Desde hace meses China está ahogándose en una anunciada crisis financiera, que al parecer estos últimos meses se intensificó y los bancos para amortiguar el problema han congelado el dinero de sus clientes. Esta situación de incertidumbre ha generado quejas y angustia, y además algunas personas afirman que la cifras retenidas ascienden a decenas de miles de millones de yuanes.

Tal es el caso del empleado de un banco en la provincia de Sichuan, que entró en pánico y se arriesgó a contar la terrible situación económica que atraviesa la entidad bancaria.

 El hombre comentó en las redes sociales, de forma anónima, que su banco no podía otorgar nuevos préstamos: “El puerro se niega a crecer y la hoz está en pánico”. Y agregó: “Han surgido todo tipo de maneras de beber veneno para saciar la sed, como colgar intereses y transferir capital, y pagar deudas con capital”.

También afirmó que “la economía china está llegando a su fin, al igual que el fin del mundo”.

¿Bancos chinos en quiebra? 

El empleado del banco de Chengdu, encargado de controlar los riesgos financieros, explicó que los bancos chinos no están prestando atención a las consecuencias de usar descuidadamente el dinero de los clientes y lo usan para pagar deudas, para poder reducir las tasas de interés, lo que es un riesgo potencial. También comentó que es muy común otorgar préstamos a empresas fantasmas, a propietarios de empresas en disputa y a inmuebles con un valor hipotecario insuficiente.

Por otra parte, el empleado bancario manifestó que el sistema inmobiliario en China está realmente fuera de control: reduciendo las tasa de pago inicial y las tasas de interés, incluso otorgando préstamos hipotecarios a gran escala para alentar a los consumidores a comprar casas. En este aspecto, el número de ejecuciones hipotecarias ha aumentado sustancialmente. El empleado bancario reveló que en pequeñas ciudades como Douyin, la “venta a pérdida” de los bienes inmuebles es moneda corriente. 

Bancos retienen el dinero de los ciudadanos

Aparentemente, la grave situación se ha extendido a todos los bancos de China que han restringido el retiro de dinero de sus clientes.

Por esta razón, los clientes protestaron frente a la Oficina de Supervisión y la Comisión Reguladora de Bancos y Seguros de Henan gritando: “¡Banco de Henan regresen mis ahorros!”, según Apollo News

Desde hace semanas, tres bancos de Henan impidieron que los clientes retiraran su dinero, lo que provocó protestas con  carteles que decían: “Tres bancos comunales en Yuzhou, Shangcai y Tuocheng en Henan no permiten retirar dinero, ¡por favor, la Comisión Reguladora de Bancos y Seguros de Henan decida por la gente!”.

 

 

En las protestas los manifestantes decían: “¡Devuélvanme mis ahorros!”.

 

Los bancos chinos de Shenzhen Shiyan Bank, el Banco Agrícola de China y los bancos de Shanghái restringieron los retiros de dinero de forma silenciosa y limitaron los retiros a 1000 yuanes por día sin notificar a los clientes, también han acortado sus horas de servicio. A su vez, en la mayoría de los bancos se observan largas filas de personas esperando ser atendidas, 

Todos los bancos de Zhengzhou también congelaron los ahorros de sus clientes. Una ciudadana de apellido Hang, de la provincia de Liaoning, dijo: “Me ha afectado mucho desde el 18 de abril. Casi no puedo comer ni dormir”, según South China Morning Post.

Hang y sus padres tienen un total de 860,000 yuanes, el equivalente a 128,000 dólares, en ahorros, en tres de los cuatro bancos que retuvieron su dinero.

Extraños movimientos en el Banco de Nanjing

La situación del Banco de Nanjing llamó la atención en las redes sociales chinas por sus extraños movimientos. El 1 de julio, Ming Fei, un analista de Western Securities fue despedido tras dar a conocer la crisis de deuda del banco y supuestamente murió por razones desconocidas, según trascendidos en redes sociales; el presidente del banco renunció e inmediatamente ejecutivos financieros de las grandes corporaciones tomaron el puesto de forma temporal para “estabilizar los riesgos financieros”.

Fei había publicado en sus redes sociales y comentado entre su círculo de amigos que el déficit del Banco de Nanjing provenía de deudas causadas por el gobierno chino y no por un mal manejo de las inversiones. También informó que el banco no se abastecía de dinero de los clientes, sino de las pensiones, seguros sociales y de fondos de previsión. Además, agregó que los préstamos que el banco otorgaba eran únicamente para empresas industriales, para la compra de inmuebles y para proyectos gubernamentales.

Según trascendidos en WeChat, el sábado 2 de julio, Western Securities había confirmado la muerte de Fu Mingfei, que ocurrió el 30 de junio de 2022, entre las 18:00 a 18:50, aún no se conocen las causas, ni el banco ratificó la información.

Un funcionario del banco explicó que el empleado fue despedido por el revuelo que había causado con sus comentarios y que el presidente del Banco de Nanjing, Lin Jingran, renunció por un cambio laboral. Sin embargo, el funcionario aún no había completado sus dos años de mandato.

El 3 de julio, el Banco de Nanjing inesperadamente emitió un comunicado anunciando que el banco usaría un nuevo nombre: “Bank of Nanjing Co., Ltd.”. Explicando que debido a la larga vida útil y al grave desgaste se cambiaría el nombre o sello, “para facilitar el buen desarrollo de varias tareas, nuestro banco decidió reemplazar el sello”.

La crisis financiera está fuera de control en China y al parecer empeora día a día. La angustia de la gente se incrementa ante la posible pérdida de sus ahorros e inversiones y con los posibles riesgos de recesión del país; los mercados están en baja y varias empresas extranjeras están abandonando el territorio asiático. ¿Podrá China superar la grave crisis?

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.