Redacción BLes – Hiram Johnson, senador estadounidense en 1917, pronunció  una contundente  frase atribuida también al filósofo griego, Esquilo, la frase en cuestión dice:”La primera víctima de la guerra es la verdad”.

Y es cierto, la verdad fue enterrada en Hong Kong desde la promulgación de la Ley Básica  en 1990 por el partido comunista chino (PCCh), que entró a regir en julio de 1997, como mini-constitución para asegurar el status quo de la urbe bajo el principio de, “un país, dos sistemas”.

Luego,  bajo amparo del Artículo 23 de la  Ley Básica, se promulgó la Ley de Seguridad Nacional en junio del 2020, por la cual, “un país, dos sistemas”, fue derogado de facto ante la represión criminal del régimen chino, contra la sociedad civil hongkonesa.

El tenebroso andamiaje de la guerra silenciosa de Pekín contra las libertades, en especial, contra la libertad de expresión, hizo que este año de 2022, La Asociación de Periodistas de Hong Kong, no publicó su anuario número treinta sobre la libre expresión.

Sin embargo, un grupo de reporteros exiliados rompió la formalidad, y sacó a la luz una libro blanco sobre la persecución del PCCh contra los medios, cuyo título es:”Historias que no se pueden silenciar”. Donde destaca el cierre del Apple Daily.

El dictamen en formato samizdat, fue publicado en la plataforma de la Federación Internacional de Periodistas con mucho sigilo tras el casus belli desatado por Pekín contra la prensa hongkonesa. 

Puede decirse, que la persecución contra el periodismo libre en Hong Kong, comenzó el 17 de junio del 2021, cuando el PCCh concentró quinientos policías en la sala de redacción del Apple Daily, y arrestó a cinco altos ejecutivos de la empresa.

En su momento, el cuerpo represivo alegó que el diario había publicado desde el 2019 hasta la fecha, treinta  artículos donde se pedía a Occidente imponer sanciones contra China. Con todo, el 24 de junio del 2021 el diario cerró sus puertas, y se convirtió en  símbolo de libertad.

Li Zhiying fundador del medio, conocido como Jimmy Lay, y sus dos hijos, fueron acusados bajo el Artículo 29 de la Ley de Seguridad Nacional por los cargos de:”conspiración para colusión con países occidentales y poner en peligro la seguridad nacional”, según informe de los uniformados.

Un libro blanco sobre libertad de expresión de 40.000 palabras y cinco capítulos

El informe del periodismo independiente en Hong Kong, registró también el cierre del periodico Position, el destierro de corresponsales, la persecución a plataformas de internet en territorio chino y ultramar bajo el auspicio de la Ley de Seguridad Nacional.

Por lo que la sociedad civil retomó la iniciativa fuera de los límites impuesto por Pekín, lo que significó un gran desafío.

Fundamentalmente para Muzi, el corresponsal que desde la sombra viralizó el silencio de la  “comunidad internacional sobre Hong Kong”. 

Muzi dijo: “Cuando estaba escribiendo el informe, investigué un poco y descubrí que estos medios independientes en el extranjero son muy útiles, porque hay muchas fuentes secretas  que critican al PCCh”, y agregó.

“Sé cuánta  presión hay sobre la Asociación de Periodistas de Hong Kong para no publicar el informe anual sobre libertad de expresión, que aparece hace treinta años”, dijo, y  se preguntó.

“¿Por qué necesitamos permanecer en el anonimato cuando ya hemos publicado el dictamen en una plataforma internacional? Esto refleja la situación que enfrentamos bajo la ‘Ley de Seguridad Nacional’ de Hong Kong. Creo que esta situación necesita atención global”. comentó.

En este sentido, también se pronunció el ex-`profesor asistente del Departamento de Periodismo de la Universidad Bautista de Hong Kong, Du Yaoming, cuando dijo, “que es responsabilidad de la Asociación de Periodistas de Hong Kong publicar el Informe Anual sobre la Libertad de Expresión, pero no fue posible por la gran amenaza de Pekín”, aseguró, y luego comentó.

“La ley de seguridad nacional puede  arrestar, confiscar propiedades, detener y no permitir la libertad bajo fianza, este gran temor preocupa mucho, creo que  la Asociación de Periodistas se ha visto obligada a guardar silencio. La autocensura  es suficiente”. terminó diciendo.

.Según Du Yaoming: “Esto demuestra el asesinato de la libertad de expresión en Hong Kong”.

Por José Rangel – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.