Redacción BLes– Según Business Insider, a partir del 8 de abril, los usuarios chinos de Internet se quejaron de que la búsqueda del hashtag, cuyas siglas significan “comprar comestibles en Shanghái“, no daba resultados en Weibo, una la plataforma china similar a Twitter.

Además, se filtraron en Twitter múltiples vídeos no verificados que posteriormente fueron eliminados de las plataformas de medios sociales chinos como Weibo y WeChat. Estos clips mostraban a los residentes protestando y robando comida de los supermercados.

La mayoría de los hashtags sobre los problemas de escasez de alimentos a los que se enfrentan los residentes de Shanghái bajo el estricto cierre de la comunidad debido al brote de COVID desaparecen.

Según The Print, también se eliminaron los mensajes que se quejaban del tema. Los censores comparten historias positivas e intentan viralizar los hashtags positivos para minimizar la indignación de la gente.

Carlyle, una conocida personalidad de los medios de comunicación con más de 1,96 millones de seguidores, también fue censurada. Escribió en Sina Weibo: “Acabo de comprar algunos suministros. No puedo soportar este vídeo, alguien golpeó a mujeres embarazadas en la comunidad de Songjiang Jiuting”. La protesta colectiva. La vecina de al lado lleva dos días diagnosticada y no ha sido trasladada para su tratamiento. Qué te ha pasado, Shanghái”.

Otro usuario de Weibo también dijo: “En Jiuting, Songjiang, Shanghái, muchas personas se reunieron y gritaron al unísono: “Envíen materiales, envíen materiales, envíen materiales”, con la esperanza de conseguir los tan necesitados alimentos, verduras y otros materiales. El orden en el lugar es bastante caótico. Espero que la epidemia pase pronto”.

Durante el cierre de la ciudad, los residentes ordinarios de Shanghái no son los únicos que experimentan escasez de suministros básicos; los multimillonarios no parecen ser una excepción.

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.