Redacción BLes – “Tu primo fue torturado por un guardia en prisión el 30 de abril. Lo golpearon hasta dejarlo inconsciente y lo enviaron a un hospital. No sé cómo está ahora, deberías de ir a verlo lo antes posible”.

Esas fueron las palabras que escuchó del otro lado del teléfono el primo del Sr. Zhang Fuhai, un prisionero de conciencia sentenciado por el régimen chino al confesarse abiertamente como practicante de la disciplina espiritual Falun Dafa.

La experiencia del Sr. Zhang fue detalla por Minghui, un sitio especializado en reportar sobre Falun Dafa y la persecución que sufren los practicantes de esta disciplina de la Escuela Buda por parte del régimen comunista chino.

Los manifestantes recrean los abusos a los derechos humanos que tienen lugar en las cárceles chinas en un evento en la Plaza de Seúl, Corea del Sur, el 20 de julio de 2014, para crear conciencia sobre la persecución contra Falun Gong en China. (Jarrod Hall / Epoch Times)
Manifestantes recrean los abusos a los derechos humanos que tienen lugar en las cárceles chinas en un evento en la Plaza de Seúl, Corea del Sur, el 20 de julio de 2014, para crear conciencia sobre la persecución religiosa contra la disciplina espiritual Falun Dafa en China. (Jarrod Hall / Epoch Times)

Golpeado hasta quedar inconsciente

Como lo señala el sitio web Minghui, el Sr. Zhang se convirtió en testigo de los métodos de tortura a los que son sometidos los practicantes de Falun Dafa en China el 26 de noviembre del 2017, cuando recibió una condena a dos años y diez meses en prisión por rehusarse a renunciar a su fe en aquella disciplina de la Escuela Buda que ganó tanta popularidad en los años 90 en China, pero que fue condenada y perseguida por el régimen comunista a finales del siglo XX.

Luego de un tiempo privado de su libertad, el Sr. Zhang pasó a ser admitido en la prisión de Fengtun el 29 de noviembre del 2018, los días allí serían una página más en el archivo de su condena, pero no fueron menos que un verdadero tormento ya que fue electrocutado varias veces con picanas, aguantó intempestivos baños de agua fría, además de una serie de golpes y bofetadas propinadas por los carceleros cuando se negaba a someterse a trabajos esclavos sin recibir pago alguno.

Demostración de la tortura: descarga eléctrica con picanas eléctricas.
Demostración de la tortura: descarga eléctrica con picanas eléctricas.

Una de esas golpizas fue tan brutal que el Sr. Zhang quedó inconsciente, la intensidad de los golpes no tenían una razón distinta a su reiterativa de mantener su fe intacta en Falun Dafa; inhábiles para conseguir una manera de quebrantar su espíritu procedieron entonces a vulnerar su cuerpo, hasta que su conciencia simplemente se desvaneció.

Cuando el primo del Sr. Zhang recibió la llamada anónima anunciando el estado de aquel hombre torturado, la voz al otro lado del teléfono también le dio a conocer su nombre y algunos otros detalles: “Puedo ser testigo para tu familia”.

Fue el padre del Sr. Zhang quien acudió al día siguiente a la prisión para ver en qué estado se encontraba su hijo, exigió a los oficiales que trajeran a su hijo ante su presencia, sin embargo de su parte sólo recibió una serie de excusas cuyo único fin eran el de privar a aquel padre de la evidencia concreta del cuerpo de su hijo, magullado por los golpes.

4 casos de escalofriantes torturas sexuales a practicantes de Falun Dafa documentados por el abogado Gao Zhisheng
Imagen ilustrativa

Y aunque no le quedó más de otra que retirarse de aquel sombrío lugar, regresó a los tres días con la prueba de la llamada que recibió el primo del Sr. Zhang confirmando su deplorable estado de salud. La grabación que escucharon los oficiales detallaba los numerosos abusos a los que había sido sometido; el padre del Sr. Zhang exigió nuevamente a los oficiales la presencia de su hijo.

En un estado que se podría describir como producto de la angustia, la resignación y tal vez un poco de consuelo, el anciano padre expresó: “Debo ver a mi hijo hoy si está vivo, o su cuerpo si está muerto”. El subdirector de la prisión, llamado Li Ming, le dio instrucciones para que acompañaran al padre del Sr. Zhang hasta la cámara de vigilancia del baño.

Allí le enseñaron la pantalla del monitor en la que se veía al Sr. Zhang caminando con dificultades, apoyado contra una pared y casi imposibilitado para erguirse, las imágenes dejaron una rotunda impresión en el padre de aquel hombre moribundo y seguidamente hicieron que se alterara, nuevamente exigió a los carceleros ver a su hijo, de lo contrario los reportaría ante sus superiores. Sólo de esa manera fue posible que finalmente le concedieran un encuentro personal con su hijo.

No sólo fue la impresión de encontrarse finalmente frente a su hijo sino también verlo tan demacrado, sin poder levantar los brazos y claramente golpeado en la cabeza. El Sr. Zhang le dijo a su anciano padre que lo habían puesto en confinamiento solitario tan sólo una semana después de salir del hospital.

Actualmente los practicantes de Falun Dafa en China continúan sufriendo todo tipo de torturas en los centros de detención
Actualmente los practicantes de Falun Dafa en China continúan sufriendo todo tipo de torturas en los centros de detención

El anciano cuestionó a Li Ming por haber permitido que dejaran a su hijo en cuarentena, más aún en aquellas condiciones, pero Li afirmó no tener conocimiento alguno de lo que había pasado con el Sr. Zhang, al mismo tiempo le dio al hombre mayor la negativa cuando este le pidió que dejara en libertad a su hijo inmediatamente.

Para calmar al hombre visiblemente alterado, el subdirector de aquel centro de detención sólo le prometió al anciano que le proporcionaría a su hijo tratamiento médico para curar sus heridas y le prometió que podría ir a visitar a su hijo cuando quisiera.

Aquel día el Sr. Zhang había contado con un poco de suerte pues en aquella prisión a varios familiares de practicantes detenidos y torturados se les negó la posibilidad de verlos para saber si por lo menos aún se encontraban con vida o si sólo se podían conformar con el cadáver maltratado de sus amados.

Qué es Falun Dafa y por qué es perseguido en China

Persecución a los practicantes de Falun Dafa en China
Persecución a los practicantes de Falun Dafa en China

Falun Dafa es una disciplina de la Escuela Buda que cultiva el cuerpo y la mente enfatizando la continua mejora del carácter moral, además cuenta con una serie de ejercicios suaves y una meditación. Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, comenzó a transmitirse al público en el año de 1992 por el Sr. Li Hongzhi. Sus amplios beneficios para la salud y la mejora que propone en el carácter moral, llevó a que se presentara un exponencial crecimiento en número de personas sumando 100 millones de practicantes en China.

Sin embargo el amplio crecimiento que estaba presentando la disciplina en China fue visto por el entonces ex dirigente y cabecilla del partido comunista chino Jiang Zemin como una amenaza latente, por lo que a partir del 20 de junio de 1999 se autorizó una masiva campaña de difamación contra la práctica, dando paso a una intensa persecución que hoy en día ha provocado la muerte de millones.

También te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoPlayerId=8af324729

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

Video Destacados