Redacción BLes – Nueve instituciones financieras chinas fueron nacionalizadas en un mismo día por el régimen chino. La suma del total de activos de las empresas supera los 140 mil millones de dólares.

Según un informe publicado por el blog de noticias Zero Hedge, el gobierno chino el día viernes en una jornada sin precedentes se hizo cargo de 9 empresas financieras, por un valor que supera el billón de yuanes (140 mil millones de dólares). El mercado financiero chino se había visto envuelto los días anteriores en una seguidilla de corridas cambiarias, que obligó a los reguladores locales a responder por sus prestamistas.

La adquisición por parte del régimen de estas 4 aseguradoras, 2 firmas fiduciarias y 3 compañías de valores, fue el primer movimiento regulatorio importante en lo que va del año. Pero continúa la tendencia iniciada el año pasado, cuando fueron rescatadas varias empresas prestamistas regionales. 

Entre las compañías asumidas por la Comisión Reguladora de Banca y Seguros de China se encuentran Huaxia Life Insurance Co., Tianan Life Insurance Co., Tian An Property Insurance Co. y Yian Property Insurance Co., New Times Securities, Guosheng Securities y Guosheng Futures, y dos firmas fiduciarias, New China Trust Co. y New Times Trust Co. La noticia fue confirmada por el Ente Regulador de Bancos de China.

Las adquisiciones de bancos y otras entidades financieras en quiebra, que comenzaron el año pasado y continúan, habrían sido motivadas por un intento de evitar riesgos sistémicos a medida que el crecimiento del país se desacelera. 

Según una nota publicada por WSJ, muchas de las empresas insolventes recientemente nacionalizadas fueron vinculadas con el desprestigiado financista Xiao Jianhua, quien estuvo desaparecido durante un año y medio, hasta que finalmente el régimen chino admitió tenerlo bajo prisión por soborno, fraude y otras causas.

Diversos analistas han estado advirtiendo sobre los crecientes riesgos financieros, después de que la economía china cayera en contracción durante la primera parte del año como producto del virus del PCCh. Tal como señala WSJ, en respuesta al brote las autoridades del régimen ordenaron a los bancos que intensifiquen los préstamos a empresas en dificultades, que durante mucho tiempo han sido vistas como prestatarios riesgosos. El resultado, tal como era de esperar, fue que la cantidad de deudas incobrables en el mercado bancario se incrementó en el primer semestre del año y se espera que continúe, poniendo en riesgo la estabilidad financiera del país. 

Por lo pronto, se puede observar un círculo económico vicioso. A las corridas bancarias le siguen expropiaciones y estatizaciones, lo que lleva sin lugar a dudas a más corridas y más estatizaciones. ¿Hasta qué punto podrán sostener la situación? Quizás si el régimen fuera más transparente con sus cifras y estadísticas, podríamos tener una respuesta más certera al interrogante. 

Andres VaccaBLes