Redacción BLes – El medio propagandístico chino, Global Time, publicó este miércoles 11 de agosto, que las recientes sentencias de muerte impuestas por el régimen chino a dos ciudadanos canadienses son un mensaje intimidatorio a Canadá y a otros aliados de Estados Unidos.

Acorde a lo que reportó Breitbart, dos ciudadanos canadienses recibieron severas sentencias “a puertas cerradas”en China esta semana. El martes, un tribunal chino confirmó la pena de muerte impuesta al ciudadano Robert Lloyd Schellenberg, acusado de tráfico de drogas en China, y al día siguiente se conocía la condena al empresario Michael Spavor, por cargos de espionaje.

Como informó BLes el jueves, el empresario canadiense Michael Spavor, tras haber estado 3 años detenido en China, fue condenado el miércoles por un tribunal chino, a 11 años de prisión. Dicha sentencia fue repudiada por el primer ministro canadiense y generó desaprobación internacional debido a la falta de transparencia. 

“El veredicto de hoy para el Sr. Spavor llega después de más de dos años y medio de detención arbitraria, de falta de transparencia en el proceso judicial y de un juicio que no satisfizo ni siquiera las normas mínimas exigidas por el derecho internacional”, dijo el primer ministro Justin Trudeau.

Las autoridades chinas acusan a Spavor de proveer inteligencia a un ex diplomático, Michael Kovrig, que también fue arrestado. Según declaró el embajador canadiense en Beijing, Dominic Barton, las únicas pruebas que tienen contra el empresario son unas fotos que tomó de aviones militares estacionados en un aeropuerto.

El régimen chino arrestó a Spavor en diciembre de 2018, poco después de que Canadá arrestara a Meng Wanzhou, la directora del gigante de las telecomunicaciones Huawei, y comenzara el proceso de extradición a Estados Unidos por cargos de fraude y evasión de sanciones en EE. UU.

El gobierno canadiense denunció que ambas sentencias representaban actos políticos de coacción y represalia por la detención Meng, dijo Breitbart.

Además citó al brazo propagandístico del Partido Comunista chino, el Global Time, cuando sugirió en una publicación que las sentencias de alto perfil tenían como objetivos intimidar a Canadá. 

“La gélida relación entre Beijing y Ottawa sólo se resolverá si Canadá está dispuesta a comprometerse a impulsar los lazos bilaterales y a distanciarse del impacto venenoso de la política hostil de Estados Unidos hacia China”, amenazó el Global Times. 

Entre tanto, si bien la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, negó en un comunicado, que hubiera una cuestión política detrás de los casos de condena a los canadienses, y criticó a los funcionarios de Canadá por sugerirlo, un ex embajador de Canadá en China expresó lo contrario.

Guy Saint-Jaques, quien culminó sus funciones de embajador en el país asiático en 2016, dijo en una entrevista el martes, que “El gobierno chino ha indicado que no habría ningún progreso mientras la señora Meng [Wanzhou] esté en Canadá”.

Entre tanto Michael Kovrig, el exdiplomático canadiense acusado también de espionaje que fue detenido en China poco después que Spavor, se encuentra a la espera de su sentencia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Canadá, Marc Garneu, dijo el miércoles que la suerte de Kovrig, sigue siendo incierta, y que suponían que el régimen chino le daría sentencia poco después que a Spavor.

Vanesa Catanzaro – BLes.com 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.