Videos tomados con cámara oculta en los tristemente célebres campos de concentración y trabajos forzados de Masanjia en China muestran a los prisioneros encorvados sobre las mesas de trabajo en las que están obligados a procesar diodos, componentes electrónicos, durante jornadas de hasta 15 horas de duración.

videoinfo__video2.bles.com||fe68e85e3__

Para subsistir reciben sopas aguadas de “repollo nadando” como las llaman los presos mismos, y para descansar se acuestan en el piso duro y frío, bajo las mismas mesas de trabajo, al borde del agotamiento.

Uno de los reos se ve en el video encadenado a una cama luego de ser golpeado cruelmente por protestar.

Las impactantes grabaciones fueron tomadas por Yu Ming, un empresario que intentó escapar sin éxito en una fecha cercana al desarrollo de los Juegos Olímpicos de Beijing del 2008.

videoinfo__video2.bles.com||16b733fad__

Una vez descubierto lo torturaron los esbirros del régimen comunista chino hasta casi morir, pero los videos no fueron incautados.

La inhumana explotación resulta altamente rentable para el sistema esclavista que mantiene en los campos de trabajo forzado a los prisioneros, tal como ocurrió con Yu, muchos de ellos por practicar Falun Dafa, una disciplina espiritual conocida también como Falun Gong.  

Se estima que entre cientos de miles a 1 millón de practicantes de Falun Dafa están detenidos en China.

Los practicantes de Falun Dafa hacen ejercicios de meditación y viven de acuerdo con los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

En 1999, el entonces dictador chino Jiang Zemin, después de enterarse que habían más personas practicando Falun Dafa que miembros inscritos en el Partido Comunista, ordenó una campaña para erradicarlo.

Un cliente de Masanjia

videoinfo__video2.bles.com||f4bef3e76__

Una de las empresas beneficiarias de la esclavización de los prisioneros es Shenyang Goodwork Electronics Co. Ltd., ubicada a solo 40  minutos del presidio, y subsidiaria de la compañía Goodwork Semiconductor Co. Ltd. con sede en Taiwan.

Una publicación de Minghui.org del 24 de enero de 2008, informó que “Shenyang Goodwork Electronics se confabula con los campos de trabajo y prisioneros del Partido Comunista Chino (PCCh) para esclavizar a los reclusos”, además de denunciar que tales prácticas viola el derecho comercial internacional y la Ley de competencia desleal.

En otros informes publicados en Minghui.org, los reclusos de al menos 13 campos de trabajo forzado, centros de detención y prisiones fueron obligados a hacer diodos.

Un testimonio

En un artículo publicado el 22 de octubre de 2014, Guo Jufeng, un ingeniero eléctrico que actualmente vive en Alemania recordó lo que le sucedió en China:

“Me arrestaron cuatro veces y me enviaron a tres campos de trabajo forzado en China. En total, fui encarcelado durante 454 días. Fui sometido a más de 20 formas de tortura. (…) Me vi obligado a procesar diodos. (…) Todos los días, trabajábamos por más de 16 horas”, según La Gran Época.

En otro artículo publicado el 18 de septiembre de 2015, Guo recordó: “Un movimiento que teníamos que repetir más de 10.000 veces fue la de agarrar un puñado de diodos de la caja con nuestra mano izquierda y lanzarlos sobre la pieza de goma sobre la mesa. Luego usábamos nuestra mano derecha para frotar los diodos curvos, hasta que se enderezaran. Luego los poníamos en una caja del lado derecho. (…) Nos daban nuestras comidas a tiempo y seis horas de sueño, solo con el fin de que pudiéramos continuar trabajando. Todas las otras veces estábamos trabajando, sin que nos pagaran un centavo“.

“Si no hacíamos nuestro trabajo a tiempo, o nos negábamos a trabajar, nos daban otra cosa, que eran los abusos del jefe de prisioneros y la tortura de la policía, que era histérica”.

La carga de trabajo impuesta a cada recluso requiere que limpie 10 kilogramos de diodos por día, aunque esto hace que sus dedos sangren, sus articulaciones se hinchen, sus uñas se caigan y su piel se pele.

Según otro informe publicado en Minghui.org, muchos campos de trabajo y prisiones no pagan nada a los reclusos, mientras que a los reclusos de Masanjia se les pagó 10 yuanes (1.45 dólares) por mes, lo que equivale a aproximadamente 0.048 dólares por día. Al precio internacional la compañía obtiene 2.510 dólares con la labor de un día de un solo prisionero.

