Redacción BLes – Según informa la BBC en su portal de idioma chino, tres películas taiwanesas fueron censuradas en Hong Kong y no podrán participar en tres festivales de cine. Las películas “The Runaways”, “The three little boys” y “Quarantine Denny” no tienen nada que ver con política, sin embargo, la ley de seguridad nacional, impuesta por el PCCh en la antigua colonia británica, puede decidir la censura para las películas que son contrarias a “la seguridad nacional” según el criterio propio de los censores.

La Oficina del Gobierno de Hong Kong para la Administración de Cine, Periódicos y Artículos, un organismo estatal que ejerce nuevos poderes desde 2021, como revisar las películas a estrenarse en toda la región y decidir si estas contradicen alguna normativa de la ley de seguridad nacional, solicitó la revisión de estas tres películas y concluyó que no debían proyectarse en Hong Kong.

Algunos expertos en Taiwán y Hong Kong señalaron que la posible razón detrás de la censura de las autoridades podría ser el trasfondo de las películas taiwanesas, ya que podría interpretarse como apoyo a la soberanía de Taiwán.

La BBC indica que las tres películas taiwanesas no tratan temas políticos relacionados con Hong Kong o la soberanía de Taiwán. “The Runaways”, dirigida por Zeng Wenzhen, presenta la historia de inmigrantes vietnamitas en Taiwán. “The three little boys” es un documental sobre Huang Xinyao y su juventud. “Quarantine Denny” es la obra de los nuevos directores Lu Baixun, Zhuang Xiangan y Lin Yayou, que explora los dramáticos cambios de la vida cotidiana bajo la epidemia.

Las películas estaban destinadas a proyectarse en el Festival de Cine Image Without Borders 2022, el Festival Internacional de Cine Panda y el Festival de Cine Asiático de Hong Kong organizado por el Festival Independiente de Cortometrajes y Medios de Video en Hong Kong.

La BBC intentó contactar a los tres directores de las películas sin éxito, solo respondió Lu Baixun, director de “Quarantine Denny”, dijo que “no hay contenido sensible en la película, pero desafortunadamente esta película no puede hacer nada al respecto. Conozco a la audiencia en Hong Kong, espero que todo esté bien en el futuro”.

De acuerdo con la nueva ordenanza de censura cinematográfica de Hong Kong, las películas deben examinarse antes de que puedan proyectarse en lugares públicos para determinar si muestra “amenazas” a la seguridad nacional”.

Según el sitio web de noticias Hong Kong 01, la película “The three little boys” tiene escenas donde se muestran la bandera de Taiwán y campamentos militares, lo que podría interpretarse como “mensajes ocultos” sobre la soberanía de Taiwán. Además, el film menciona a la República de China (denominación oficial de Taiwán en chino), al ejército nacional, a la presidente, todos términos relacionados con el sistema de gobierno democrático de la isla y que reflejan la independencia del país, que tanto ofende a las autoridades comunistas de Hong Kong.

En la película “The Runaways”, que trata sobre la situación de migrantes vietnamitas viviendo en Taiwán, se muestra una protesta frente al edificio presidencial taiwanés, un punto de dolor para el régimen comunista chino, que tiene el control del gobierno de Hong Kong.

Un experto en cine y profesor de la Escuela de Cine de la Universidad Bautista de Hong Kong, Wu Guokun, dijo que las cuestiones de Taiwán son cada vez más sensibles desde el punto de vista político y que las autoridades de Hong Kong no están siendo claras con las normas de censura de películas extranjeras.

Wu Guokun criticó que el mecanismo de censura cinematográfica de Hong Kong está retrocediendo, como “volviendo a la década de 1950”. En ese momento, la Guerra Fría y la lucha entre el Kuomintang y el Partido Comunista llevaron a la inestabilidad política en Hong Kong.

El profesor experto en cine en idioma chino y cultura popular dijo que la censura cinematográfica en Hong Kong está avanzando y la comparó con la censura en la década de 1950; cuando la Guerra Fría estaba en su apogeo, y la lucha entre el Kuomintang (partido nacionalista de Taiwán) y el Partido Comunista Chino, llevaron a Hong Kong a la inestabilidad política. Como consecuencia, la censura de películas chinas y taiwanesas estaban a la orden del día.

Un ejemplo de ello es que las películas que mostraban a la Revolución Cultural como algo positivo eran permitidas, sin embargo, las películas que criticaban el Partido Comunista Chino, como la película taiwanesa “If I Was Real” que criticaba la Revolución Cultural, fue prohibida.

Según Wu Guokun, a pesar de que en la década de 1980 y de 1990, Hong Kong actualizó, junto con las autoridades británicas, el sistema de clasificación de películas y abolió la censura; desde la aplicación de la nueva ley de seguridad nacional bajo las órdenes del Partido Comunista Chino, esa libertad se irá extinguiendo para los ciudadanos hongkoneses.

En una reciente entrevista con la versión china de la BBC, Tian Qiwen, portavoz de la Federación de Cineastas de Hong Kong, dijo que no se entendía claramente el criterio para permitir o no la proyección de películas por parte de las autoridades.

“Esta vez es una película taiwanesa, no una película de Hong Kong, pero es un proceso bidireccional. Las escenas, la utilería y los diálogos involucrados también nos afectarán. La industria necesita una guía clara y no queremos que nos digan un “recordatorio cálido” después de que termine la filmación. No funciona, es una pérdida de tiempo, creatividad y estructura de la historia”, comentó.

Además, Tian Qiwen señaló que no está conforme con la situación en la que se encuentran los cineastas de Hong Kong bajo estas nuevas reglas. Ahora, los cineastas deben “descubrir por sí mismos lo que quieren las autoridades de Hong Kong bajo esta nueva corrección política y prestar mucha atención a los peligros sobre Taiwán”.

Con la creciente tensión entre China y Taiwán, la autoridad ejecutiva de Hong Kong, Li Jiachao, propuso en su “Discurso de política” en octubre que subvencionaría a los equipos de Hong Kong y Asia para coproducir películas, sin embargo, Taiwán no estaba incluido.

Tian Qiwen dijo que esta presión para no incluir a Taiwán en la producción de películas no es saludable para la industria y expresó: “¿sería desleal comer frutas taiwanesas y viajar a Taiwán en el futuro? [Esto] solo obstaculizará los intercambios, los mercados y las economías entre los dos lugares”.

Por Gabriela Serrentino – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.