Redacción BLes – Los argumentos para rebatir la teoría de la filtración del laboratorio como una mera conspiración se han hecho aún más inestables con un reciente vídeo que demuestra que el Instituto de Virología de Wuhan (WIV) tenía murciélagos en sus instalaciones.

Las imágenes publicadas por Sky News y el diario australiano el domingo 13 de junio muestran claramente a los investigadores del Instituto de Virología de Wuhan criando murciélagos vivos en las cuevas del centro.

Fue producido y difundido originalmente por la Academia China de Ciencias hace cuatro años, dos años antes de la propagación del virus PCCh (Partido Comunista chino) o también conocido como COVID-19, que contaba con el entonces nuevo laboratorio de bioseguridad de nivel cuatro.

El vídeo muestra que los investigadores del laboratorio de Wuhan capturaban y alimentaban a los mamíferos mientras llevaban ropa protectora. En un momento dado, se ve un murciélago colgado boca abajo de una gorra de uno de los empleados que llevaba en la cabeza.

Un murciélago colgando del sombrero de uno de los investigadores del WIV, del vídeo subido por la Academia China de Ciencias en mayo de 2017 (13 de junio de 2021/Sky News Australia/Captura de pantalla de YouTube)

El vídeo transmite imágenes de cientos de ratones en jaulas, que supuestamente fueron utilizadas por los investigadores del WIV para realizar experimentos de ganancia de función.

“Sabemos que el WIV utilizaba ratones humanizados para experimentos destinados a ver qué coronavirus podían infectar a los humanos”, dijo la presentadora Sharri Markson en Sky News. “En algunos experimentos, utilizan los ratones humanizados para hacer que los virus que antes no podían infectar a los humanos hagan exactamente eso”.

“Estos experimentos se denominan de ganancia de función, y su objetivo es hacer que los virus sean más infecciosos y más violentos para tratar de predecir cuáles pueden causar la pandemia”, explicó Markson.

Un investigador del Instituto de Virología de Wuhan alimentando a un murciélago con gusanos, del vídeo subido por la Academia China de Ciencias en mayo de 2017 (13 de junio de 2021/Sky News Australia/Captura de pantalla de YouTube)

El contenido del vídeo contradice una afirmación hecha en diciembre del año pasado por el director de un colaborador de la instalación EcoHealth Alliance, financiado por los contribuyentes estadounidenses, Peter Daszak, quien afirmó con firmeza que el laboratorio de Wuhan no mantenía murciélagos vivos en sus instalaciones.

“Error importante en este artículo. Ningún murciélago fue ‘enviado al laboratorio de Wuhan para los análisis genéticos de los virus recogidos en el campo’. Así no es como funciona esta ciencia”, escribió Daszak en un tuit eliminado. También era un virólogo que trabajaba para la OMS-China. “Recogemos muestras de murciélagos y las enviamos al laboratorio. Liberamos a los murciélagos donde los atrapamos”.

Este tuit fue respondido con una afirmación diciendo que los “científicos occidentales” estaban asumiendo “las mismas prácticas y protocolos operativos estándar que ellos”, por Simon Boyi Chen, que estaba en el programa de becas de patología genética molecular en Stanford Health Care.

La conversación continuó con Daszak afirmando que había trabajado para el WIV durante más de una década para enfatizar la validez de sus palabras, calificando de “teoría de la conspiración” las acusaciones de filtración del laboratorio, negando el origen especulado del virus que causa la enfermedad COVID-19, el SARS-CoV-2.

“Se trata de una teoría de la conspiración ampliamente difundida. Este artículo describe un trabajo que dirijo y en el que he colaborado durante 15 años. NO hay murciélagos vivos ni muertos en ellos. No hay pruebas en ninguna parte de que esto haya ocurrido”.

También le recomendamos: Hallaron sin vida a periodista que expuso una reunión secreta de Bill Clinton (Video)

Ad will display in 09 seconds

Según el Washington Examiner, meses después de sus seguras afirmaciones, Daszak cambió de rumbo y dijo que el WIV podría tratar de albergar colonias de murciélagos para su investigación, insinuando en su cuenta de Twitter que era una práctica común en los laboratorios internacionales sobre murciélagos.

“Tienes razón, los laboratorios de EE.UU. y de todo el mundo están tratando de mantener a los murciélagos para probar las respuestas inmunes virales, etc. Ninguno lo está haciendo con éxito a gran escala como los ratones de laboratorio y los animales siempre se examinan libres de virus antes de las pruebas, así que incluso si el WIV estuviera intentando esto, es probablemente irrelevante para los orígenes…”, dijo en un tuit el 1 de junio.

“También creo que está en el informe de la OMS (anexos) que estaban trabajando w / animales en WIV en BSL-4, al igual que los laboratorios de Estados Unidos”.

Las imágenes de 2017 fueron rastreadas por primera vez por un grupo en línea llamado “DRASTIC” o Equipo de Búsqueda Autónomo Radical Descentralizado que Investiga el COVID-19.

Laura Enrione – BLes.com