobierno chino ha invertido en las Islas del Pacífico en minería, en la pesca, la acuicultura, la construcción de puertos y otras áreas relacionadas de la región. De 2010 a 2020, el comercio total de productos pesqueros entre China y las Islas del Pacífico aumentó de 35 millones de dólares a 112 millones de dólares.

Con el Pacto de Seguridad, China tendría la libertad de llevar a las Islas del Pacífico barcos, podría realizar reemplazos logísticos y hacer escala y transición en la región, según una cláusula del borrador del acuerdo con las Islas Salomón.

Pero especialmente, el Pacto de Seguridad proporcionará a China la autoridad de utilizar la fuerza militar para proteger sus intereses e inversiones, reportó The New York Times.

Funcionarios chinos han sugerido la necesidad de seguridad por ejemplo durante varios días de disturbios violentos como ocurrió en las Islas Salomón, en noviembre. Sin embargo, cualquier situación que involucre a empresas Chinas, infraestructura podría ser suficiente para estimular una solicitud de tropas chinas. 

Muchos otros países que aceptaron firmar acuerdos económicos con China podrían estar en la misma situación y acceder al ingreso del ejército chino en sus territorios.

Por otro lado, desde el punto de vista militar las Islas del Pacífico, fueron un punto central en la Segunda Guerra Mundial, y actualmente para China esta cadena de islas estratégicamente pueden desempeñar un papel decisivo para bloquear rutas de navegación vitales en el mundo.

Por Romina Garcia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.