Redacción BLes – Como se sabe, el Partido Comunista Chino (PCCh) aplica reglas y prohibiciones a las celebridades chinas, con el fin de encaminar a la sociedad china a una clase de nacionalismo extremo.

Las estrellas de los medios de comunicación chinos están obligadas a mostrar su lealtad al régimen, obedecer a su narrativa y renunciar a todo lo que los une con el extranjero, incluso su nombre o su verdadero origen. 

Algunas estrellas están dispuestas a renunciar a todo por el solo hecho de pertenecer al lucrativo mercado de China.

Es el caso de Rainie Yang, una actriz taiwanesa, nacida en Taipéi, una artista consagrada en China, famosa por sus papeles protagónicos en películas románticas, comedias, serie de TV, drama, que siguió la narrativa del régimen chino. 

Recientemente, la actriz, durante una entrevista en Zhejiang Satélite TV, dijo que “nunca antes había comido mariscos”. Y qué “comer mariscos es un lujo” en Taiwán.

También dijo que creció en Taipéi, pero que es cantonesa, es decir china.

Las declaraciones de la actriz generaron que muchos internautas taiwaneses realizarán diversos comentarios. 

Algunos dijeron abiertamente que Rainie Yang no decía la verdad y otros se atrevieron a publicar fotos de la actriz comiendo mariscos en Taiwán.

Los fans taiwaneses decepcionados escribieron muchos mensajes negativos en las redes sociales, lo que hizo que Rainie Yang tuviera que cerrar las funciones de mensajes y comentarios en Facebook y en Instagram.

Tang Hao, experto en temas internacionales, dijo que muchos artistas taiwaneses y extranjeros por miedo a perder su fama y fortuna obedecen a los pedidos del PCCh. 

El especialista, dijo que el público de Taiwán, con sus comentarios, intentaba que la actriz “restaurara su memoria”.

Y agregó que Taiwán está rodeado de mar, que es rico en pescados y mariscos, por lo que no es difícil comerlos en cualquier lugar y que son económicamente accesibles.

Tang Hao también enumeró cómo los artistas aplican las reglas impuestas por el PCCh:

En primer lugar, el régimen chino los obliga a negar su identidad extranjera. Por ejemplo, a los artistas taiwaneses se les pide que digan que son de “Taiwán, China”, o que son de Shanghái, Fujian, Anhui, etc.

En segundo lugar, deben decir que “la vida en el extranjero no es necesariamente tan buena como la vida en China y que no hay mejor liderazgo que el del PCCh, es decir, cooperar con el adoctrinamiento.

En tercer lugar, en una fecha festiva, los artistas extranjeros deben gritar consignas como “Ama a la patria”. 

Por otro lado, deben seguir las directivas de la producción para poder generar el efecto deseado en los televidentes, para lo cual, las celebridades deben mentir, desinformar o armar un discurso en favor del régimen chino.

Por ejemplo, Jackie Chan es otra celebridad, que este año causó descontento entre algunos fans occidentales por su reciente mensaje sobre su nacionalidad y por sus mensajes pro PCCh.

El famoso actor de origen hongkonés, dijo que “está orgulloso de ser chino”.

Y agregó: “Simplemente, creo que el Partido Comunista Chino es realmente magnífico”. “Lo que el Partido dice, lo que promete, no necesita 100 años para lograrlo, definitivamente lo logrará en unas pocas décadas. ¡Quiero ser miembro del Partido!”.

Los dichos de Jackie Chan, que se realizaron durante un simposio organizado por la Asociación de Cine de China, inmediatamente fueron transmitidos por CCTV, la agencia de noticias oficial del PCCh.

Por otra parte, el actor de Hong Kong, también participó el 1 de julio, en un evento de propaganda organizado por el PCCh en el estadio nacional Bird’s Nest de Beijing con un público de 91,000 personas, donde cantó junto a la cantante taiwanesa Angela Chang y Liu Naiqi, un tenor de Macao: “¡Defiende tu ciudad natal, defiende el río Amarillo… defiende a toda China!”. 

Aproximadamente, miles de artistas participaron del evento vestidos como soldados del ejército rojo de la década del 30 y 40, siguiendo las órdenes del régimen chino.

Represalias del régimen chino a las celebridades que no cumplen con las reglas

Hay varios ejemplos, de cómo el PCCh presiona a las estrellas que quieren permanecer en el lucrativo mercado del entretenimiento chino.

Desde 2021, el PCCh se centró en una “mayor represión” contra las celebridades, especialmente las de Internet, acusándolos de promover el lujo y crear caos.

Por ejemplo, en agosto de ese año ocurrieron varios acontecimientos de forma imprevista a las estrellas, que hicieron que perdieran prestigio, dinero, y fama, algunos incluso fueron detenidos o hasta desaparecieron.

Es el caso de Zheng Shuang, una joven actriz china, a la cual el PCCh impuso una millonaria multa de 299 millones de dólares, por presunta evasión de impuestos.

También a finales de agosto, desapareció Zhao Wei, una de las actrices chinas más conocidas de los 90. Sus cuentas de redes sociales, sitios de admiradores, sus películas y programas de televisión desaparecieron como si nunca hubiera existido.

En ese sentido, Stanley Rosen, profesor de la Universidad del Sur de California, dijo que la represión del PCCh demuestra que “nadie, sin importar cuán rico o popular sea, es demasiado grande para perseguirlo”.

Siguiendo los estrictos controles del Departamento de Propaganda del PCCh los artistas chinos, deben cumplir con su labor de incentivar el nacionalismo y la pasión por el PCCh, en especial los días festivos como la Gala del Festival de Primavera de CCTV, en la víspera del Año Nuevo chino.

Los artistas tienen la obligación de ser parte de las películas rojas, y celebrar el centenario del nacimiento del Ejército Popular de Liberación, en especial las estrellas jóvenes masculinas, que son las que más público atrae.

Los influencers también deben realizan su parte en el adoctrinamiento a los más jóvenes, además de lanzar la propaganda del régimen chino tienen que difundir juegos de videos gratuitos de internet, donde se enseñan políticas claves del PCCh para construir y organizar ciudades.

Además, los comunicadores digitales deben expresar un discurso en favor de las políticas y órdenes del PCCh. Por ejemplo, durante las protestas de Hong Kong en 2019, los famosos de las redes sociales tuvieron la función de condenar el accionar de los manifestantes de Hong Kong que pedían la democracia.

Una vez que un artista, ingresa en la industria del entretenimiento chino, ingresa en un círculo vicioso del no podrán salir fácilmente. Porque una vez que aceptan rendir lealtad al PPCh y seguir sus reglas, ya sea por dinero o fama, sus vidas estarán en constante control y vigilancia, convirtiéndolos en una herramienta de adoctrinamiento, desinformación y propaganda.

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.