Redacción BLes – El CEO de Nike, John Donahoe, declaró esta semana que la empresa es una “marca de China y para China”, según National Review. Dicha afirmación genera controversia porque anteriormente la empresa declaró estar “preocupada” por la violación de los derechos humanos por parte del Partido Comunista chino en la zona de Xinjinang.

En marzo, Nike emitió un comunicado en el que mostraba su preocupación por las denuncias de campos de trabajo forzado en la zona de Xinjiang, aunque declaró que no obtiene suministros ni productos de esa región del país. Sin embargo, las líneas de suministro son tan complicadas que es poco probable que Nike pueda asegurar que parte de su algodón no procede de trabajos forzados.

“Nike está comprometida con la fabricación ética y responsable, y defendemos las normas laborales internacionales”, dijo la empresa en un comunicado en marzo. “Nos preocupan los informes sobre el trabajo forzado en la región uigur de Xinjiang (XUAR) y los vinculados a ella. Nike no se abastece de productos procedentes de la XUAR, y hemos confirmado con nuestros proveedores contratados que no utilizan productos textiles ni hilos procedentes de la región”.

Sin embargo, una investigación de la BBC en diciembre reveló pruebas de que miles de uigures y otras minorías fueron obligados a recoger algodón en los campos de Xinjiang.

A medida que el mercado de Nike en China se expande, surgen dudas sobre hasta dónde llegará la empresa para mantener su posición financiera y ampliar su potencial allí. La tardía respuesta de Nike al maltrato de los trabajadores de bajos salarios en China, en su mayoría de la minoría musulmana uigur, demuestra el deseo de someterse al gobierno para seguir siendo rentable.

Donahoe explicó durante una conversación de resultados esta semana que Nike tenía una visión a largo plazo de sus operaciones en China, donde ha estado activa durante más de cuatro décadas.

También le recomendamos: Supervirus y superbacterias, armas biológicas para matar: aterradoras declaraciones de un experto militar chino (Video)

Ad will display in 09 seconds

“Y el mayor activo que tenemos en China es el valor del consumidor”, dijo Donahoe. “Los consumidores sienten su fuerte y profunda conexión con las marcas NIKE, Jordan y Converse en China, y es real. Lo vi en mi primera semana allí, no puedo esperar a volver, y es fuerte. Y eso se lleva a la vida en las calles de toda China a través de las más de 7.000 tiendas monomarca que tenemos en China. Así que tenemos una fuerte franquicia de consumidores en China, y se sienten muy conectados con nuestra marca”.

Los comentarios del director general se produjeron en medio de acusaciones de que Nike, Disney y otras empresas estadounidenses con sólidas operaciones en China se han acomodado y han hecho caso omiso de los abusos de los derechos humanos por parte del PCCh.

Dawn Barlowe – BLes.com