Un destacado abogado chino de derechos humanos desapareció el jueves, el día que debía salir de presión, y habría sido recogido por desconocidos.

Jiang Tianyong, que defendió a clientes políticamente sensibles como el activista legal ciego Chen Guangcheng y a practicantes de Falun Gong, una disciplina espiritual de la Escuela Buda, prohibida y perseguida por el régimen chino; el abogado había completado una pena de dos años por delitos “contra el estado”.

Le puede interesar: Reveladora entrevista al abogado chino Jiang Tianyong antes de su detención.

Según su esposa, Jin Bianling, cuando sus seguidores llegaron a la cárcel de la provincia de Henan, en el centro del país, les dijeron que unos individuos desconocidos se lo habían llevado.

Jiang Tianyong, abogado chino de derechos humanos. (La Gran Época)
Jiang Tianyong, abogado chino de derechos humanos. (La Gran Época)

“El régimen chino es muy desvergonzado”, dijo Jin por teléfono desde Los Ángeles, donde vive con su hija de 16 años. “Ha cumplido su sentencia, así que debería ser libre (…) ¿Es la ley china un trozo de papel?”.

La hermana y el padre de Jiang también estaban desaparecidos desde el miércoles por la tarde, cuando agentes de seguridad debían escoltarlos al penal, agregó.

Las llamadas telefónicas realizadas a la prisión el jueves no fueron atendidas.

Cada vez es más habitual que Beijing coloque a quienes considera disidentes bajo varios tipos de detención extrajudicial, incluso aunque hayan cumplido sus penas, sin que se abra un caso o se presenten cargos adicionales. Chen, el activista legal ciego, estuvo confinado durante años en su casa en una aldea del norte del país, custodiado las 24 horas del día por matones contratados hasta que huyó en 2012.

El activista medioambiental Wu Lihong está encerrado en su casa en la ciudad oriental de Wuxi bajo vigilancia constante desde que quedó libre en 2010 luego tres años en la cárcel por delitos financieros supuestamente falsos.

Este tipo de restricciones se endurecen en momentos políticos relevantes, como el inicio de la sesión anual del Congreso Nacional la próxima semana.

Le puede interesar: Carta de Masanjia: Un héroe chino firme y determinado.

Jin contó que la hermana de Jiang lo visitó en prisión a principios de mes y relató que se encontraba mal de salud: el tono de su piel era más oscuro, parecía demacrado y tenía los labios agrietados. El abogado pidió que su hermana lo recogiese en la fecha de su liberación para llevarlo a su casa familiar en el condado de Luoshan, en Henan, apuntó.

Sin embargo, agentes de seguridad estatales visitaron el martes a los padres de Jiang y le dijeron que no tenía permitido regresar a casa y que, en su lugar, sería enviado a la capital estatal, Zhengzhou, donde el gobierno determinaría su alojamiento y empleo.

Al día siguiente, agentes de seguridad estatales dijeron que acompañarían a la hermana y al padre de Jiang al penal para reunirse con él antes de su liberación. Los dos familiares no han podido ser contactados desde entonces, apuntó Jin, y sus celulares están desconectados pese a que le habían prometido a la madre de Jiang que la llamaría al llegar a la prisión.

Fuente de información AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: China

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.