Redacción BLes – Un investigador experto en seguridad nacional y director de un centro de estudios estratégicos de Washington DC, dijo que Estados Unidos debería incorporar sensores espaciales para detectar y contrarrestar los nuevos misiles hipersónicos con capacidad nuclear que tiene en su poder el régimen chino, según Taiwán News.

Tom Karako hizo un análisis de las características de los nuevos misiles hipersónicos de China y las graves implicancias que podrían tener en la seguridad de EE. UU., durante una sección de podcast del American Enterprise Institut del 10 de noviembre de 2021, titulado “¿Qué está pasando con los misiles hipersónicos de China? 

Karako, es miembro principal del Programa de Seguridad Internacional y director del Proyecto de Defensa de Misiles en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS). 

La recomendación de política estratégica que el investigador dio a EE. UU. fue luego de conocerse que  el ejército chino había ensayado una maniobra que podría evadir las defensas antimisiles de EE. UU. 

“En agosto pasado, supimos que China probó un misil hipersónico con capacidad nuclear que dio la vuelta al mundo antes de dirigirse hacia su objetivo. Esta capacidad de armas avanzadas sorprendió a muchos en la comunidad de inteligencia de EE. UU. Y ha provocado preguntas y preocupaciones sobre el verdadero alcance de la modernización militar de China”, se lee en la presentación del podcast. 

Para el investigador, lo que hace que estos sistemas de misiles sean tan peligrosos es la capacidad de maniobrabilidad combinada con la velocidad y la capacidad de dirigirse a través de una porción de la atmósfera donde las defensas aéreas de Estados Unidos son más débiles.

Según explicó Karako, estos misiles tienen capacidad de deslizarse “por debajo de donde funcionan nuestros interceptores de defensa antimisiles exoatmosféricos, pero también por encima de los aviones y de muchas de nuestras defensas aéreas de nivel inferior”.

Además explicó que no son predecibles como los misiles balísticos intercontinentales. La diferencia radica en que estos últimos tienen trayectorias conocidas, las cuales forman un “arco circular”, por lo que esto facilita la detección y por ende la capacidad para  interceptarlos. 

Respecto a la alta capacidad de maniobrabilidad, que les proporciona más peligrosidad, dijo que se debe a que se asemejan a los bombarderos, en cuanto a que “no sabes hacia dónde va a girar de un minuto a otro”.

No obstante aseguró que, si EE. UU. despliega sensores espaciales, en vez de terrestres, plantearía una solución para aumentar la capacidad de detección de estos misiles chinos, que es una de las mayores deficiencias que presenta actualmente. 

Pero aunque indicó la importancia de perseguir esta tecnología para la vital solución de la detección, reconoció que interceptarlos y destruirlos será lo más difícil, aunque declaró que es optimista en cuanto a que EE. UU. podrá resolver una manera de contrarrestar la amenaza del ejército chino, y que está escribiendo un documento de investigación para contribuir con alguna solución. 

Aunque recalcó también que el misil hipersónico de Beijing, no es la única pieza armamentística estratégica del régimen que amenaza la seguridad mundial, sino la combinación de sus armamentos “desde los aviones hasta los barcos, pasando por los misiles subsónicos y la balística” y  una “imaginativa combinación que pueden utilizar” para poner en peligro a las fuerzas de cualquier país. 

“Se trata realmente de la capacidad de China… para ponernos en peligro, hacernos retroceder y alterar el cálculo de Estados Unidos”, dice el investigador. 

Así es que para él, encontrar una solución respecto de los misiles hipersónicos, aborda directamente el papel que tiene Estados Unidos en el mundo. 

Vanesa Catanzaro – BLes 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.