Redacción BLes – La doctrina comunista de Beijing, “un país, dos sistemas”, se implementó en 1997 en Hong Kong tras los acuerdos con Reino Unido, e hizo aguas con la aprobación de la enmienda a la “Ordenanza para Delincuentes Fugitivos” (Ley de Extradición), de 2019.

Sin embargo, el movimiento anti-extradición generado contra esta norma,  fue el pináculo de la sociedad civil hongkonesa y nació en la lucha contra Lee Ka-Chiu, a la sazón, Secretario de Seguridad impuesto por el partido comunista (PCCh).

En 2007, el Comité Central en Pekín, había fabricado un amago de “vitrina democrática” para la ciudad, con la aprobación del “sufragio universal ciudadano” en las elecciones para jefe ejecutivo a celebrar en  2017.

Pero, el 10 de junio del 2014, el Consejo de Estado chino, dió otra vuelta de tuerca, y aseguró que la ordenanza de sufragio universal ciudadano, era una violación rampante de la Ley Básica (status de “un país, dos sistemas), por lo que Pekin se arrogaba el derecho a elegir el jefe de la ciudad.

Para ello, el PCCh se deshizo de los miembros demócratas del Consejo Legislativo en 2016, y a partir de entonces entró en vigor la Decisión 831, que permitió el desmontaje de los partidos políticos y la sociedad civil hongkonesa.

Luego, en las elecciones legislativas del 8 de  mayo del 2022, Pekín entroniza en el Consejo Legislativo, al otrora policía, Lee Ka-Chiu, y para ello se valió de 1416 votantes elegibles, del total de 1461 con que cuenta la ciudad, superando incluso, al 82,26 %  alcanzado en 2007 por el liberal, Donald Tsang

El aumento de cupos del Comité Electoral, de 800, a 1500 espías comunistas, han convertido las otroras elecciones democráticas en meras votaciones, y las libertades, en permisos estatales. 

La Ley de Seguridad Nacional (NSL) en Hong Kong garantiza el totalitarismo comunista.

El 30 de junio del 2021, un informe de Amnistia Internacional sobre la violación de derechos humanos en Hong Kong, situaba a la NSL, dentro de las herramientas fundamentales para castigar la libertad en la otrora urbe británica.

Según Yamini Mishra, directora regional de la Ong para Asía y Pacífico, la NSL en vigor desde el 30 de junio del 2020: ”ha  convertido a Hong Kong en un Estado policial y ha creado una emergencia de derechos humanos, y agregó, los ciudadanos deben pensar dos veces lo que dicen y tuitean”. 

Los ciudadanos hongkoneses sufren de miedo por las políticas del PCCh

Un Comité Especial del Congreso de Estados Unidos para China, luego de entrevistar a 42 personas, entre ellos, periodistas, abogados, ex-concejales, y ex-miembros del Consejo Legislativo, publicó un informe de 66 páginas titulado:”La sociedad civil de Hong Kong, de la ciudad abierta a la ciudad del miedo”, donde se aprecia la disolución de una sociedad democrática.

En 2004, la sociedad civil hongkonesa había empoderado a 710 mil ciudadanos, sin embargo, para 2019, durante el movimiento anti-extradición, la policía política de Pekín tenía tras la rejas a 10 mil de estos líderes.

Pan Jiawei, profesor del Instituto de Derecho Comparado  de la universidad japonesa de Meiji,  aseguró que: ”La NSL es el fin de la sociedad civil hongkonesa, porque el PCCh lo interpreta como un a lucha de vida o muerte frente a la infiltración Occidental”.

Esta construcción ideológica  ha sometido la sociedad libre de Hong Kong, y ha suprimido a través de la censura y el cierre de sus medios periodísticos, como el Apple Daily y el Stand News, por ejemplo, la libertad de expresión..

De igual manera, el PCCh controla las organizaciones de profesionales a través de sus Consejos Organizativos, los permisos y requisitos de calificación, así, 15 fiscales fueron visibilizados por Amnistía Internacional por emitir sentencias contra disidentes.

La libertad religiosa, tampoco escapa a la persecución comunista, por ello, una resolución bipartidista del Senado de Estados Unidos, condenó el arresto del cardenal, Chen Rijun, junto a otros seis encartados por el fideicomiso de un fondo caritativo, que el PCCh menciona como  “agente extranjero”.

La anarquía en Hong Kong es tal, que  el artículo 27 de la Ley Básica (estatus de “un país, dos sistemas”), es vulnerado por la misma la Ley de Seguridad Nacional.

Y a esto se debe, que un profesor hongkonés, con temor a identificarse dijo: ”Hong Kong ha pasado de ser una sociedad abierta a una en la que la gente vive con miedo”.

Por José Rangel – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.