Redacción BLes – Zdeněk Hřib, el alcalde de Praga desde noviembre de 2018, protestó contra el dominio que trata de imponer el régimen comunista de China más allá de sus fronteras, tras anunciar el cese del ‘acuerdo de hermandad’ que mantenía la capital checa con Beijing, describió el semanario Welt am Sonntag.

El también médico y empresario, de 38 años, también ofreció algunos consejos al resto de países europeos sobre cómo tratar con el Partido Comunista Chino (PCCh). “Más importante aún, quiero instarlos a todos a no renunciar a sus valores e integridad personal por temor a las amenazas y la extorsión”, recalcó. 

“Me gustaría pedirles que elijan socios que no solo compartan valores comunes, como la libertad y los principios democráticos, sino los que también se respeten mutuamente”, añadi dirigiéndose a las democracias europeas.

Hřib calificó a la dictadura china como “un socio comercial poco confiable” por que esta había priorizado su afán politico por encima de cualquier otra cosa, incluso de los negocios rentables, pudiendo “convertir importantes contratos comerciales o declaraciones de cooperación en papeles sin valor en cuestión de segundos”.

En esa línea, acusó al PCCh de faltar a su palabra y de no llevar a cabo unas inversiones por valor de diez mil millones de euros tal como prometió, pese a que el país europeo incluso modificó su política exterior como convinieron. 

Desequilibrio comercial

“En cualquier caso, las relaciones económicas entre la República Checa y China se caracterizan por un fuerte desequilibrio”, concretó.

Asimismo, denunció que Beijing no deja de castigar a los que critican las numerosas violaciones de derechos humanos que perpetra actualmente el partido, destacando la sustracción masiva y forzada de órganos a presos de conciencia, principalmente practicantes de la disciplina espiritual de la Escuela Buda, Falun Dafa, y en menor medida a cristianos, tibetanos y uigures.

Las medidas punitivas del régimen se cristalizaron recientemente en la cancelación abrupta y “por razones puramente política” de las giras que tenían previstas en China cuatro orquestas de música checa, sencillamente porque el PCCh pasó a considerar a Praga como una capital “rebelde”.

Anteriormente, el ayuntamiento de Praga pidió revisar una controvertida cláusula del ‘acuerdo de hermandad’ entre ambas capitales, tras denunciar que parte de su contenido era “altamente político”, ya que obligaba a “hablar en contra de la independencia de Taiwán y el Tíbet”, describió Hřib.

Una capital menos, una capital más

Sin embargo, el PCCh insistió en que si el pacto no se mantenía intacto lo rechazarían íntegramente. “Así que perdimos una ciudad gemela, pero ganamos una nueva. El próximo lunes firmaremos un hermandad con Taipei, la capital de Taiwán”, explicó el alcalde de Praga.

Cabe mencionar que Beijing ve a Taiwán como parte de su territorio por lo que prometió que retomaría la isla en algún momento, incluso si tenía que usar la fuerza, informó South China Morning Post.

De llevarse a cabo, el nuevo ‘acuerdo de hermandad’ tendría lugar después de que Taiwán reeligiera ampliamente a su presidenta en funciones, Tsai Ing-Wen, en lugar de al candidato pro-Beijing, todo “un golpe” para la dictadura china.

“Como alcalde, estoy trabajando para cumplir mi promesa de campaña de volver a un curso de respeto por la democracia y los derechos humanos”, escribió Hřib agregando que ha cerrado el “Pacto de Ciudades Libres” del grupo Visegrad, con otras capitales de la Unión Europea.

Economía vs. democracia

Hřib explicó que no quiere romper los lazos diplomáticos o económicos con China, considerándolo algo “extremo y contraproducente”.

“Pero les aconsejaría que lo piensen dos veces antes de acostarse con una pareja tan peligrosa y poco confiable”, reiteró el mandatario.

En ese marco, señaló el “escándalo” que supuso el reciente descubrimiento de que el PCCh estaba intentando inclinar en su favor a la opinión pública de la República Checa, maniobrando a través de la empresa checa ‘Home Credit’, cuyo millonario propietario tiene importantes intereses en China.

“Juntos podemos contrarrestar mejor la creciente ola de populismo y tendencias antidemocráticas, no solo en Europa, sino en todo el mundo”, enfatizó.

Te puede interesar: ¿Qué está pasando en Hong Kong?

videoinfo__video2.bles.com||06daa9374__

Ad will display in 09 seconds

Temas: Categorías: China Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.