Redacción BLes – En 2020, Huawei tenía el control del 31% del mercado mundial de infraestructuras de telecomunicaciones. El grupo tiene más contratos para construir redes 5G que cualquier otra empresa.

Sin embargo, Huawei está enredada en un contraataque global contra el comportamiento beligerante de China. Al mismo tiempo, también se ven afectados por las campañas diplomáticas y de sanciones de Estados Unidos. Además, en junio del año pasado, después de que los militares chinos se enfrentaran a India en el alto Himalaya, el gobierno indio prohibió a Huawei participar en las redes 5G.

Al final de la era Trump, a Huawei se le prohibió hacer negocios con Google, Facebook y otras empresas estadounidenses para proporcionar software crítico para sus teléfonos móviles. Más importante aún, Washington interrumpió el suministro de semiconductores de alta precisión de los que dependen los productos de Huawei.

Estados Unidos ha insistido repetidamente en los peligros de trabajar con Huawei. También ha puesto en marcha una red limpia que promete excluir a los proveedores de alto riesgo, y que ganó más adeptos el año pasado.

Además, Estados Unidos instó al mundo a dejar de suministrar semiconductores o tecnología avanzada de semiconductores a China. Por ejemplo, Estados Unidos no fabrica los equipos de fabricación de chips más avanzados del mundo, pero sí lo hace la empresa holandesa ASML.

Washington utilizó su influencia, impidiendo que ASML exportara a China equipos especializados en la fabricación de chips y evitando que los fabricantes de chips extranjeros, como las empresas de fabricación taiwanesas, vendieran sus mejores productos a Huawei.

A pesar de las enormes inversiones de China, todavía no puede diseñar y fabricar los semiconductores más avanzados por sí misma.

El líder chino Xi Jinping se vio obligado a admitir: “El hecho de que la tecnología principal esté controlada por otros, es nuestro mayor peligro potencial”.

Biden también limitó la capacidad de Huawei para obtener capital en Estados Unidos y reforzó las sanciones de otras maneras.

Las ventas de equipos de red de Huawei cayeron un 14,2% desde mediados de 2020 hasta mediados de 2021. Como resultado, los ingresos totales del grupo cayeron alrededor de un 29%, y los ingresos de Oriente Medio a las Américas disminuyeron, informó Secret China.

El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, afirmó que “no hay caos dentro de la empresa”, pero las cifras dicen otra cosa.

Kathy Vittetoe – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.