Redacción BLes – En el año 2018 la Sra. Li Xiujan, de 57 años, fue arrestada por las autoridades de la ciudad de Yushu, perteneciente a la provincia de Jilin, China. La Sra. Li es practicante de la disciplina espiritual Falun Dafa, también conocida como Falun Gong.

Al igual que con muchas personas que desean aprender y beneficiarse con esta disciplina de la escuela Buda, ella sufrió la intensa persecución que se ha dado en contra Falun Dafa desde el año 1999 por parte del régimen comunista chino.

[La desgarradora historia de la mujer que perdió a su bebé por deshidratación: “No tenía idea que no que estaba tomando suficiente leche”]

La Sra. Li ofreció el relato del sufrimiento que le tocó vivir a la página web Minghui, un portal dedicado a recopilar las experiencias de aprendizaje de aquellos que comenzaron su camino en esta disciplina espiritual, así como también dar los detalles del prolongado sufrimiento que han padecido en China los practicantes bajo el régimen comunista chino.

La Sra. Li cuenta que el 13 de junio del 2018 llegaron hasta la puerta de su casa unas personas que decían ser de la compañía de agua y que deseaban revisar el medidor.

Sin embargo una vez que abrió, se encontró de frente con cuatro agentes vestidos de civil que le mostraron sus identificaciones y le aseguraron que estaban ahí por una denuncia que alguien había interpuesto en su contra.

Según cuenta la mujer, los oficiales irrumpieron en su hogar y confiscaron su computadora, así como también su impresora, los libros de Falun Dafa y algunos otros materiales relacionados.

Los practicantes de París exponen al régimen a intenta comunista al forzar a los practicantes de Falun Gong a renunciar a su creencia en la Verdad, la Compasión y la Tolerancia mediante el empleo de varios métodos de tortura inhumanos / Imagen: minghui.org
Los practicantes de París exponen al régimen comunista al querer forzar a los practicantes de Falun Gong a renunciar a su creencia en la Verdad, la Compasión y la Tolerancia mediante el empleo de varios métodos de tortura inhumanos / Imagen: minghui.org

Cuando quisieron esposarla, ella en un principio se negó, pero luego llegaron otros dos oficiales que la esposaron y la llevaron a la fuerza hasta el vehículo patrullero que se encontraba en la entrada de la casa, su marido también fue arrestado.

De esa manera la Sra Li fue a parar al centro de detención de la ciudad de Yushu, siendo ingresada a las 11 de la noche. Las acciones arbitrarias de las autoridades llevaron a que la señora Li comenzara con una huelga de hambre a modo de protesta.

Como señala en su relato brindado a la página web Minghui, la decisión de la señora Li provocó que las autoridades comenzaran a alimentarla a la fuerza tres veces mientras estaba en el centro de detención.

Ella fue llevada hasta la sala médica y allí los guardias en compañía de una enfermera la ataron a una silla y le metieron un tubo por la nariz que iba directo al estómago, así la alimentaron.

De ese modo le suministraron lo que ella cree que era un tipo de frijol en polvo, leche, junto con alguna medicina desconocida. Las sesiones de alimentación forzada duraban una hora y durante ese tiempo recibía insultos de parte del doctor, según contó la señora Li a Minghui.

Las arduas sesiones terminaron provocando un agotamiento evidente en la Sra. Li, ella dice que comenzó a tener la visión borrosa además de sentirse fatigada y débil físicamente, también sentía zumbidos en los oídos.

Según indicó el portal que informa sobre los abusos del régimen comunista chino, sus males estarían relacionados con los efectos tóxicos de la extraña droga que le suministraban.

La señora Li además cuenta que luego de cada sesión la ataron con una camisa de fuerza que mantenía sus brazos y manos sujetos a su espalda, lo cual le provocaba un tremendo dolor, un dolor tan intenso que condujo a que una vez gritara, pero los encargados solo le apretaron la camisa de fuerza aún más.

De acuerdo a las palabras que compartió la señora Li con Minghui, los carceleros llegaron a dejarle la camisa de fuerza por varios días, lo cual se volvió insoportable para ella, dice que no podía dormir de lado ya que la posición en la que se encontraban sus brazos, debido a las esposas, no se lo permitía.

Llegó incluso a sentir su corazón muy incómodo y sus brazos se hincharon considerablemente hasta el punto de ponerse azules por la mala circulación, su dolor no cesaba.

[El gobierno de China prohíbe tomar vuelos a más a 2,5 millones de chinos]

La señora Li señaló que en una ocasión le esposaron por las manos y por los pies, provocando que no se pudiera mover en lo absoluto, eso condujo a que finalmente aceptara colocarse un traje de reclusa cuando se le presentara una urgencia y necesitara ir rápidamente al baño.

Por otro lado, mientras su marido estaba en interrogatorio, los agentes lo amenazaban con que lo pondrían bajo arresto si no respondía las preguntas acerca del origen de los materiales confiscados que guardaban una relación con Falun Dafa.

De acuerdo con Minghui, su esposo no asistió al juicio que tuvo el 23 de enero del 2019, en donde el fiscal leyó el veredicto en su contra y fue condenada a un año de prisión, más una multa de 5000 yuanes.

La Sra. Li apeló dicho veredicto ante el tribunal intermedio de la ciudad de Changchun, sin embargo se la rechazaron. Según indicó en su relato, la Sra. Li fue puesta en un centro de detención por cuatro meses más y luego fue liberada a finales del mes de mayo del año en curso.

¿Qué es Falun Dafa?

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong es una disciplina espiritual de la escuela Buda que comenzó a ser transmitida en China en el año 1992 por el maestro de la práctica, el Sr. Li Hongzhi. Desde entonces el número de personas que comenzó a sentir afinidad hacia la disciplina se incrementó debido a que esta se rige bajo los principios universales Zhen, Shan, Ren (Verdad, Compasión y Tolerancia).

Mucha gente sintió que al poner en práctica dichos principios que apuntan a elevar el carácter moral, junto con las ejercicios de meditación suave, sus vidas comenzaron a tomar otro sentido, brindando un bienestar significativo, llevando a que muchos de ellos recuperaran poco a poco su salud y vitalidad.

Practicantes de Falun Gong en la ciudad de Weifang, provincia de Shandong hacen una demostración de los ejercicios / Imagen: minghui.org
Practicantes de Falun Gong en la ciudad de Weifang, provincia de Shandong hacen una demostración de los ejercicios / Imagen: minghui.org

Sin embargo, a partir del 20 de julio de 1999, el régimen comunista chino inició una campaña de desprestigio contra Falun Dafa, dado que se estaba volviendo muy popular entre las personas y en ese mismo sentido el gobierno sintió que el sistema comunista perdía legitimidad y poder entre los ciudadanos, por lo tanto empezó a perseguir a cada practicante o persona que se mostrara afín a la práctica hasta la actualidad.

Dicho fenómeno de represión se ha visto recrudecido por años e incluso ha sido tema de debate de distintos grupos y personas afines al tema de los derechos humanos a nivel internacional, quienes pusieron la mira sobre la represión que han estado sufriendo las personas en China por profesar su fe.

También te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China.

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__