Derechos humanos y negociaciones comerciales

Desde que se iniciaron las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China se ha propuesto condicionarlas al respeto de los derechos humanos.

Para Olivia Enos, analista de políticas del Centro de Estudios Asiáticos de The Heritage Foundation, existen varios tipos de mecanismos que los Estados Unidos puede usar para abordar el problema del trabajo forzado en China.

Entre sus recursos la ley tiene la capacidad de bloquear las importaciones de las compañías e incluso de esos países, en general, donde se utilice el trabajo forzado, además de los canales diplomáticos para desalentar a otros países de cooperar con países que utilizan el trabajo forzado.

José Ignacio Hermosa -BLes

La brutal represión a Falun Dafa revela la naturaleza del Partido Comunista Chino

Persecución a los practicantes de Falun Dafa en China
Persecución a los practicantes de Falun Dafa en China

(Minghui.org) El Partido Comunista Chino es muy conocido por controlar la mente de las personas. Un ejemplo es la demolición de una estatua de la Pusa Guanyin de casi 58 metros en la provincia de Hebei. Siendo una de las estatuas más altas en su clase, su construcción tardó cerca de cinco años y costó 17 millones de yuanes (2.492.083 dólares). No obstante, el gobierno de la provincia de Hebei dispuso el 30 de enero de 2019 que una brigada destruyera la estatua dos días después de emitir tal orden.

La estatua fue destruida debido a su popularidad: Durante las vacaciones miles de personas veneraban a la diosa Guanyin, lo que era algo intolerable para el Partido Comunista Chino (PCCh). Después de todo, el PCCh es ateo por naturaleza y gusta de gobernar con brutalidad y violencia.

Le puede interesar: Médicos admiten sustraer órganos a practicantes vivos de Falun Dafa en China.

Un practicante expone una bandera de Falun Dafa en China
Un practicante expone una bandera de Falun Dafa en China

Una espina en el ojo del PCCh

Al revisar la historia, en el vigésimo aniversario de la fecha en que el PCCh comenzó a reprimir a Falun Dafa (Falun Gong) (en el año 1999), podemos encontrar una clara analogía entre la demolición de la estatua de la Pusa Guanyin y por qué el PCCh decidió erradicar al pacífico grupo de practicantes de Falun Dafa en 1999.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, se presentó al público en mayo de 1992. Los milagrosos beneficios que aportaban a la salud seguir los principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia atrajeron a un gran número de personas. En 1999 cuando comenzó su persecución, el partido estimó que el número de practicantes estaba entre 70 y 100 millones.

Tal popularidad fue registrada casi de inmediato por los comunistas, que comenzaron a investigar a los practicantes de Falun Gong desde el año de 1994. Los resultados de la investigación, incluidos los informes de agentes encubiertos, indicaron que Falun Gong era simplemente un grupo de meditación que valora la mejora de la salud física y los principios morales. Aunque no pudo identificar nada negativo en la disciplina y en sus practicantes, el PCCh no se rindió.

Representación de las torturas a practicantes de Falun Dafa en China
Representación de las torturas a practicantes de Falun Dafa en China

Inicios de la difamación y su ampliación

El Guangming Daily, uno de los principales periódicos de China, publicó el 17 de junio de 1996 una editorial que difamaba a Falun Gong sin proporcionar evidencias de sus acusaciones. La táctica de lanzar difamaciones en los medios de comunicación había sido algo muy frecuente en anteriores campañas políticas de represión. La difamación contra los virtuosos practicantes de Falun Gong y contra sus principios de Verdad-Benevolencia-Tolerancia revelaban una vez más la naturaleza perversa del partido.

El 4 de julio de 1996, un mes después de la publicación de la editorial, el ministerio de propaganda emitió una orden interna dirigida a las agencias de noticias y editoras de toda China prohibiendo la publicación de los libros de Falun Dafa.

Luo Gan, el entonces secretario general del comité de asuntos políticos y jurídicos (PLAC), ordenó a principios de 1997 una investigación exhaustiva nacional sobre Falun Gong, en un intento de etiquetar al sistema de meditación, y mejora física e interior como una “secta”. La encuesta y los informes del sistema policial tampoco encontraron pruebas contra Falun Gong, y la investigación finalizó sin aportar evidencias en contra de la disciplina.

