Redacción BLes – Las personas más ricas en China están observando cómo disminuye el valor neto de su patrimonio a medida que avanza la recesión económica mundial, la crisis interna causada por la política covid cero y el peligro en la estabilidad de las cadenas de suministro. En el último discurso de Xi pronunciado en el XX Congreso, el líder comunista resaltó la prosperidad común como un objetivo a alcanzar. Sin embargo, los ricos en China hace tiempo que han empezado a huir hacia lugares más amigables con su fortuna.

Según South China Morning Post, la inquietud por abandonar el país está en aumento. Un evento realizado en un hotel en Chengdu reunió a cientos de consultores para inmigración con millonarios chinos que quieren irse al extranjero.

“Mis compañeros han dicho que sus firmas han visto cómo las consultas se han multiplicado varias veces desde mayo y siguen creciendo día a día”, dijo Danny Cai, que dirige una firma consultora de inmigración y estudios en el extranjero en la provincia de Zhejiang
.
“Los clientes son como ranas en agua tibia y de repente la sienten hirviendo. Nos estamos dando cuenta de que China se encuentra en una encrucijada y las nuevas políticas y políticas económicas pueden generar enormes incertidumbres y riesgos para su riqueza”.

Con el declive del mercado inmobiliario y las desastrosas consecuencias de la política cero covid, las familias chinas ricas y de ingresos altos están buscando la salida del atolladero.

Según una encuesta realizada por Instituto de Investigación del Informe Hurun, el 32 por ciento de los millonarios chinos quieren irse del país este año, más del doble que el año pasado. El 6 por ciento ya había iniciado los trámites para irse definitivamente.

La política cero covid y la interrupción constante de la vida cotidiana son algunas de las razones. La esposa del cofundador de una empresa privada en la provincia de Guangdong que fabrica productos para mercados extranjeros, expresó que la “vida anormal” que sus hijos tienen que vivir bajo cero-Covid es intolerable. Además, dijo que “estamos muy preocupados porque no sabemos cómo una economía de mercado socialista en la nueva era cambiará la sociedad e impactará lo que poseemos hoy y en el futuro”.

Según otra consultora de inmigración en Chongqing, “todo el mundo tiene dudas sobre si habrá campañas duras contra el sector privado y los ricos”, dijo.

Una consultora de migración de inversión con sede en Londres proyectó que 10.000 personas chinas de alto poder adquisitivo emigrarían este año, lo que constituye el 1 por ciento de los ricos en el país.

Los chinos ricos buscan opciones de migración en países que ofrecen visas especiales por inversiones, como la Golden Residence Permit de Portugal, el programa de Ciudadanía por inversión de Granada, el programa Golden Visa de Grecia y la Ciudadanía por naturalización de Malta para servicios excepcionales por inversión directa.

Los trámites y permisos para conseguir una segunda ciudadanía pueden demorar algunos meses y cuestan desde 25.000 dólares a 1 millón de dólares.

El líder chino quiere reforzar los controles sobre los ricos

Luego del XX Congreso, Xi Jinping remarcó que el régimen estará más atento a los ricos en China al decir en su discurso: “Mantendremos la distribución del ingreso y los medios para acumular riqueza bien regulados”. “Protegeremos los ingresos legales, ajustaremos los ingresos excesivos y prohibiremos los ingresos ilícitos”, se lee en el informe en inglés.

También mencionó la “prosperidad común”, una frase muy repetida por el líder chino, sin embargo, esta vez agregó que intensificarán los medios para controlar la acumulación de riqueza, algo que no había nombrado anteriormente.

Según especialistas en política y economía chinas, el objetivo del régimen no es apuntalar el bienestar de la población al “estilo europeo”, sino que se refiere a más intervención del estado para redistribuir la riqueza. “Esto debería ser una señal de advertencia para los ricos”, advirtió Alicia García Herrero, economista jefe de Asia-Pacífico de Natixis.

Un analista senior de la consultora Trivium China dijo que “cualquier enfoque para la redistribución de la riqueza procederá lenta y cuidadosamente dados los importantes obstáculos económicos que China enfrenta actualmente”.

“La represión de la tecnología y los bienes raíces ya ha asustado a los creadores de crecimiento, y Beijing no buscará agravar esos problemas introduciendo medidas demasiado estrictas para los ricos en el corto plazo”, agregó.

Junto con la campaña anticorrupción iniciada por Xi, el régimen comunista también reforzó la supervisión para combatir la “expansión ciega” del capital. Con este fin, comenzó estrictas investigaciones sobre empresas privadas de Internet y duras regulaciones sobre el sector inmobiliario.

Algunos analistas señalan que la estrategia del gobierno chino podría centrarse en las propiedades inmobiliarias, ya que constituyen el mayor resguardo de riqueza de los chinos, de esta manera podrían aumentar los impuestos a la propiedad.

También destacan que la posición de Xi es mucho más frágil en una economía delicada y con la huida de ricos y sus capitales a otros países. El partido comunista chino necesita del flujo de dinero proveniente de los impuestos a los ricos para su plan de “prosperidad común”; sin embargo, las crisis que está enfrentando en este momento por las consecuencias de sus propias políticas de covid cero, están amenazando su supervivencia.

¿Cuánto dinero y recursos se necesita para controlar a todos los miembros del PCCh tanto dentro como fuera de China? También el PCCh utiliza muchos recursos para erradicar a los disidentes y reprimir a la población china, mientras que externamente requiere algo más que solo la fuerza para intimidar y comprar gobiernos y empresas en otros países.

Mientras que el líder Xi tiene sus ojos puestos en la redistribución de la riqueza, monopolios y propiedades inmobiliarias, los datos económicos del país no son muy esperanzadores. La caída en el comercio internacional, las sanciones de Estados Unidos y la guerra ruso-ucraniana son solo una parte de los problemas que enfrenta la economía china. Con la pandemia mundial, los desastres naturales, la escasez de alimentos, los cortes de energía y el surgimiento de nuevas epidemias en algunas regiones, China está atrapada en una encrucijada. Hasta ahora, los planes del PCCh, según los informes del XX Congreso, se enfocan en los ricos y los grandes monopolios para rescatar el país y “erradicar la pobreza” con la redistribución de la riqueza para lograr la “prosperidad común”.

Gabriela Serrentino – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.