El adoctrinamiento a los jóvenes ha sido un denominador en común bajo los regímenes comunistas, y el caso chino no es la excepción.

El mes pasado, durante su visita a una escuela primaria en la ciudad de Chenzhou, provincia de Hunan, el dictador Xi Jinping enfatizó la necesidad de inculcar “el gen rojo” en los jóvenes y “transmitir la causa revolucionaria de generación en generación”.

El sitio especializado en libertad religiosa en China, Bitter Winter, recolectó una serie de casos que exponen cómo es el adoctrinamiento “rojo” a los niños bajo el régimen chino, cuyo fin es inocular la ideología comunista y la lealtad al Partido Comunista chino (PCCh), desde el jardín de infantes.

Mantener en alto la bandera… del comunismo

El 1° de septiembre, los estudiantes de una escuela primaria de la provincia de Heilongjiang asistieron a su primera clase de educación patriótica del nuevo año escolar. En la pizarra del aula se leía un eslogan que decía: “Mantengamos en alto la bandera de los Jóvenes Pioneros, sigamos al Partido y preparémonos para luchar por la causa comunista en todo momento”.

En la pantalla electrónica junto a la pizarra se mostraban varias consignas patrióticas, como “Obedece las órdenes del Partido, sirve al pueblo, sé audaz y prepárate para luchar”.

Pero por si eso fuera poco, las autoridades le dijeron a los padres que tenían que hacer ver a sus hijos un programa de televisión coproducido por el Departamento Central de Propaganda del PCCh, el Ministerio de Educación y la Televisión Central de China, el cual exponía los “logros” del régimen en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Se ordenó a los padres que tomaran fotografías en donde se viera que sus hijos estaban viendo el programa y que redacten relatos sobre lo que habían aprendido. En este link se puede ver la imagen de la notificación enviada a los padres.

Memorizar las doctrinas comunistas

Forzar a los jóvenes a que aprendan los dogmas socialistas es algo habitual en las escuelas chinas.

Al comienzo del nuevo año escolar en una colegio primario de la ciudad de Yantai, provincia de Shandong, a los estudiantes de primer año los obligaron a memorizar los 12 valores socialistas fundamentales, es decir, las nuevas interpretaciones del socialismo chino promulgadas en el 18º Congreso Nacional del PCCh en 2012.

Sin que los niños pudieran siquiera entender qué es lo que estaban leyendo y menos aún memorizarlo, los padres se vieron obligados a separar las frases para ayudarles a memorizar los dogmas palabra por palabra y de esta forma cumplir con lo que las autoridades escolares les habían exigido.

Lo mismo sucedió con una escuela primaria de la ciudad de Jinan, en Shandong. Algunos padres dijeron que sus hijos lloraban de frustración.

“El Estado presta mucha atención a la educación patriótica, enseñando a los niños a amar al país y al Partido desde una edad temprana”, relató un padre de un estudiante del distrito Huaiyin de Jinan.

En este link se puede ver la notificación enviada a los padres a los cuales se les exige que ayuden a los niños a memorizar los valores socialistas fundamentales.

Cursos “especiales” para los más chicos

En la ciudad de Heze en Shandong, hay un centro de formación de educación nacional que organiza cursos especiales, con una duración de 2 a 40 días, para escolares de entre seis y dieciséis años sobre “amar, respetar y defender el país”. Algunas escuelas de la ciudad han enviado a sus estudiantes a asistir a clases allí.

“La cultivación del descendiente rojo debe comenzar a una edad temprana”, dijo un informante del gobierno de la ciudad.

“Es difícil transformar a los jóvenes a los 17 y 18 años. Todos tienen sus propios pensamientos entonces. Los niños son tan ingenuos, no piensan por sí mismos; por eso se les debe enseñar a amar al Partido y a defender la patria”, aseguró.

Miguel Díaz – BLes.com