He Zuoxiu, el cuñado de Luo, también difamó a Falun Gong durante un programa emitido por la estación de televisión de Beijing en mayo de 1998. Cientos de practicantes de Beijing y de la cercana provincia de Hebei visitaron la estación o escribieron cartas a los funcionarios para desmentir sus difamaciones. Un oficial reconoció que este fue el error más grande que la estación cometió. Para corregirlo, poco después la estación emitió un programa mostrando a los pacíficos practicantes haciendo los ejercicios en grupo.

Bajo la instrucción de Luo, la oficina del primer ministerio de policía (responsable de la seguridad política) emitió la política 1998-555 en julio de 1998 que, con el título de “Aviso sobre el lanzamiento de una investigación sobre Falun Gong”, calificó a Falun Gong como “secta” y ordenó a los oficiales subordinados que identificaran evidencias para respaldar dicha política, por lo que algunos funcionarios engañados comenzaron a perseguir a los practicantes de Falun Gong en los sitios de ejercicios grupales.

Sin embargo, Qiao Shi, entonces presidente del comité permanente del congreso nacional popular, y algunos funcionarios retirados de alto rango, llegaron a la conclusión de que “Falun Gong beneficia a nuestra nación y a nuestra gente de muchas maneras y no ocasiona ningún daño”. La investigación se basó en varios meses de encuestas e investigaciones y su informe fue presentado al politburó del partido a fines de 1998.

Las calumnias a Falun Gong continuaron cuando He Zuoxiu publicó un artículo el 11 de abril de 1999 que difamaba a esta práctica de cultivación. Este artículo, publicado en la Revista de Ciencia y Tecnología Juvenil, atacó nuevamente a Falun Gong sin evidencia, recomendando a los jóvenes que no lo practicaran. Al darse cuenta de que este artículo era engañoso y por haberse beneficiado personalmente con la práctica, los practicantes de Falun Dafa fueron a la Escuela de Educación de Tianjin entre el 18 y el 24 de abril para proporcionar la información correcta.

La policía armada de Tianjin apareció repentinamente el 23 y el 24 de abril para atacar a los practicantes. Algunos practicantes resultaron heridos y 45 fueron arrestados. Cuando los practicantes solicitaron su liberación, se les dijo que la orden provenía de Beijing y que el ministerio de policía estaba involucrado. Los oficiales de policía de Tianjin sugirieron a los practicantes que fueran a Beijing para resolver este problema.

Apelación pacífica en Zhongnanhai
Apelación pacífica en Zhongnanhai

Apelación pacífica

La apelación pacífica de los practicantes de Falun Gong en Beijing el 25 de abril de 1999. No había pancartas ni consignas y los policías estaban tranquilos.

Unos 10.000 practicantes aceptaron la sugerencia de los oficiales de policía de Tianjin y fueron a la oficina de apelaciones el 25 de abril, con la esperanza de aclarar los hechos sobre Falun Gong. Solicitaron la liberación de los practicantes detenidos, el permiso para publicar libros de la disciplina y libertad para practicar Falun Gong.

Luego de reunirse con representantes de los practicantes, el primer ministro Zhu Rongji emitió una orden para liberar a los practicantes detenidos y enfatizó que no interferiría con la práctica. Los practicantes abandonaron el sitio alrededor de las 10 de la noche pacíficamente y en silencio, sin dejar desorden ni basura.

Sin embargo, Jiang Zemin, entonces jefe del PCCh, escribió una carta al politburó del partido comunista ese mismo día para acentuar el problema. El 10 de junio creó una fuerza especial para que suprimiera a Falun Gong, que se conoce como la oficina 610. Y en julio de 1999 se lanzó la persecución oficial contra Falun Gong a nivel nacional.

Los hechos anteriores indican que el PCCh, especialmente Jiang y sus partidarios como Luo, intentaron reprimir a Falun Gong durante mucho tiempo. Si la apelación pacífica del 25 de abril no se hubiera realizado, podrían haber iniciado la persecución con otras excusas.

