Una familia que una vez era feliz en la ciudad de Yingkou, la provincia de Liaoning fue destrozada después de que el régimen comunista chino comenzó a perseguir a Falun Gong en julio de 1999.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es un sistema de auto-mejora que consiste en la meditación y está basado en los principios de verdad, compasión y tolerancia.

La matriarca de la familia, la Sra. Wang Aiyun, una maestra de primaria jubilada, una vez sufrió de problemas neurológicos y sufrió años de mareos, fatiga y mal apetito. Ningún tratamiento médico ayudó, pero sus síntomas desaparecieron después de que comenzó a practicar Falun Gong en 1995. Su milagrosa recuperación inspiró a su esposo y a sus hijos para que también comenzaran a practicar Falun Gong.

La Sra. Wang y sus seres queridos fueron arrestados repetidamente por negarse a renunciar a Falun Gong después de que la persecución comenzó en 1999. Fue forzada a ingerir drogas desconocidas durante su detención en 2003 y sufrió una hemorragia cerebral que provocó la parálisis de un lado de su cuerpo. Ella sigue postrada en cama hasta el día de hoy.

La Sra. Wang Aiyun, su esposo y dos nietos. (Foto: Minghui.org)
La Sra. Wang Aiyun, su esposo y dos nietos. (Foto: Minghui.org)

Su hijo mayor fue condenado a dos años de trabajos forzados en el año 2000. Su hijo menor también fue detenido varias veces. Su hija y su yerno fueron condenados a 5 y 7 años de prisión tras su detención en 2010.

El esposo de la Sra. Wang, que también fue blanco de ataques por su fe en Falun Gong, murió después de sufrir años de persecución contra él y sus seres queridos.

Drogados en custodia y discapacitados desde 2003

“Desde que comenzó la persecución, nuestra vida familiar ha sido miserable: fuimos acosados por la policía todos los días y observados constantemente”, recuerda la Sra. Wang. La policía venía a menudo a saquear su casa. Wu Jiwen y Wang Guo’an estaban entre los oficiales que a menudo iban a acosarla.

Esto llevó a la ansiedad y al insomnio de la Sra. Wang. “Cada vez que oía las camionetas de la policía, mi corazón latía con fuerza”, dijo. Su marido también estaba estresado y deprimido debido al acoso constante. Después de cada saqueo de casa, debía ser hospitalizado con problemas cardíacos.

La primera detención de la Sra. Wang tuvo lugar a finales de 1999. Oficiales del Departamento de Policía de Yikou y del Departamento de Policía de Xiongyue saquearon su casa y la llevaron al Centro de Detención de Gaizhou, donde estuvo recluida durante 15 días.

Cuatro oficiales del Departamento de Policía de Bayuquan llegaron en agosto de 2003. La arrastraron mientras aún estaba en pijama y la enviaron al Departamento de Policía de Bayuquan. Más tarde fue trasladada a un centro de detención, tenía problemas para retener la comida y se desmayó dos veces.

Después de que la Sra. Wang recobró el conocimiento por segunda vez, no pudo evitar gritar de dolor. “Hay una orden de los oficiales superiores de que no se le permita hacer ruido aquí,” dijo un oficial, “Si usted muere, simplemente sacaremos su cuerpo”.

Diez días después, la policía de Bayuquan llevó a la Sra. Wang, que aún estaba muy débil, al campo de trabajo de Masanjia para cumplir un año de condena. Fue forzada a tomar drogas desconocidas y en un lapso de dos meses ya estaba en estado crítico. Tuvo una hemorragia cerebral y quedó paralizada en un lado del cuerpo. Desde entonces no ha podido valerse por sí misma.

Con la muerte de su esposo y los niños maltratados por su creencia, la Sra. Wang permanece en cama. (Foto: MInghui.org)
Con la muerte de su esposo y los niños maltratados por su creencia, la Sra. Wang permanece en cama. (Foto: MInghui.org)

Maltrato de otros miembros de la familia

Además de la Sra. Wang, otros cinco miembros de la familia también sufrieron enormemente por su creencia en Falun Gong.

