Redacción BLes– El 18 de marzo se relajó el cierre general de Shenzhen, pero la epidemia sigue siendo grave en algunas zonas.

Una cuenta de Twitter mostró que algunas zonas pequeñas estuvieron cerradas durante más de dos semanas. Más allá del límite de la paciencia, los residentes comenzaron a golpear gongs y ollas por la noche, gritando y desahogándose. En un principio estaba previsto desbloquear el Jardín Weipeng, pero se volvió a cerrar debido a una nueva epidemia.

Los cierres prolongados pueden crear un tremendo estrés mental y una falta de necesidades para las familias poco preparadas.

Las autoridades locales anunciaron que los autobuses y el metro de Yantian, Pingshan, el Nuevo Distrito de Dapeng y la Zona Especial de Cooperación Shenzhen-Shantou habían reanudado su funcionamiento desde el día 18, y que algunos parques y plazas también habían reabierto.

Las noticias en Internet muestran que en la noche del 18 de marzo hubo otro brote de la epidemia en el pueblo de Longqiu, Shenzhen. Las autoridades enviaron muchos autobuses grandes para llevar a los residentes a un aislamiento centralizado.

Además, se acaba de desprecintar la calle de la aldea de Shatou, en el distrito de Futian de Shenzhen, y hay una acumulación de infecciones, por lo que se volvió a precintar la zona.

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.