Redacción BLes– Ying Yong, el funcionario del Partido Comunista Chino (PCCh) que lideró el manejo de la pandemia en Wuhan habría sido elegido para asumir como fiscal principal de China, uno de los principales puestos de la justicia nacional, según reportaron fuentes cercanas.

Wuhan es donde se originó y donde se propagó al mundo el virus del PCCh. Desde Occidente fue muy criticado el manejo de la situación por parte del régimen, sin embargo el funcionario de 64 años, máximo responsable en la región, estaría siendo premiado con un puesto de sumo prestigio dentro de la estructura de poder del PCCh.

Ying es un funcionario de suma confianza de Xi Jinping, actual líder del PCCh. Adquirió reconocimiento público en el año 2020 cuando fue enviado a Wuhan, provincia de Hubei, tras el caos desatado a raíz del surgimiento del virus del PCCh, aparentemente de un laboratorio de la ciudad en cuestión. 

En ese entonces Ying fue designado como jefe del partido en la provincia de Hubei, y permaneció allí hasta marzo de este año con el claro objetivo de organizar el manejo de la pandemia y las medidas draconianas adoptadas por el régimen en la región.

El funcionario cumplirá 65 años a finales de 2022, edad con la que habitualmente se jubilan los funcionarios de gobierno del régimen. En marzo pasado, cuando renunció a su cargo en Hubei, los propios medios del régimen como Xinhua News especularon con que había dejado su puesto como secretario provincial del partido “debido a su edad”.

Sin embargo ahora sorprendió la noticia de que la carrera de Ying por el poder dentro del régimen comunista, lejos de haber llegado a su fin, está en pleno auge.

Desde el año 2012 cuando Xi asumió el poder, Ying, ha sido promovido constantemente. Primero asumió como jefe del Departamento de Organización de Shanghái en 2013, un puesto clave destinado a controlar a todo el personal de la región, luego en 2017 se convirtió en alcalde de la ciudad para dejar su puesto en el 2020 cuando fue destinado con la tarea de liderar la pandemia en Hubei bajo el título de jefe del PCCh en Hubei.

 

Rol de Ying Yong en la pandemia por el virus del PCCh

La pandemia por el COVID-19, o virus del PCCh, ha marcado un antes y un después en muchos aspectos de la vida social del mundo entero. El régimen comunista chino estuvo en el centro de las miradas, no solo porque allí es donde nació y desde donde se expandió el virus, sino por su polémico comportamiento a la hora de reaccionar en la primera instancia del brote, la mala comunicación con el resto del mundo, el ocultamiento constante de la información y las afirmaciones que indican que el virus se fugó de un laboratorio chino de la ciudad de Wuhan.

Desde el comienzo de la pandemia mundial trascendieron los relatos de periodistas independientes y usuarios de redes sociales que reportaban desde China en primera persona que la realidad no coincidía con el discurso que el PCCh pretendía reflejar al mundo, sin embargo el esfuerzo del comunismo por callar esas voces fue enorme y lo logró en gran medida

Uno de los ejemplos más destacados es el caso del abogado Chen Qiushi, quien conmocionó al mundo entero cuando se atrevió a publicar una serie de videos en enero de 2020, en el que se lo puede ver en la ciudad de Wuhan, donde comenzó el primer brote del virus del PCCh, relatando en primera persona lo que allí sucedía. 

Otros periodistas y ciudadanos independientes también comenzaron a subir videos del estilo con información que coincidía con la de Chen.

Las imágenes mostraban hospitales colapsados de enfermos, hileras de cadáveres supuestamente fallecidos por el virus aguardando a ingresar a las morgues, calles desoladas por las prohibiciones de circular y el atropello constante de las fuerzas de seguridad que habían tomado el control de los espacios públicos.

En este sentido, la labor de Ying habría sido notable ya que logró cumplir al máximo con los requisitos del régimen respecto a ocultar información sobre el virus e imponer las normas de encierro más estrictas del mundo. 

Tal es así que ahora podría ser premiado en un puesto de mayor poder y jerarquía dentro de la estructura del PCCh.

 

Máximo cargo en la justicia del PCCh

Luego de varios años haciendo carrera dentro de la estructura de poder del PCCh bajo el mandato de Xi Jinping, el funcionario Ying asumiría un puesto clave en el manejo de la justicia dentro del régimen comunista como fiscal principal.

La Fiscalía Popular Suprema en China es el máximo órgano fiscalizador, cuya tarea consiste en dirigir el trabajo de las fiscalías populares locales ejerciendo la supervisión jurídica de acuerdo con las leyes impuestas por el régimen, con el fin de asegurar la ejecución unificada tal y cual mandan las normativas del Estado. En términos occidentales podría ser equivalente al rol que cumple la Corte Suprema de Justicia en las democracias republicanas. 

Según fuentes oficiales, Ying ya habría comenzado a trabajar la semana pasada como subsecretario del partido en la oficina de la  Fiscalía Popular Suprema y pronto reemplazará a Zhang Jun, el actual fiscal general titular.

El ascenso se produce sólo seis semanas antes del XX Congreso del PCCh, en el que se se podría renovar el liderazgo del régimen, o bien, Xi podría asegurarse otros cinco años como secretario general del partido, el primero en hacerlo después de Mao Zedong.

Los medios estatales de China informaron que el XX Congreso del PCCh se llevará a cabo el 16 de octubre y se espera una importante reestructuración del liderazgo, mientras que a Xi se le otorgan otros cinco años como secretario general del partido. 

El congreso de este año revisará los logros del partido y “estudiará a fondo las tendencias internacionales y nacionales”, según Xinhua.

La confirmación de la fecha del Congreso indica que la mayor parte de las negociaciones internas sobre las posiciones clave han terminado, aunque podría haber ajustes de última hora. Las decisiones más importantes suelen tomarse antes del Congreso, que se presenta como un encuentro formal para legitimar y comunicar esas decisiones a los más de 2000 delegados del PCCh.

En este sentido el ala de Xi ya está reorganizando la estructura de poder dentro del régimen y el traslado de Ying al sector de justicia, claramente pareciera ser un movimiento estratégico para fortalecer esa área con gente de su confianza. 

 Andrés Vacca –Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.