Su hijo mayor, el Sr. Sun Shicheng, fue a Beijing en noviembre de 2000 para apelar por Falun Gong. La policía local de Yingkou lo llevó de vuelta y lo esposó a una cama de tal manera que no podía levantarse, sentarse o acostarse a dormir. Como resultado, sus manos quedaron magulladas. Al día siguiente fue trasladado al Departamento de Policía de Gaizhou y detenido otros 15 días. Una semana después de su liberación, la policía de Xiongyue lo llevó al campo de trabajo de Yingkou para cumplir un período de dos años. El 7 de diciembre de 2003, fue arrestado de nuevo y enviado al Centro de Lavado de Cerebro de Yingkou.

El Sr. Bi Shijun, yerno de la Sra. Wang, fue detenido durante un mes por ir a Beijing a apelar por Falun Gong, seguido de una detención de tres años en un campo de trabajo. El 8 de julio de 2004, fue enviado al Centro de Detención de Bayuquan, donde permaneció 15 días. Fue detenido de nuevo el 23 de septiembre de 2009 y condenado a 7 años de cárcel en la prisión de Dalian en 2010.

La esposa del Sr. Bi, la Sra. Sun Li, fue arrestada junto con él el 23 de septiembre de 2009. Su casa fue saqueada. Fue sentenciada a 5 años de prisión en julio de 2010. Cuando se negó a salir de la camioneta de la policía para ser llevada dentro de la Prisión de Mujeres de Shenyang, fue llevada de nuevo al Centro de Detención de Yingkou, donde fue colgada como una forma de castigo.

La solicitud de la Sra. Wang de visitar a su hija, la Sra. Sun, fue denegada. La Sra. Sun fue enviada más tarde a la prisión, donde fue sometida a más torturas y abusos. En el invierno helado, la obligaban a quitarse la ropa y a permanecer descalza junto a la ventana abierta. Como resultado, desarrolló problemas cardíacos y estuvo en estado crítico muchas veces.

Con el Sr. Bi y la Sra. Sun en prisión, su hijo en edad escolar primaria quedó desatendido. Tuvo que dejar la escuela y se fue al campo a vivir con su abuela paterna.

El hijo del Sr. Bishijun y la Sra. Sun Li fue obligado a abandonar la escuela. (Foto: Minghui.org)
El hijo del Sr. Bishijun y la Sra. Sun Li fue obligado a abandonar la escuela. (Foto: Minghui.org)

El hijo del Sr. Bishijun y de la Sra. Sun Li fue obligado a abandonar la escuela.

Menos de tres meses después de la detención de su hija y su yerno, la policía fue a la casa de la Sra. Wang para acosarla.

El hijo menor de la Sra. Wang también fue detenido por practicar Falun Gong.

Su marido murió después de sufrir detenciones y torturas y de la preocupación por su esposa e hijos.

Con su esposo fallecido y sus hijos maltratados por sus creencias, la Sra. Wang sigue postrada en cama.

A pesar de la media parálisis de la Sra. Wang, se vio obligada a, con mucha dificultad, caminar para tratar de conseguir la liberación de su hija detenida y su yerno. Con el continuo estrés físico y mental, ahora ya es incapaz de caminar y no puede cuidar de sí misma.

Este artículo fue publicado en Minghui.org.

Falun Dafa (también llamado Falun Gong) es una práctica avanzada de auto-cultivación basada en la enseñanza de la Escuela de Buda, fundada por el Sr. Li Hongzhi, maestro de la práctica. Es una disciplina en la que la asimilación a las más altas cualidades del universo – Zhen, Shan, Ren (Verdad, Compasión, Tolerancia) – es el fundamento de la práctica.