Para descargar gratuitamente el libro principal de la disciplina, puedes hacer clic aquí: Zhuan Falun

4 casos de escalofriantes torturas sexuales a practicantes de Falun Dafa documentados por el abogado Gao Zhisheng

4 casos de escalofriantes torturas sexuales a practicantes de Falun Dafa documentados por el abogado Gao Zhisheng
Imagen ilustrativa

ADVERTENCIA: Algunos relatos e imágenes pueden resultar perturbadores para algunos lectores.

En diciembre de 2005, el abogado de derechos humanos Gao Zhisheng publicó su tercera carta abierta a altos funcionarios chinos pidiendo el fin de la campaña de persecución hacia los practicantes de Falun Dafa (también llamado Falun Gong) iniciada por el Partido Comunista Chino en 1999. Viajó a distintas provincias para investigar los abusos contra los practicantes al ser detenidos e incorporó partes de sus testimonios en la carta abierta.

“Nuestra investigación demostró que el sistema de reeducación a través del trabajo, en su privación ilegal de libertad, ha sido abusivo más allá de lo imaginable”, escribió Gao.

A continuación se presentan fragmentos de los testimonios de cuatro practicantes incluidos en la carta abierta, titulada “Debemos detener inmediatamente la brutalidad que asfixia la conciencia y la moral de nuestra nación”. Los extractos son solo una pequeña muestra de la cruel tortura que estos cuatro practicantes sufrieron en sus repetidas detenciones.

Le puede interesar: Nuevo informe confirma sustracción de órganos en China con cifras escalofriantes.

Las mujeres practicantes de Falun Dafa detenidas en China reciben descargas eléctricas en los senos y en las partes íntimas con bastones eléctricos. (Minghui.org)
Las mujeres practicantes de Falun Dafa detenidas en China reciben descargas eléctricas en los senos y en las partes íntimas con bastones eléctricos. (Minghui.org)

Tortura sexual con cepillo para baño (Chang Xuexa, de Dalian)

“El grupo de reclusas me golpeó y pateó por todos los lados. Me desmayé. Me tiraron al suelo y me pisaron con fuerza en la cara y el brazo para ver si estaba fingiendo. Cuando me desperté, no podía mover mi brazo izquierdo, porque mi codo estaba dislocado”.

“Todavía me negaba a renunciar a Falun Dafa. Me desnudaron, y varias presas empezaron a pellizcarme los pechos, a arrancarme el vello púbico y a punzarme la vagina. Utilizaron un cepillo con el que generalmente limpiaban el tanque de agua. Luego pusieron una palangana debajo de la parte inferior de mi cuerpo para ver si estaba sangrando. Como no salía sangre, las reclusas lo cambiaron por un cepillo más grande y me lo metieron reiteradamente en la vagina”.

“Lo que había sufrido en el campo no era lo más brutal. Otra practicante llamada Wang Lijun fue torturada tres veces en una pequeña jaula metálica. Las reclusas hicieron muchos nudos en una cuerda gruesa y la tiraron de un lado a otro en un movimiento tipo sierra a través de su vagina. Toda la parte inferior de su cuerpo se hinchó.

Luego la jefa de policía ordenó a las reclusas que clavaran la vagina hinchada con el extremo astillado de un palo de escoba roto. Esta tortura causó que la vagina de la Sra. Wang sangrara abundantemente. Su abdomen y vagina estaban tan hinchados que no podía subirse los pantalones, sentarse ni orinar.

Dos meses después de la tortura sexual, la Sra. Wang todavía no podía sentarse erguida. Sus piernas también estaban incapacitadas. También fui testigo de cómo estas reclusas aplicaron la misma tortura a una mujer “virgen”. La jefa de policía también puso bichos venenosos en los cuerpos de las mujeres practicantes”.

Vagina destrozada con vara de hierro (Liu Shuqin, de Changchun)

“Debido a que no me quedaba nada de piel sana en el cuerpo [debido a los muchos días de tortura], los policías empezaron a electrocutar mis partes íntimas con bastones eléctricos y a agujerearlas. Después usaron una barra de hierro para destrozar mis partes íntimas. Me desmayé”.

“Media hora después salieron a ver si aún estaba viva. No sabía cuánto tiempo había pasado antes de que llegara la mañana. Yo estaba al borde de la muerte. Me llevaron al departamento de policía de la ciudad de Changchun. Había muchas celdas pequeñas, cada una con un banco de tigre (otro cruel método de tortura). En cada banco de tigre había mujeres practicantes de [Falun] Dafa. La mayoría de ellas se habían desmayado, con la parte inferior de sus cuerpos desnuda o con solo una tela cubriendo el cuerpo”.

