Redacción BLesEn los últimos años, la empresa Huawei ha estado en el centro de la polémica debido a sus vínculos con el partido comunista chino. La comunidad internacional encontró fuertes indicios de que Huawei sirve como una herramienta del PCCh para obtener información clasificada, robo de tecnología y espionaje de funcionarios de diferentes gobiernos.

Como resultado, la empresa de telecomunicaciones fue sancionada económicamente y ahora se enfrenta a una reducción rampante de ganancias y a un escenario de baja rentabilidad.

Desde 2020, la compañía ha visto caer drásticamente sus ingresos. Las medidas punitivas de Washington que imposibilitaron a Huawei las importaciones a EE. UU. de componentes necesarios, resultaron en una pérdida del 30% de las ventas.

Estas restricciones obstaculizaron la participación de la compañía en el negocio de los smartphones y otros productos electrónicos, por no contar con los semiconductores fundamentales para la elaboración de los mismos. Por estas razones, Huawei tuvo que desprenderse de Honor, una submarca destinada a competir en el mercado de los teléfonos móviles de bajo presupuesto.

 

Cambio de rumbo para asegurar ingresos en un mercado inestable

Según un informe de Yicai Global, la compañía llevó a cabo una reunión el 22 de agosto y publicó un reporte de la misma titulado “La política comercial de toda la empresa debe cambiar de la búsqueda de expansión a la búsqueda de ganancias y efectivo”. 

En el reporte, Ren Zhengfei, fundador de Huawei, dijo que los próximos diez años serán un período difícil para la economía mundial debido a la recesión en aumento y que esto golpeará duramente los negocios de la compañía.

“Nuestras expectativas demasiado optimistas sobre el futuro se esfumaron. En 2023 o incluso en 2025, debemos tomar la supervivencia de la empresa como el objetivo principal”, dijo Ren Zhengfei.

En este sentido, en un email enviado a todos los empleados de la empresa, Ren expresó que “con la supervivencia como objetivo principal, los negocios marginales se reducirán y cerrarán, y todos sentirán el impacto”.

Ren no aclaró cuáles negocios serán considerados marginales, sin embargo dijo que el personal “sobrante” será movido a “equipos de reserva”, por lo tanto esto indica que pronto habrá una importante reestructuración de la fuerza laboral de Huawei. También dijo que el enfoque de la empresa serán las tecnologías de la información y el almacenamiento de datos en la nube.

 

Informes financieros

Según Reuters, los resultados del primer semestre de Huawei mostraron una caída del 52% con ganancias de 15.080 millones de yuanes.

“Aunque nuestro negocio de smartphones se vio muy afectado, nuestra área de infraestructuras TIC mantuvo un crecimiento constante”, dijo Ken Hu, presidente previsional de Huawei, refiriéndose a la unidad B2B.

Las ventas del segundo trimestre en el sector chino de los teléfonos inteligentes en general cayeron un 14,2% interanual, mientras que los volúmenes alcanzaron el nivel más bajo de la década, dijo una firma de investigación de mercado, Counterpoint Research, el mes pasado.

Desde que Estados Unidos impuso la prohibición de exportaciones a Huawei en 2019, la compañía perdió el acceso a componentes electrónicos de origen estadounidense. De este modo, el bloqueo devastó los negocios de la empresa china en todo el mundo. 

Para contrarrestar estas medidas, Huawei está desarrollando nuevas áreas de negocios, como componentes para autos inteligentes y sistemas de energía, como también servicios de almacenamiento de datos en la nube para SaaS (software como servicio). 

 “Aprovecharemos las tendencias de digitalización y descarbonización para seguir creando valor para nuestros clientes y socios, y asegurar un desarrollo de calidad”, dijo Ken Hu.

 

Vínculos de la empresa con el PCCh

Según informes del Instituto de Investigación Estratégica de la Escuela Militar de Francia, Huawei colaboró con el PCCh en África, Asia Central y América del Sur para construir sistemas de vigilancia y geolocalización. También instaló un sistema de comunicación telefónica para el régimen talibán en Afganistán e instaló tecnología de telecomunicaciones para que el gobierno iraní monitoreara al pueblo iraní. “Weekly Today” informó en 2019 que la lista de sanciones de EE. UU. contra Huawei cubre 92 cadenas de suministro.

En mayo de este año, el gobierno de Canadá prohibió a Huawei y ZTE su participación en la infraestructura para las antenas 5G en todo el territorio canadiense. Bajo esta nueva norma, las empresas canadienses no pueden usar equipo proveniente de estas dos compañías chinas y deben reemplazar los ya existentes por otros. 

“Hay muchos actores hostiles que están dispuestos a explotar las vulnerabilidades de nuestras defensas. Debemos redoblar nuestros esfuerzos”, dijo el Ministro de Seguridad Pública canadiense, Marco Mendicino.

Mendicino agregó: “Por eso nuestro gobierno realizó un amplio y exhaustivo examen de seguridad de las tecnologías de telecomunicaciones inalámbricas 5G, incluyendo a los proveedores de servicios que representan un alto riesgo para la integridad de nuestro sector de las telecomunicaciones”.

Las compañías canadienses deben remover todo el equipamiento 5G existente de Huawei y ZTE hasta junio de 2024 como fecha límite, así como el equipamiento 4G hasta diciembre de 2027. El uso de nuevos equipos Huawei o ZTE estará totalmente prohibido desde septiembre del 2022.

Christopher Johnson, un ex analista senior de China en la CIA, le dijo a CBS que el ejército chino siempre ha tenido una relación cercana con la industria de las telecomunicaciones y que invirtió miles de dólares para crear Huawei, pero esta afirmación fue cuestionada y negada repetidas veces por la empresa; sin embargo, las leyes chinas obligan a las empresas del país a colaborar con los esfuerzos internos de inteligencia para fortalecer la seguridad nacional.

Según información disponible públicamente, Huawei se estableció en 1987 y su ámbito de negocios abarca redes de telecomunicaciones, redes empresariales y computación en la nube. Sus productos de redes de telecomunicaciones incluyen principalmente redes de conmutación, redes de transmisión, redes de acceso fijo inalámbricas y por cable, redes de comunicación de datos y productos de terminales inalámbricos en redes de comunicaciones. Desde 2012, Huawei se ha convertido en el fabricante de equipos de telecomunicaciones más grande del mundo.

En cuanto al fundador de Huawei, Ren Zhengfei, originalmente era ingeniero en el ejército del PCCh. Se unió al Partido Comunista en 1978 y luego asistió a la Conferencia Nacional de Ciencias como representante de ciencia y tecnología militar antes de dejar el ejército en 1983.

Gabriela Serrentino –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.