Redacción BLes – Desde principios de mayo, han aparecido muchos fenómenos espeluznantes en China. Los residentes chinos han sido testigos de dos cielos rojos como la sangre en solo una semana.

El pasado 9 de mayo, apareció un “muro” de nubes en el cielo de Beijing. La mitad del cielo estaba cubierto por nubes blancas, mientras que la otra mitad no tenía rastro de nubes. La gente lo llamó el cielo ‘Yin y Yang’.

Las autoridades chinas dan explicaciones científicas vagas o sin sentido sobre estos hechos. Algunos informes locales indicaron que el cielo rojo era “refracción de la luz roja que provenía de un barco que pescaba en el Pacífico”. También la Oficina Meteorológica de Zhoushan intentó dar una explicación y dijo que el color rojo era un reflejo de la luz de las nubes de niveles inferiores.

Sin embargo, antes de que el del Partido Comunista Chino tomara el poder, los chinos explicaban estos extraños fenómenos a traves de la antigua sabiduría. La cultura tradicional china cree en la armonía entre el cielo y la tierra, y todos los eventos celestiales reflejan la voluntad del cielo.

Tales fenómenos ya han aparecido antes a lo largo de la historia de China y quedaron registrados en los libros, junto con los eventos sociales que ocurrieron durante ese tiempo.

Maldito cielo

El cielo rojo apareció una vez en 1628 durante la dinastía Ming. Según el libro “Crónica de Hannan Xujun”, todo el cielo de Shanxi estaba rojo como la sangre. Según este libro toda la región sufrió una gran hambruna durante cinco años. Seis años después, sufrió inundaciones. Y diez años después, el área sufrió sequía, ataques de langostas y no había nada que cosechar en los cultivos cuando llegó el otoño. Muchas personas murieron durante este período.

La historia de China ha demostrado que el “cielo sangriento” generalmente apareció al final de muchas dinastías, como el final de la dinastía Song del Norte y la dinastía Yuan. El fenómeno parece corresponder al derrocamiento de una dinastía o régimen y al nefasto destino del rey.

Sol rojo

El sol apareció en rojo en Heilongjiang el 16 de abril.

Li Chunfeng, un famoso astrónomo y taoísta de la dinastía Tang, ha escrito sobre esto en su libro de astrología “Yi Si Zhan”.

Chunfeng profetizó que el sol podía cambiar su color a negro, amarillo o rojo. Si el gobernante no actuaba con principios morales, su ministro lo traicionaría a sus espaldas. El sol se volvería rojo en este caso.

Liu Xiang en la dinastía Han Occidental también escribió sobre este hecho. Bajo el mandato del emperador Cheng de los Han, un año, el sol se volvió rojo sangre. En ese momento, el emperador Cheng no tenía moralidad. El clan Zhao en el palacio trasero estaba en crisis, mientras que el clan Wang tomó el poder. El país cayó.

También señaló que si un ministro iba en contra de la ley del monarca y el sol estaba tan rojo como el fuego, el reino perecería.

Sol simulado o el llamado parhelion

Los lugareños de Hubei fueron testigos de la aparición de tres soles en el cielo a mediados de abril de este año.

El evento en el que aparecen dos puntos brillantes a ambos lados del sol se llama ‘sol simulado’. Pero en China, los chinos a menudo lo llaman el ‘sol fantasma’. En febrero de 2020, en el cielo de Mongolia aparecieron cinco soles fantasmas. Los antiguos creían que un sol fantasmal era una señal siniestra que profetizaba que el mundo sería un caos.

Li Chunfeng también predijo que ésta era la señal de que un país caería en luchas políticas internas. Si dos soles aparecían simultáneamente, entonces los otros estados soberanos planearían un golpe de estado para derrocar al estado principal. Los que no tenían principios morales debían morir. Si aparecen varios soles en el cielo, el reino se separaría en partes.

Río Rojo

Los residentes de Fujian encontraron que el mar se volvió rojo el padado 11 de mayo. Mientras que el 10 de mayo, los lugareños de Guangxi encontraron que el agua del río Leli también se volvió roja.

Al respecto, el astrónomo de la dinastía Han, Jingfang, lo había explicado en uno de sus libros. Para el sabio el río rojo reflejaba la creciente injusticia y la ejecución ilegal de los prisioneros.

El renombrado ‘Libro de los Cambios’ también ha tocado este tema. Dijo que los fenómenos extraños en el agua de un país implicaban que el país estaba en peligro. Si el rey de un país era impulsado por la lujuria y el alcohol y pierde su virtud, eso también reflejaría la apariencia del agua.

Un llamado de atención de Dios

La creencia de que el destino de una nación va de la mano de la virtud de sus líderes y de la gente ha existido desde la antigüedad. Se puede encontrar tanto en la cultura como en el folclore chino y occidental.

 Antes de lanzar los ‘Desastres Celestiales’ al mundo humano, el Creador nos envía señales para que podamos redimir nuestros pecados antes de que sea demasiado tarde.

El ‘Libro de la Dinastía Han volumen 56’ dice claramente “Si un país hizo cosas malas, el Cielo primero lanzará algunos desastres para advertir a la gente (y al rey); si la gente no se arrepiente y continuaba haciendo cosas malas, entonces vendrán otras catastrófes; si la gente aún no sintiera culpa y no hiciera el bien, el país sufriría desastres mayores”, cierra la cita.

El Libro del Éxodo también habla sobre las catastrófes. De las 10 plagas que Yahweh creó para advertir al Faraón, una de ellas fue convertir el agua en sangre. El libro cita: “El Señor dijo: En esto conoceréis que yo soy el Señor; Con la vara que tengo en mis manos heriré las aguas del Nilo, y se convertirán en sangre. Los peces del Nilo morirán, y el río apestará y los egipcios no podrán beber su agua. — Éxodo 7:17–18.” cita final

Con el nacimiento del comunismo que impuso el ateísmo en el mundo y junto a la teoría de evolución de Darwin, el ser humano se ha ido alejando lentamente del camino divino. Especialmente en China, el comunismo domina y ha hecho que la gente le dé la espalda a sus ancestros ya la cultura Divina de 5000 años.

El exlíder del partido comunista chino, Mao Zedong dijo: “Luchar con el cielo es un gozo sin fin, luchar con la tierra es un gozo sin fin y luchar con la humanidad es un gozo sin fin”.

A pesar de que unos 80 millones de personas han perdido la vida bajo este régimen dictatorial, muchos chinos aún no se han dado cuenta de su naturaleza maligna. El Partido Comunista Chino se opone a la voluntad de Dios. Con tantos fenómenos extraños ocurriendo en China, el Cielo está enviando fuertes y claras “señales” a aquellos que aún creen en este malvado partido.

Solo si defendemos nuestros valores morales y nos mantenemos alejados del mal, seremos bendecidos con salud, seguridad y felicidad una vez más.

Redacción BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.