Redacción BLes– Un grupo de abogados de DD. HH. lanzó una interesante campaña en línea para animar a los ciudadanos chinos a relatar sus experiencias con el régimen durante la pandemia el año pasado, invitándolos a perder el miedo y basarse en la verdad. El trasfondo de la campaña es honrar al famoso médico Li Wenliang, quien fue encarcelado por advertir al mundo sobre la existencia del virus cuando el régimen estaba escondiendo todo. 

El grupo de abogados chinos ya había implementado una campaña similar el año pasado y ahora fue reactivada con más fuerza. Según reportó South China Morning Post, la idea surgió como una forma de honrar a su valiente colega Li Wenliang, quien falleció luego de contraer el virus semanas después de haber denunciado lo que estaba sucediendo en China bajo la complicidad del Partido Comunista Chino (PCCh).

Li, falleció el 6 de febrero del año pasado, ha sido aclamado como un héroe nacional por los detractores del régimen por advertir en grupos de mensajería privada sobre el descubrimiento de una enfermedad “similar al Sars” en la ciudad a fines de diciembre de 2019. 

El popular médico fue uno de las primeras personas en advertir sobre la enfermedad, pero sus intentos fueron en vano, ya que las autoridades chinas lograron silenciarlo, tal y como informó en su momento el diario The Guardian.

Liu Shuqing uno de los que impulsa la campaña dentro de China en honor a Wenliang, pidió a “todos los chinos que digan la verdad a título personal” y recomendó que la conmemoración sirva como una advertencia pública de las consecuencias de perder el derecho a la libertad de expresión.

“No se trata del derecho a criticar al gobierno, sino de inspirar a la gente a hablar como lo hizo Li Wenliang”, dijo Liu.

Según Liu, el objetivo es crear conciencia sobre la importancia de decir la verdad y recordar el precio por Wenliang y el país en su conjunto debido al brote “luego de que las autoridades suprimieran la alerta temprana”.

Fue el 30 de diciembre de 2019 cuando este médico envió un comunicado a otros compañeros de profesión a través de una conversación grupal donde advertía sobre esta peligrosa infección.

Poco después, fue reclamado por las autoridades de Seguridad Pública, siendo investigado por la policía, junto con otras cientos de personas, por difundir supuestos rumores. También fue obligado a firmar una carta donde reconocía haber hecho “comentarios falsos”.

Varios periodistas ciudadanos que informaron sobre el brote en Wuhan el año pasado fueron detenidos y acosados ​​por las autoridades, entre ellos el abogado Zhang Zhan, quien recientemente fue sentenciado a cuatro años de cárcel.

En un informe publicado por Propublica, se describen los documentos filtrados que relatan los esfuerzos masivos de propaganda y censura que utilizó el régimen chino para recuperar el control de la narrativa dentro del país sobre el virus PCCh, luego que trascendiera los mensajes de advertencia publicados por el Dr. Wenliang.

Los funcionarios chinos estaban sumamente preocupados de que las noticias sobre la muerte de Wenliang causaran un “efecto mariposa” sobre las noticias respecto al virus, que podrían ser perjudiciales para el régimen.

Por tal motivo ordenaron a los medios de comunicación que no promovieran historias sobre Wenliang y pusieron un ejército de trolls en internet a disposición para eliminar de los sitios de redes sociales y de las listas de temas de actualidad, el nombre del médico y censurar sus relatos.

Andrés Vacca – BLes.com