Redacción BLes – El secretario de estado estadounidense Mike Pompeo recordó el 31º aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen, Beijing, China, de 1989, y publicó una foto en la que le acompañan cuatro de los disidentes y al mismo tiempo supervivientes de ese doloroso suceso, cometido por régimen chino.

Asimismo, Pompeo se refirió a la ley aprobada por el Partido comunista de China (PCCh) para reprimir a los hongkoneses, deduciendo que les privará de sus derechos, dada la negativa a que se unan en recordación de las víctimas a la Vigilia de Tiananmén, como lo habían hecho ininterrumpidamente.

“Empiezan rápido. Por primera vez en 30 años, las autoridades de Hong Kong negaron el permiso para la Vigilia de Tiananmén. Si hay alguna duda sobre la intención de Beijing, es negar a los hongkoneses su voz y su elección, haciéndolos iguales a los [chinos] del continente. Demasiado para [un país] dos sistemas”, escribió Pompeo en un tuit.

Asimismo, la portavoz de Pompeo, Morgan Ortagus, informó que aquel había reunido con cuatro de los supervivientes de la matanza ocurrida en 4 de junio de 1989, fecha en la que hasta un millón de ciudadanos reclamaron por sus derechos.

“El Secretario de Estado Michael R. Pompeo tuvo el honor de reunirse ayer con Wang Dan, Su Xiaokang, Liane Lee y Henry Li, cuatro de los miles de valientes participantes en las heroicas protestas por la democracia que fueron reprimidas brutalmente por el Partido Comunista de China el 4 de junio de 1989”, anunció Ortagus.

El video amplía la información.

No es la primera vez que Pompeo se solidariza con las víctimas del trágico evento y con sus parientes.

En 2018 dijo que recordaba “la trágica pérdida de vidas inocentes”, agregando: “Nos unimos a otros en la comunidad internacional para instar al gobierno chino a que haga un recuento público completo de los muertos, detenidos o desaparecidos”.

Aquí se refería a que el régimen chino no ha dado a conocer al número de las personas asesinadas, detenidas o desaparecidas durante la represión de las protestas prodemocráticas encabezadas por los estudiantes en la Plaza Tiananmén de Beijing en 1989.

La represión contra los ciudadanos en china actualmente es tal que el tema se convirtió en tabú, y nadie se atreve a mencionarlo, pero miles de parientes y amigos de los desaparecidos sufren en silencio su dolor.

“Los fantasmas del 4 de junio aún no han sido enterrados”, se atrevió a decir el escritor y disidente chino Liu Xiaobo, ganador del Premio Nobel de la Paz, y quien murió en el 2017 en una prisión del régimen chino.

Quedan varias dudas sobre los escabrosos sucesos, entre ellas si el culpable de la masacre, Jiang Zemin, aún con vida, entonces secretario general del Partido Comunista Chino será juzgado como corresponde.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds