Redacción BLes – Yang Zhongsheng es una mujer originaria del condado de Raoyang, situado en la provincia de Hebei, China. Al igual que muchas personas que han sido condenadas por su fe por el régimen comunista chino, ella se convirtió en una de las víctimas de la campaña de persecución religiosa contra Falun Gong (también conocido como Falun Dafa) desde el año 1999.

Según detalló el sitio web Minghui, encargado de informar el día a día de millones de practicantes de Falun Dafa perseguidos y torturados, la Sra. Yang fue arrestada nuevamente el 28 de agosto del 2019 en un mercado de Raoyang.

[La macabra historia que se esconde detrás de los 568 trasplantes de riñón que realizó un cirujano chino]

Un testigo que presenció el momento en el que los oficiales detuvieron a la mujer, describió cómo recibió maltrato de su parte en plena calle, indicando que uno de ellos incluso se sentó sobre su cuerpo mientras estaba tumbada en el suelo.    

Los oficiales de la estación de policía de Tongyuexiang además habrían allanado su hogar antes de detenerla y enviarla al centro de detención de Hengshui, en donde ha permanecido privada de su libertad hasta la fecha.

Millones de practicantes de la pacífica disciplina de la escuela Buda han sido detenidos arbitrariamente en China por defender su creencia y su fe / Imagen: minghui.org
Millones de practicantes de la pacífica disciplina de la Escuela Buda llamada Falun Dafa han sido detenidos arbitrariamente en China por defender su creencia y su fe / Imagen: minghui.org

Como señala Minghui, la Sra. Yang anteriormente había sido capturada en cuatro ocasiones y enviada a centros de lavado de cerebro, además también estuvo retenida en centros de trabajo forzado por dos años.

[Senador estadounidense alertó sobre la “brutal y aterradora” sustracción forzada de órganos en China]

Yang Zhongsheng comenzó a practicar Falun Dafa en febrero de 1997, a partir de entonces rápidamente fue experimentando considerables mejoras en su estado de salud.

A solo una semana de poner en práctica los suaves ejercicios de meditación, sintió que ya no tenía dolores físicos. Se recuperó del insomnio, del dolor de cabeza, la neurastenia y sus problemas cardíacos mejoraron.

Su esposo, quien también comenzó la práctica, decidió abrir una barbería en el año 1994. Sin embargo, 5 años después, el régimen ateo-comunista chino, comenzó a difamar y a prohibir la práctica de Falun Dafa, por lo que terminó siendo arrestado. El negocio, que era vigilado todo el día, fue saqueado una semana tras su captura en el marco de una intensa persecución religiosa que se extendió por todo el país.

Hasta entonces, siendo consciente de la condición de su marido y habiendo experimentado los amplios beneficios de la disciplina espiritual, la Sra. Yang emprendió un viaje hasta Beijing para apelar por el derecho a profesar su fe.

Practicantes de Faun Dafa, realizan una apelación pacífica por el fin de la persecución a la disciplina / Imagen: minghui.org
Practicantes de Faun Dafa realizan una apelación pacífica por el fin de la persecución hacia la disciplina / Imagen: minghui.org

En Beijing terminó siendo arrestada y luego trasladada hasta un centro de detención en donde tuvo que pasar la noche, esposada a un tubo de calefacción por horas. Ese mismo día fue llevada de nuevo hasta Raoyang para ser reubicada en el centro de detención de allí.

[Decenas de creyentes denuncian ante la ONU dos décadas de genocidio religioso en China]

En aquel lugar fue víctima de maltrato verbal y tuvo que soportar ser encadenada a una silla por largas horas. La policía hizo constantes amenazas de que la forzarían a desfilar por las calles y dos semanas más tarde fue enviada a otro centro de lavado de cerebro en donde permaneció por varios meses.

Como indica Minghui, ni bien empezó el invierno del 2000, la Sra Yang y su esposo fueron retenidos de nuevo y remitidos al centro de lavado de cerebro de Raoyang, pero luego de un mes y medio, a ella la trasladaron al centro de detención de Anping. Allí comenzó una huelga de hambre en protesta contra la persecución y fue puesta en libertad al siguiente mes.

Sin embargo, solo pasó dos días en libertad para que nuevamente la detuvieran y llevaran hasta un centro de lavado de cerebro en donde estuvo dos meses. Mientras tanto, sus padres fueron extorsionados por 10.000 yuanes (1.400 dólares estadounidenses). La familia afrontó significativas pérdidas económicas.

Para el año 2001, escribió algunas cartas al Secretario del Partido Comunista del condado de Raoyang y también al jefe de policía, pidiendo la devolución de un monto de 300.000 yuanes (42.300 dólares estadounidenses) que les habían extorsionado a practicantes locales de Falun Dafa.

La Sra. Yang otra vez fue detenida en el mes de septiembre del 2001 mientras trabajaba en una fábrica textil privada. Estando en el centro de detención de Raoyang fue atacada con objetos contundentes. Como indica Minghui, un día intentó liberarse de las esposas y ello conllevó a una serie de golpizas, incluso arrancaron parte de su cabello.

Estando en el centro de lavado de cerebro de Wuqiang, fue golpeada y luego esposada con grilletes, obligada a permanecer en una posición muy incómoda durante horas en las que no podía ni ponerse erguida ni dormir. El director de aquel lugar ordenó que fuese alimentada a la fuerza con heces y orina.

Luego fue trasladada nuevamente a Raoyang para ser puesta en libertad 17 días después. Para diciembre del 2001 ella y su esposo fueron detenidos mientras repartían algunos materiales informativos sobre Falun Dafa. 

Si bien consiguió escapar, no pudo volver a su hogar y meses más tarde su nombre figuraba en la lista de buscados, ya que habían descubierto que la Sra. Yang tenía en mente interponer nuevamente una denuncia.

En cuanto a su esposo, Minghui señala que lo sentenciaron a labores en un campo de trabajos forzados por tres años. Allí tuvo que soportar el frío del invierno mientras soportaba la intemperie del clima metido en una jaula, esto le causó una mielitis (inflamación de la médula espinal) y sus piernas se congelaron.

Practicantes de Falun Dafa llevan a cabo un dramatizado en una vía pública para generar consciencia sobre las toruras y agresiones que sufren quienes hacen la disciplina en China / Imagen: minghui.org
Practicantes de Falun Dafa llevan a cabo una demostración en una vía pública para generar conciencia sobre las torturas y agresiones que sufren quienes hacen la disciplina en China / Imagen: minghui.org

Fue puesto en libertad condicional por un año debido a su condición de salud. Mientras tanto su hijo de 5 años y su suegra recibían las constantes amenazas de las autoridades.

En 2002 la anciana madre de la Sra. Yang fue acosada de tal manera que le provocaron un trauma, el cual derivó en una enfermedad cardíaca. Ella no podía escuchar el ruido de las motos porque temblaba de miedo pensando que arrestarían de nuevo a su hija.

Ese mismo año detuvieron a la Sra. Yang, haciendo que soportara brutales torturas que involucraron electrocuciones, perder las uñas de sus pies y sufrir golpes por todo su cuerpo. Sus heridas son visibles aún al día de hoy. Ella paso un tiempo libre luego de que la soltaran de un campo de trabajo forzado en el 2004.

Para el año 2008, intentaron otra vez ponerla bajo arresto; sin embargo la Sra. Yang, consiguió escapar, lo que hizo que las autoridades se contactaran con sus suegros para hostigarlos.

¿Qué es Falun Dafa?

Falun Dafa, también llamado Falun Gong, es una disciplina espiritual de la Escuela Buda que fue introducida en el año 1992 por el Sr. Li Hongzhi.

Esta disciplina que se fundamenta en los principios universales de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, logró una fuerte aceptación en China debido a sus beneficios para la salud del cuerpo y la mente, atrayendo a una cantidad estimada de 70 a 100 millones de practicantes en el país asiático.

Ante de que comenzara la brutal campaña de persecución contra la práctica de Falun Dafa, millones de ciudadanos chinos encontraron sus beneficios para la salud y para sus vidas en general / Imagen: minghui.org
Antes de que comenzara la brutal campaña de persecución contra la práctica de Falun Dafa, millones de ciudadanos chinos encontraron sus beneficios para la salud y para sus vidas en general / Imagen: minghui.org

Hoy en día esta disciplina es practicada libre y abiertamente en más de 120 países alrededor del mundo. Sin embargo, en China quienes siguen esta creencia siguen siendo brutalmente perseguidos en una campaña de persecución que ya lleva 20 años, desde que en 1999 el exdictador del Partido Comunista Chino, Jiang Zemin, condenara la practica a una irracional persecución que ha segado la vida de millones de personas y ha puesto en alerta a expertos en defensa de los derechos humanos

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. EE. UU. denunció “los horrores de la represión” de los derechos humanos perpetrados por el régimen chino.

. La cruel muerte de una anciana de 70 años encarcelada ilegalmente y drogada a la fuerza con 1.200 pastillas.

. Revelan que una agencia del régimen comunista chino presionó a jueces para que condenen a creyentes religiosos.

Te puede interesar:

La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.