Redacción BLes– Desde 2019, las escuelas chinas han estado implementando sistemas de reconocimiento facial, y los padres se han quejado de que la tecnología pone en peligro la privacidad de sus hijos.

Según el medio de comunicación Sixth Tone, con sede en Shanghái, un padre llamado Tan presentó una queja ante la administración del condado de Badong después de que una escuela secundaria local obligara a los niños a usar escáneres de reconocimiento facial para hacer compras en el campus.

Tan argumenta que si los datos faciales de los alumnos quedan expuestos, el sistema plantea un problema de privacidad.

En un artículo de paper.cn, la actual implantación generalizada de los sistemas de reconocimiento facial ha suscitado la preocupación de muchas personas por la privacidad personal. La introducción de la tecnología de reconocimiento facial en el campus y su uso en los estudiantes es un tema aún más delicado. Anteriormente, la introducción del reconocimiento facial en algunas escuelas para la asistencia de los estudiantes y otras gestiones fue cuestionada por la opinión pública.

En su comentario, Xue Yujie, reportera de Sixth Tone, escribió que los estudiantes con los que habló estaban preocupados porque la escuela nunca les pidió permiso antes de capturar los datos de su cara. Los profesores y los expertos también se preguntan si los sistemas de reconocimiento facial pueden ayudar a los estudiantes a mejorar su rendimiento.

Alipay describe One Face Pass como un sistema de reconocimiento facial que se utiliza en las escuelas primarias y secundarias; la tecnología puede utilizarse para controlar a los alumnos mientras realizan pagos y a los estudiantes que deben proporcionar los datos de su cara y la información bancaria de sus padres. También puede ser utilizada por las autoridades para identificar a posibles sospechosos y por las empresas de juego para evitar que los menores jueguen a altas horas de la noche.

Según un libro blanco del sector, el número de escáneres faciales instalados en China aumentó un 30% al año de media entre 2010 y 2018. Para 2024, se espera que el mercado tenga un valor de 10.000 millones de yuanes (1.580 millones de dólares).

Duan Weiwen, director de investigación de la Academia China de Ciencias Sociales, dijo a Sixth Tone: “Las autoridades educativas deberían ser plenamente conscientes de los posibles riesgos éticos y de los escollos a largo plazo causados por el mal uso del reconocimiento facial, en lugar de perseguir simplemente la eficiencia.”

Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.