Las mujeres practicantes de Falun Dafa sufren violaciones grupales
Las mujeres practicantes de Falun Dafa sufren violaciones grupales

Humillación incesante y abuso sexual (Wang Yuhuan, de Dalian)

“Nosotras, las mujeres practicantes, estuvimos todas desnudas y atadas con las extremidades separadas en una tablón durante más de 26 días. Sufrimos incesantes humillaciones y abusos sexuales por parte de policías, médicos y reclusos”.

Wang Yunhuan
Wang Yunhuan

“Me esposaron las manos en la espalda y me pusieron una bolsa de tela en la cabeza. Utilizaron una cuerda para apretar la bolsa a mi cuello de modo que no pudiera ver nada y apenas pudiera respirar. Luego me ataron con cuerdas y me metieron en el baúl del auto de la policía.

Condujeron hasta una montaña donde torturaban brutalmente a los practicantes de Falun Dafa a su antojo. Muchos compañeros practicantes fueron torturados hasta la muerte en este lugar. El Sr. Liu Haibo fue despojado de toda su ropa y obligado a arrodillarse. La policía empujó el bastón eléctrico más largo que pudo encontrar en el trasero de Liu y aplicó descargas eléctricas en sus órganos. Murió inmediatamente”.

“El Sr. Liu Yi, médico del Hospital del Distrito de Luyuan, tenía unos treinta años cuando fue torturado hasta la muerte en este agujero del diablo. Veintitrés practicantes fueron torturados hasta la muerte allí. Yo conocía a muchos de ellos.

La policía simplemente enterró sus cuerpos en un agujero. Xiang Min, una bella practicante de Falun Dafa, fue traída de vuelta después de una ronda de torturas. Me dijo que la policía la acosó sexualmente al tocarle el trasero mientras le daba descargas eléctricas. Cerca de treinta practicantes fueron torturados hasta la muerte en esa ronda de arrestos”.

Tortura sexual con bastón eléctrico (Wei Chun, de Changchun)

“No me dejaron dormir durante cinco días y cinco noches. Mis manos estaban esposadas detrás de mi espalda todo el tiempo. Me pusieron cigarrillos encendidos en la nariz y en la boca. Mi boca estaba llena de cigarrillos. Una vez, un policía me golpeó la cabeza con un garrote de hierro”.

“El 4 de junio, el Sr. Liu Yonglai, el Sr. Qu Fei, el Sr. Huang Wenzhong y yo fuimos llevados al cuarto piso. Quitaron toda la ropa de Liu Yonglai y la mía y nos esposaron juntos cara a cara. Usaron seis bastones eléctricos entre ambos y nos dieron descargas en la cabeza, la espalda, los muslos, los genitales, a ambos lados del pecho y el cuello”.

“Las descargas eléctricas continuaron durante una hora y luego nos separaron. A Liu lo esposaron con las manos en la espalda y lo hicieron arrastrarse sobre la hierba. Le pusieron dos sillas en la espalda y dijeron a dos criminales que se sentaran en las sillas.

Luego, otros seis criminales usaron seis bastones eléctricos completamente cargados y le aplicaron descargas repetidas en la espalda, los glúteos, el cuello, las pantorrillas, las plantas de los pies y los genitales al mismo tiempo. Incluso le estiraron el pene para darle una descarga aparte”.

Nota del editor:

Falun Dafa (también conocida como Falun Gong) es una disciplina de la Escuela Buda basada en 3 principios universales: Verdad, Benevolencia y Tolerancia que elevan el estándar moral y además incluye 4 ejercicios y una meditación que se hacen en los parques libremente.

En 1999 comenzó una campaña de difamación y persecución hacia la disciplina iniciada por el excabecilla del régimen comunista chino Jiang Zemin. La persecución se extiende hasta hoy, ya que la facción de Jiang aun mantiene bajo su control el aparato represivo en China.

La disciplina se practica en más de 100 países. Para consultar el sitio de práctica más cercano a tu domicilio puedes hacer  clic aquí.

Para descargar gratuitamente el libro principal de la disciplina, puedes hacer clic aquí: Zhuan Falun

A través de La Gran Época.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!