Redacción BLes– Según nuevos documentos que aparecieron sobre los negocios de la familia Biden, se desprende que Hunter Biden, el hijo del candidato demócrata Joe Biden, habría creado una empresa fantasma a fin de evitar registrarse como agente extranjero y poder hacer negocios con una empresa china presentando ofertas para contratos con el gobierno de Estados Unidos. La información salió a la luz gracias a los mensajes de texto difundidos por su ex socio Tony Bobulinski.

“Sea como sea, necesitamos que sea una empresa estadounidense en algún nivel, para que luego podamos hacer ofertas financieras federales o estatales. Además no queremos registrarnos bajo la FCPA (Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero), ya que es mucho más amplia de lo que la gente debería saber. James tiene opiniones muy particulares sobre esto, así que le preguntaría sobre la entidad extranjera”, le escribió Hunter Biden a Bobulinski el 1 de mayo de 2017, según publicó Washington Examiner.

Ese mismo día volvió a escribir: “deberíamos tener un DE [Delaware] llamado CEFC América y la propiedad debería ser 50 para mi 50 para ellos. Luego cortamos nuestros 50 en una entidad separada para nosotros 4. Crea esa empresa, llámala BWBG o lo que sea que sea simplemente un paso”.

La semana pasada, el Washington Examiner publicó los textos que sugerían que Joe Biden se reunió con su hermano James Biden, Bobulinski y Hunter Biden en 2017. En ese momento, el hijo de Joe Biden y sus asociados estaban buscando un trato lucrativo con un magnate chino, Ye Jianming, lo que, además, complica las afirmaciones del exvicepresidente, acerca de que nunca habló de negocios con su hijo. CEFC es un conglomerado chino multimillonario fundado por Ye, que desde entonces ha desaparecido en China.

La Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, dice cumplir con el propósito de hacer ilegal que determinadas personas y entidades realicen pagos a funcionarios de gobierno extranjeros para ayudar a obtener negocios.

También es posible que Hunter Biden haya estado haciendo referencia en su mensaje a la Ley de Registro de Agentes Extranjeros, una ley que “requiere que ciertos agentes contratistas extranjeros, hagan divulgación pública periódica de su relación con el contratista extranjero”.

Ambas opciones perjudicarían los intereses de los Biden, por lo cual se sobreentiende el propósito de Hunter de crear una empresa fantasma de origen estadounidense, para no verse afectado por este tipo de legislaciones que pondrían trabas en los negocios oscuros que pretendían realizar. 

“Soy el director ejecutivo de Sinohawk Holdings, que era una asociación entre los chinos que operaban a través de CEFC / presidente Ye y la familia Biden. James Gilliar y Hunter Biden me trajeron a la empresa para ser director ejecutivo. La referencia a ‘the Big Guy’ en el correo electrónico muy publicitado del 13 de mayo de 2017 es, de hecho, una referencia a Joe Biden”, dijo Bobulinski la semana pasada a Fox News

En la misma entrevista agregó: “Hunter Biden llamó a su padre ‘el gran chico’ o ‘mi presidente’ y con frecuencia hizo referencia a pedirle su aprobación o consejo sobre varios acuerdos potenciales que estábamos discutiendo”.

“He oído decir al vicepresidente Biden que nunca habló con Hunter sobre su negocio. He visto de primera mano que eso no es cierto, porque no era solo asunto de Hunter,” remarcó Bobulinski.

Bobulinski, presentó en los medios solo algunos textos de muchos más que dice poseer que significan un verdadero tesoro para la justicia. También proporcionó sus registros al Comité de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional del Senado, paralelamente también prestó declaración en la oficina del FBI el viernes pasado. Según trascendió, sus registros no son los mismos de los que presuntamente están en la computadora portátil de Hunter Biden publicados por The Post.

Andrés Vacca – BLes.com