Redacción BLes– India y Japón establecieron una alianza militar a 10 años, contrarrestando así la amenaza del Partido Comunista de China (PCCh) en el área del Indo-Pacífico.

El primer ministro de India, Narendra Modi, y su homólogo de Japón, Shinzo Abe, firmaron el 10 de septiembre el acuerdo mediante el cual intercambiarán suministros y servicios entre sus fuerzas armadas, según Times of India. 

De esta manera, la India aumenta sus alianzas militares; anteriormente firmó pactos similares con Estados Unidos, Francia, Australia, Corea del Sur y Singapur, para compartir la logística, los buques y los aviones de guerra de sus respectivos ejércitos. 

“La India está negociando pactos similares con el Reino Unido y con Rusia. El de Rusia debería ser firmado a finales de este año. No tenemos la intención o los medios para establecer bases en el extranjero como lo está haciendo China”, dijo un alto funcionario el 10 de septiembre, citó Times of India.

Asimismo, el nuevo pacto con Japón fortalece la alianza militar Quad que vincula a la India, con Estados Unidos, Australia y el Japón frente a la amenaza planteada por el expansionismo del PCCh en la región del Indo-Pacífico. 

La soberanía de ambos países es agredida por las ambiciones de Beijing. Por su parte, Tokio protesta por los barcos chinos cerca de las Islas Senkaku, un grupo de islotes deshabitados controlados por los japoneses, pero que el PCCh reclama para sí en el Mar de la China Oriental.

La India, a su vez, es acosada por el PCCh en el Himalaya, en Ladakh, donde combatieron  en junio dejando un saldo de 20 soldados indios muertos, y un número desconocido de soldados chinos también muertos, que algunos calculan en 34. 

El expansionismo territorial del PCCh en la región Indo-Pacífica y en el Mar de China Meridional perjudica también a países como Vietnam, Malasia, Filipinas, Taiwán y Australia.

Por su parte, Australia rechazó las pretensiones del PCCh en el Mar de China Meridional, basadas en argumentos controvertidos. 

“No hay base legal para que China dibuje líneas de base rectas que conectan los puntos más alejados de los accidentes marítimos o ‘grupos de islas’ en el Mar de China Meridional, incluso alrededor de los archipiélagos ‘Four Sha’ o ‘continentales’ o ‘periféricos'”, dijo el representante de Australia ante la ONU el 23 de julio, de acuerdo con Reuters. 

El PCCh reclama el 90 por ciento de las aguas potencialmente ricas en energía, desconociendo los derechos de países como Malasia, Brunei, Vietnam, Filipinas y Taiwán, que también defienden sus intereses. 

En este sentido, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, declaró que la reclamación del PCCh era ilegal.

“Las reivindicaciones de Beijing sobre los recursos marítimos en la mayor parte del Mar de China Meridional son completamente ilegales, al igual que su campaña de intimidación para controlarlos”, dijo Pompeo en un comunicado de prensa del 13 de julio.

Los ataques del PCCh a la soberanía de los aliados de EE. UU. en el área en discusión requirieron la presencia militar de este. Cada vez se hacía más frecuente la coerción del PCCh para tomar recursos mediante el acoso y la intimidación a los países perjudicados.

José Hermosa-BLes.com