El calor extremo y la falta de lluvias están afectando gravemente a la provincia de Sichuan. Los cortes de electricidad y la suspensión de la actividad en las fábricas están empujando a la economía local al borde de una profunda crisis. 

Sichuan es una de las provincias con más cantidad de habitantes de China, con una actividad industrial joven y en pleno crecimiento, consume una cantidad elevada de energía eléctrica, el 80% la obtiene de las plantas de energía hidroeléctrica, entre ellas la presa emplazada en la ciudad de Ertan. 

El caudal de los ríos de Sichuan aumenta considerablemente durante el verano debido a las lluvias abundantes. Esto genera un sobrante de energía hidroeléctrica producida por las represas, la cual se envía a otras provincias, incluso a ciudades más lejanas como Shanghai.

Sin embargo, la escasez de lluvias, el aumento de la sequía y las olas de calor extremo están asolando a la provincia,  afectando la producción energética de Sichuan y al resto de la región.

El clima extremo está causando la sequía en algunos afluentes del río más grande de China, el río Yangtsé, donde se emplazan las Tres Gargantas, la represa más grande del mundo.

“Las zonas rurales y montañosas están sufriendo más con la escasez de agua. Este mes no ha llovido. Los ríos se han secado y hay un alto riesgo de incendio”, dijo un residente llamado Huang de la localidad de Dazhou, una ciudad ubicada a 70 kilómetros de la capital de Sichuan.

Cierre de fábricas y alerta roja

La falta de lluvias, la disminución del caudal de agua y la caída en la producción energética ha forzado al cierre de fábricas en Sichuan. Algunas fábricas tuvieron que detener su producción hasta el 21 de agosto, sin embargo el gobierno local extendió el cierre forzoso hasta el jueves 25 de agosto.

Varios centros de manufactura de la industria automotriz y electrónica se trasladaron a Sichuan durante los últimos años, debido a los bajos costos de mano de obra. La suspensión de estas fábricas puede impactar a toda la cadena de producción. Por esta razón, Shanghai envió una petición formal a Sichuan para que asegurara el suministro energético para las fábricas de autopartes. 

Toyota tiene una planta automotriz en Chengdu, la capital de Sichuan, y anunció el pasado 16 de agosto la suspensión de la planta debido a los cortes en el suministro de energía. La compañía fabrica 30.000 vehículos cada año en esa localidad.

Empresas extranjeras como Honda, Isuzu Motors, Ford Motor, Foxconn, Intel, Apple y otras importantes fábricas taiwanesas de electrónica tienen sus plantas en Chengdu.

El consumo de electricidad en la región subió un 25% según informes de los medios estatales, mientras que el caudal de agua que provee a las represas disminuyó más de la mitad. Otras provincias de China están en “alerta roja” debido a las altas temperaturas registradas, como Mongolia Interior, Anhui, Jiangsu, Zhejiang y Shanghai.

En los centros urbanos la situación es crítica, los cortes de energía afectan a comercios y zonas residenciales. Un mensaje de State Grid en Dazhou, un centro de fabricación en el norte de la provincia, decía: “El uso de energía para la producción industrial no se ha reanudado, ya que la prioridad está centrada en garantizar la energía eléctrica para el uso en áreas residenciales [suficiente], aunque también se está racionando”.

“La reanudación del suministro normal depende de las condiciones climáticas. Se esperan lluvias el 25 de agosto”.

Las autoridades informaron que es probable que las temperaturas extremas de más de 40 grados Celsius persistan hasta fin de mes y que se están tomando las medidas necesarias, incluyendo la elaboración de planes de contingencia para garantizar el suministro eléctrico a los hogares. En este sentido, Shanghai dio la orden de mantener apagada toda la iluminación decorativa de las calles. 

Recortes en la tasa de interés para estimular la economía 

El 22 de agosto, el Banco Central de China anunció que reducirá las tasas de interés a cinco años en 0,15% hasta alcanzar  el 4,3%. Además, la tasa anual sobre préstamos también se verá disminuida en un 0,05%. 

“Los bancos en China redujeron la tasa preferencial de préstamos a un año en cinco puntos básicos, pero redujeron en 15 puntos básicos la tasa a cinco años. Esto indica que los bancos están apoyando a los prestatarios de hipotecas”, dijo Iris Pang, economista jefe de China continental para el banco ING.

La economía china está en crisis por múltiples factores, como los desastres naturales, la política Cero COVID, la escasez energética, el impacto de Evergrande en el mercado inmobiliario y más dificultades en la cadena de suministros. 

En este sentido, está surgiendo con fuerza en varias provincias chinas una tendencia a boicotear los pagos hipotecarios de propiedades en construcción. Las medidas de recorte de tasas de interés no impactarán inmediatamente sobre los deudores de hipotecas, sino que sus efectos se verán a inicios de 2023.

“Los recortes reducirán los pagos de intereses de los préstamos existentes, aliviando la presión sobre las empresas endeudadas. También hará bajar el precio de los nuevos préstamos. El recorte mucho mayor del tipo a cinco años sugiere que el PBOC [Banco Central de China] está especialmente preocupado por los problemas del mercado de la vivienda”, dijo Sheana Yue, economista sobre China para Capital Economics.

“Sin embargo, los compradores de viviendas con hipotecas existentes tendrán que esperar hasta el comienzo del próximo año para que el cambio les afecte. Además, la actual debilidad de la demanda de préstamos es en parte estructural, y refleja la pérdida de confianza en el mercado de la vivienda y la incertidumbre causada por las recurrentes interrupciones provocadas por la política ‘cero covid’. Son lastres que no se pueden resolver fácilmente con la política monetaria”.

En una de las últimas reuniones del partido, el liderazgo del PCCh insistió en lograr un equilibrio entre el crecimiento, reforzar la política ‘cero covid’ y garantizar el desarrollo económico. El objetivo de un crecimiento anual “en torno al 5,5%” está lejos de alcanzarse en 2022 tras haber registrado sólo un crecimiento del 2,5% en el primer semestre de este año.

Por Gabriela Serrentino – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.