Las políticas chinas de control de la natalidad podrían reducir la población de las minorías étnicas en el sur de Xinjiang en hasta un 33% durante los próximos 20 años, reafirmando la intención del PCCh de continuar con el genocidio uigur.

En un nuevo estudio académico del investigador alemán Adrian Zenz, se encontró que bajo las políticas de control de natalidad de China en Xinjiang, la población de minorías étnicas en el sur de la región caería a entre 8 y 10 millones de personas para 2040, en comparación a los 13,1 millones que hay hoy.

Este nuevo estudio es el primer artículo académico revisado por pares sobre el impacto a largo plazo en la población de la represión de China contra los uigures y otros grupos minoritarios en Xinjiang.

“Esta investigación y análisis realmente muestra la intención detrás del plan a largo plazo del gobierno chino para la población uigur”, dijo Zenz a la agencia de noticias Reuters.

Zenz es investigador de la Victims of Communism Memorial Foundation, una organización anticomunista con sede en Washington D.C. que se describe a sí misma como “dedicada a perseguir la libertad de quienes aún viven bajo regímenes totalitarios”.

Situación actual de la minoría uigur

Los uigures son una etnia asiática de religión musulmana oriundos de la región de Xinjiang, cuya cultura e identidad está siendo erradicada por el Partido Comunista Chino (PCCh).

La doctrina comunista china es que la religión debe estar prohibida, se debe hablar chino mandarín y no pueden haber culturas propias distintas a la china central, esto es para lograr “una moral acorde a las enseñanzas de Xi Jinping”, el dictador del país.

Así, desde hace unos cuántos años, el régimen chino ha instalado en Xinjiang “campos de reeducación” donde se realiza un exterminio de los uigures, donde se los indoctrina en abandonar su cultura, cambiar su idioma, abandonar su religión y, además, realizar trabajos forzados. Los que se niegan son fusilados.

Actualmente, el régimen instalado en Beijing tiene a alrededor de 1,5 millones de hombres, mujeres y niños encerrados en estos “campos de reeducación” bajo extremo sometimiento físico y mental con el absurdo argumento de “luchar contra el extremismo religioso” y la “transformación del pensamiento”.

Según la investigación de Zenz, las políticas de control de la natalidad de China podrían aumentar la población Han en el sur de Xinjiang, de su nivel actual del 8,4% a aproximadamente el 25% para 2040, reemplazando a los uigures en su hogar de origen.

Además de estas atrocidades, en Xinjiang se instauró un estricto control poblacional desplomando la tasa de natalidad un 60% en tan solo unas décadas.

También le recomendamos: Ofrendas sangrientas: El secreto detrás de la longevidad de los líderes comunistas chinos (Video)

Ad will display in 09 seconds

Desde 2015, el límite de hijos por mujer es de 2, y muchas han sido esterilizadas en los más de 1300 “campos de reeducación” antes de llegar a este punto.

En su informe, Zenz escribe que para 2019 las autoridades de Xinjiang “planearon someter al menos al 80% de las mujeres en edad fértil en las cuatro prefecturas minoritarias rurales del sur a cirugías intrusivas de prevención del parto, refiriéndose a los DIU o esterilizaciones”.

Por Nicolás Promanzio para la Derechadiario.com.ar