Redacción BLes – En noviembre de 1967, el Comité de Trabajo de Graduados Revolucionarios, de la Universidad de Tongji, en Shanghái, expulsó al estudiante “reaccionario”. Zhang Daxiong, luego que los guardias rojos encontraron en su casa los llamados ”diarios reaccionarios”.

En ellos, Zhang citaba: ”Se perdieron dos días de tiempo (nota: dos días de reunión para estudiar), ¡pero he ganado mucho! Después de ver que el Partido Comunista tiene miedo de que nos rebelemos, nos obliga a tener reuniones todos los días para “estudiar” política. Si no estudias política y haces una reunión cada día, tu pensamiento se atrasa. De hecho, te darás cuenta de lo despreciable que es el Partido Comunista: con su democracia falsa, sus noticias falsas, su  jactancia. Todo es falso, habrá resistencia”, terminó diciendo Zhang.

Por esa época, y antes de ser expulsado de la universidad, Zhang Daxiong, se dedicaba a escuchar estaciones de radio que retransmitían desde Estados Unidos y Taiwán programación anticomunista, sobre todo música, esto lo aprovechó en gran modo Daxiong para  romper la censura del partido comunista (PCCh) en la universidad.

Mientras tanto, el PCCh de Shanghái, al igual que en toda China, ofrecía una violencia sin parangón y  movilizaba sus recursos de maldad  con  órdenes  de eliminar milenios de cultura. El “Gran Salto Adelante”, de Mao Tse Tung, se constituyó en motor de la “lucha de clases” y milenios de tradición fueron extirpados  a través de la “revolución cultural”. 

Para 1967, el miedo era una constante en la mente del pueblo, y millones de ciudadanos dejaban de lado sus valores tradicionales por influencia del PCCh. Hubo un momento incluso, donde la maldad del partido demostró su ignominia, cuando invitaron a los intelectuales a debatir públicamente lo que pensaban.

Este episodio está excelentemente reseñado en, ”9 Comentarios Sobre el Partido Comunista Chino”, y cito: ”El PCCh llamó a los intelectuales a ofrecer sus opiniones, pero luego los persiguió como derechistas, utilizando sus “crímenes”. Cuando algunos criticaron la persecución como una conspiración o un “complot” en la oscuridad. Mao proclamó: ”No es un complot en la oscuridad, sino una estratagema abierta”.

En ese clima de hace cincuenta años, a fuer de valores y valentía, el estudiante Zhang Daxiong, que venía de una familia tradicional  se despertó a la realidad y comprendió al instante que el objetivo comunista de eliminar la relación entre Cielo y tierra que había existido, se estaba cumpliendo a través de la violencia, sin embargo, Zhang Daxiong predijo: ”La dictadura del partido comunista será completamente eliminada” 

El partido comunista ejerce su maldad a nivel global

También en la Alemania del nacionalsocialismo, el partido ejecutó a los hermanos Hans y Sophie Scholl, dos jóvenes que se opusieron a Hitler desde las aulas de la universidad.

Sophie Scholl petenecía a la Liga de Chicas Alemanas, y ejerció entre sus filas la crítica contra el regimen nazi, por ello fue catalogada como “degenerada”. Al igual que Zhang Daxiong, Sophie había despertado y comprendió en su corazón que el regimen nazi amenazaba la tradición.

Dios era muy importante en la vida de Sophie Scholl. Sophie estudió en profundidad la “teología de la conciencia”, del cardenal Newman, y  pudo ver la maldad del partido nazi.

Los hermanos Scholl fundan la Rosa Blanca

En 1942, los hermanos Scholl, junto a Alexander Schmorell, Willi Graf y Jürgen Wittenstein se unieron a la resistencia pasiva frente a la Alemania de Hitler, ilustrados por el pensamiento de Aristóteles, Novalis, Goethe y Schiller, y expusieron sus tésis sociales basado en estos argumentos, sin embargo, no consiguieron  despertar al pueblo alemán.

Finalmente tras ser capturados por la Gestapo, los hermanos Scholl fueron ejecutados

Al igual que el final del partido Nacional-Socialista de Alemania. El PCCh tiene sus días contados.

En ese gran libro ya reseñado anteriormente en este artículo, “9 Comentarios sobre El Partido Comunista Chino”, aparece esta sentencia, y cito: “Como dice un famoso poema chino, profundamente suspiro en vano por las flores que caen”. El final está cerca para el régimen comunista, que apenas se aferra a la supervivencia. Los días antes de su colapso están contados. The Epoch Time cree que ahora es el momento oportuno, antes de la desaparición total del PCCh, para una mirada retrospectiva, a fin de exponer completamente como este culto más grande de la historia ha llegado a encarnar todos los males de la tierra, desde el pasado hasta el presente. Esperamos que aquellos que todavía están siendo engañados por el PCCh, ahora vean claramente su naturaleza, purguen su veneno de sus espíritus, liberen sus mentes de su maligno control, se liberen de las ataduras del terror y abandonen para siempre todas las ilusiones al respecto”.

Por José Rangel – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.