Redacción BLes – El domingo 10 de abril, decenas de personas quemaron la bandera de China frente al consulado chino en Los Ángeles para protestar por los crímenes cometidos por el régimen chino. Ese mismo día, personas del norte de California también realizaron una protesta frente al consulado chino local.

Según el medio de comunicación en lengua china, Da Ji Yuan, el organizador de la protesta de Los Ángeles, dijo que en las últimas décadas, el gobierno chino ha creado innumerables desastres en materia de derechos humanos y ha perseguido a numerosos chinos. Especialmente desde la pandemia del COVID-19, la persecución del partido a las presas políticas se ha intensificado, y sus métodos son increíblemente inhumanos.

Por ejemplo, la periodista ciudadana Zhang Zhan fue condenada a prisión por investigar la verdad sobre el coronavirus. Su estado físico se deterioró mucho, e incluso con el tiempo estuvo a punto de morir.

A principios de este año, el régimen chino detuvo a Xu Na, practicante de Falun Gong de Beijing. Fue condenada ilegalmente a 8 años de prisión.

La activista de derechos de Shandong Li Yu, ganadora de la novena edición de los Premios Chinos de Derechos Humanos, desapareció este febrero y sigue sin aparecer. Múltiples años de prisión la han separado de su hijo pequeño durante nueve años. La lista continúa.

Huang Jianbin, uno de los organizadores del evento, dijo que el gobierno chino había causado una tragedia humana tras otra. Con el caso ejemplar de la Sra. Li Yu, encarcelada y separada a la fuerza de su hijo durante nueve años, dijo que nada es inimaginable con el régimen chino. Espera que el pueblo chino pueda levantarse y derrocar al régimen.

Li Aifei, de Hong Kong, dijo a Da Ji Yuan que China destruyó abiertamente Hong Kong y sofocó “un país, dos sistemas”, como prometió cuando recuperó el control de la ciudad de manos de Gran Bretaña. Li dijo que la gente de todo el mundo debería entender claramente que mientras exista el régimen totalitario de China, todo el mundo puede convertirse en una víctima.

No es la primera vez que la gente quema banderas en un consulado chino para protestar por los abusos de Beijing contra los derechos humanos.

El 4 de junio del año pasado, los manifestantes quemaron una bandera china en el aniversario de la masacre de la plaza de Tiananmen. Las imágenes fueron filmadas frente a la embajada china en Londres.

Más recientemente, en febrero, cientos de tibetanos se manifestaron cerca de la embajada china en Nueva Delhi, India, para protestar por los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín. Los calificaron de “juegos genocidas” y condenaron al régimen chino por su papel en la muerte de miles de tibetanos y por las violaciones de los derechos humanos de millones de personas.

Redacción BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.