Redacción BLes – El señor Geng Dong es un creyente religioso de Tianjin, China, que se encuentra recluso en la prisión de Binhai.

Cuando el régimen comunista inició la persecución a la disciplina espiritual Falun Dafa en el año 1999, se vio obligado a renunciar a su trabajo en una empresa extranjera y a escapar de su ciudad. Sin embargo terminó siendo arrestado por la policía, en más de una ocasión.

El Sr. Geng Dong, practicante de Falun Dafa en Tianjin, cumple una condena de cuatro años de prisión. (Cortesía: Minghui.org)
El Sr. Geng Dong, practicante de la disciplina Falun Dafa en Tianjin, cumple una condena de cuatro años de prisión. (Cortesía: Minghui.org)

El historial de detenciones y torturas aplicados al Sr. Geng acaba de ser publicado por el sitio web Minghui, un medio especializado en detallar los hechos relacionados con la persecución que sufren los practicantes de Falun Dafa en China.

Al comienzo el señor Geng fue recluido en un campo de trabajo forzado en el año 2000 durante 24 meses. Luego fue sentenciado en 2003 y permaneció allí tres años más. Posteriormente, el 7 de diciembre del 2016, fue arrestado y condenado a cuatro años de prisión.

Recientemente tras una audiencia que tomó lugar el 22 de junio del 2018, donde intentó llevar a cabo una apelación, fue trasladado a la prisión de Binhai luego de que le fuera denegada la solicitud legal.

Prisión de Binhai en Tianjin, China. (Cortesía: Minghui.org)
Prisión de Binhai en Tianjin, China. (Cortesía: Minghui.org)

De acuerdo al reporte de Minghui, actualmente está recluido en la unidad intensificada de la primera división, lugar donde se le obligó a sentarse en un taburete muy pequeño durante muchas horas.

Practicantes de Falun Dafa realizan una demostración pública de los crueles e inhimanos métodos de tortura a los que son sometidos los practicantes en China
Practicantes de Falun Dafa realizan una demostración pública de los crueles e inhumanos métodos de tortura a los que son sometidos los practicantes en China.

Según detalla el sitio web, el Sr. Geng es víctima del constante maltrato físico y psicológico por parte de tres reclusos designados para vigilarlo. Mientras tanto su suegra, la señora Zhao Yuquin, quien reside en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, ha pedido en varias ocasiones ante el consulado chino de esa ciudad que lo dejen libre.

La familia del Sr. Geng se encuentra bastante preocupada por su bienestar dado que conoce los métodos de tortura que suelen emplearse en la mencionada prisión a los practicantes de Falun Dafa para obligarlos a renunciar a su creencia.

La Sra. Zhao Yuqin, suegra de Geng, protesta frente al consulado chino en Nueva York urgiendo su liberación. (Cortesía: Minghui.org)
La Sra. Zhao Yuqin, suegra de Geng, protesta frente al consulado chino en Nueva York, Estados Unidos, urgiendo su liberación. (Cortesía: Minghui.org)

Brutales torturas

Documentando las torturas que sufren los practicantes de Falun Dafa en China desde 1999, Minghui.org expone una lista de los métodos más aterradores que utilizan los guardias de las prisiones para que estos creyentes religiosos renuncien a su fe.

Con recurrencia los guardias atan a los practicantes con múltiples cuerdas o esposan sus manos por detrás de la espalda. Las ataduras por lo general dejan marcas corporales de lesiones y en ocasiones hasta pueden conducir a la discapacidad.

Pero ahí no termina ya que también les acostumbran a encadenar muñecas y tobillos a un ancla que se encuentra en el piso, a arrastrarlos por las escaleras de arriba a abajo, cargarlos en lo alto y golpearlos, además de las numerosas veces que en el día escupen esputo en sus comidas, introducen insectos en sus oídos o frotan heces en sus bocas.

Uno de los métodos de tortura más conocido es el de inmovilizar ambos tobillos en el suelo con anclas de piso mientras atan las dos muñecas a uno de los tobillos. Con dicho método fuerzan las piernas del practicante a estar separadas e inmóviles, mientras al mismo tiempo las muñecas permanecen esposadas a uno de los tobillos.

Ilustración de tortura: inmovilización de ambos tobillos mientras se atan las dos muñecas a un tobillo. (Cortesía: Minghui.org)
Ilustración de tortura: inmovilización de ambos tobillos mientras se atan las dos muñecas a un tobillo. (Cortesía: Minghui.org)

Otra de las torturas que implican anclas de piso es el del cilindro de metal, que consiste en un cilindro abierto en sus dos extremos y un anillo de metal que está atornillado al suelo. Primero se hace que la víctima permanezca de pie dentro del cilindro, el cual tiene un tamaño tal que la parte inferior del cuerpo se mantiene sujeta, sin dejar espacio alguno para que se muevan las piernas o la cadera.

Luego se inclina el torso de la víctima de tal manera que las manos puedan ser esposadas al anillo que se encuentra en el suelo, para evitar lesiones graves los guardias liberan a la víctima cuando se cumplen como máximo dos horas.

Sin embargo la medida puede ser violada a voluntad por los guardias: Minghui.org reporta el caso de otro practicante de Falun Dafa, llamado Li Xiwang, de 49 años, también de Tianjin, que fue torturado de esa manera por más de diez horas y cuando finalmente lo revisaron a las 12 a.m. del 29 de julio del 2011, ya había muerto.

Algunos practicantes se ven obligados a usar cadenas de 24 kg en los pies para luego ser arrastrados por las escaleras desde el primer hasta el cuarto piso y luego de regreso hacia abajo; esto deja serios moretones y causa sangrado.

Un guardia de la prisión, llamado Yang Bo y citado por Minghui.org, admitió que para aquellos practicantes que se niegan a renunciar a su creencia, una persona se para en la cadena de los pies durante la tortura para intensificar su dolor.

¿Qué es Falun Dafa?

En la década de los 90 la disciplina de Falun Dafa contó con el respaldo de millones de personas que se dieron cuenta de los profundos beneficios que brinda la práctica
En la década de los 90 la disciplina de Falun Dafa contó con el respaldo de millones de personas que se dieron cuenta de los profundos beneficios que brinda la práctica. (Imagen de archivo)

Falun Dafa, también conocido como Falun Gong, es una disciplina espiritual perteneciente a la Escuela Buda que cultiva el cuerpo y la mente haciendo énfasis en la elevación del carácter moral a través de la comprensión de los principios que rigen la práctica: Verdad, Benevolencia y Tolerancia (Zhen Shan Ren).

Esta disciplina se realiza generalmente en lugares públicos al aire libre, y fue introducida en el año 1992 por el Sr. Li Hongzhi. Gracias al impacto que tuvo la disciplina en la salud de los practicantes se presentó un incremento exponencial en el número de personas que hacían la práctica en toda China llegando a los 100 millones.

Sin embargo para el año 1999 el régimen comunista, encabezado por el entonces cabecilla del Partido Comunista Chino, Jiang Zemin, comenzó una intensa persecución en contra de la práctica debido a que sintió que su crecimiento exponencial representaba un obstáculo para los intereses del partido. Desde entonces, los practicantes son víctimas de numerosas flagelaciones como trabajos forzados además de padecer bajo el sistema de sustracción forzada de órganos avalado por el mismo gobierno chino.

También te puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China.

videoPlayerId=aebedd5f0

Video Destacados