Redacción BLes – Este martes 13 de septiembre, Peiter Zatko testificó ante un Comité del Senado en el marco de una denuncia presentada por él mismo en la que advierte sobre las fallas de seguridad de Twitter.

En su declaración, Zatko dijo que las precauciones de seguridad de Twitter eran tan deficientes que si una agencia de inteligencia no se había infiltrado en la empresa, “lo más probable es que no esté haciendo su trabajo”.

“Me acuerdo de una conversación con un ejecutivo en la que le dije: ‘Estoy seguro de que tenemos un agente extranjero’, y su respuesta fue: ‘Bueno, como ya tenemos uno, ¿qué importa si tenemos más? Sigamos haciendo crecer la compañía’”, agregó Zatko.

Según el exhacker, las deficiencias de seguridad y en la privacidad de los usuarios eran tan graves que cualquier agencia de inteligencia podría infiltrarse en la plataforma.

“El ejecutivo de Twitter está engañando al público, a los legisladores, a los reguladores e incluso a su propia junta directiva”, declaró Peiter Zatko durante la audiencia del Comité del Senado. “Los fallos de ciberseguridad de la compañía la hacen vulnerable a la explotación, causando un daño real a personas reales”.

El senador Chuck Grassley dijo durante la audiencia, que el FBI sabía que al menos había un agente chino infiltrado en Twitter. Agregó que el CEO de la plataforma, Parag Agrawal, no se presentó a la audiencia porque temía poner en peligro el juicio con el CEO de Tesla, Elon Musk. Los accionistas de Twitter ya habían aprobado el acuerdo de compra por Musk en el mismo día de la audiencia, sin embargo, el CEO de Tesla está intentando anular el acuerdo.

En la denuncia presentada en agosto de 2022 a la SEC y al Departamento de Justicia de EE. UU., Zatko reveló información que compromete al gobierno indio, a entidades chinas y a agencias de inteligencia.

En el informe, el ex jefe de seguridad de Twitter declaró que en 2021 tuvo indicios de que la plataforma estaba siendo infiltrada por agentes extranjeros y servicios de inteligencia. El gobierno indio exigió a Twitter la contratación de individuos que eran agentes de inteligencia y que tenían acceso a grandes cantidades de datos confidenciales. De este modo, la compañía estaría violando la privacidad y seguridad de los usuarios al permitir que un gobierno accediera sin supervisión aparente a información clasificada.

Recientemente, un accionista de Twitter presentó una demanda contra la empresa, alegando que Parar Agrawal y otros ejecutivos desalentaron a Zatko para que realice una “revisión completa de la seguridad de la plataforma”. El demandante alega que los ejecutivos de Twitter violaron las leyes federales al brindar información falsa sobre los problemas de seguridad de la plataforma para manipular el precio de las acciones.

¿El PCCh estaría infiltrado en Twitter?

Otro hecho denunciado en el informe de Zatko para el Congreso señaló infiltraciones de entidades chinas. Los ejecutivos de Twitter acordaron que la compañía recibiera más dinero proveniente de estas entidades. Zatko indicó que luego de recibir estas inversiones, hubo cierta inquietud en la empresa sobre la seguridad de los datos de los usuarios. Twitter está prohibido en China, por lo tanto, los usuarios chinos que logran acceder a la plataforma tienen que usar VPNs y aplicaciones destinadas a romper el gran cortafuegos de Internet chino. La información confidencial provista a estas entidades chinas ponía en riesgo la seguridad de los usuarios chinos y también del resto del mundo, sin embargo, la compañía decidió omitir estos “detalles” y enfocarse en obtener ganancias de China.

En este sentido, un reporte publicado por Reuters el 13 de septiembre, dejó al descubierto que China representa una de las mayores fuentes de ingresos de Twitter en los últimos dos años.

Los ingresos provienen de pautas publicitarias en la plataforma con el objetivo de dar a conocer las atracciones turísticas de China a una audiencia internacional. Estas pautas publicitarias están contratadas directamente por gobiernos locales y medios de comunicación estatales.

Según Reuters, cuatro fuentes no reveladas comentaron que la decisión de hacer negocios con entidades chinas afiliadas al Partido Comunista Chino para aumentar los ingresos de Twitter generaron tensiones internas en la compañía.

La industria de los videojuegos, la tecnología y el comercio electrónico son clientes clave de Twitter, informó Reuters. Las ganancias de la empresa obtenidas desde China son de varios cientos de millones de dólares al año. Los ingresos se han multiplicado 800 veces desde 2014, lo que supone el crecimiento más rápido a nivel mundial, según una publicación de LinkedIn del director general de Twitter para China, Alan Lan, la cual fue eliminada tiempo después.

Muchas de las cuentas de entidades chinas no tienen la etiqueta de “medios estatales”, usada por Twitter, para que los usuarios puedan distinguir las diferentes fuentes de contenido en la plataforma. De las 300 cuentas asociadas a medios estatales y entidades chinas, solo diez tenían la etiqueta “medio estatal”.

Estas cuentas, pertenecientes al Partido Comunista Chino, continuaron con sus publicidades pagas incluso en el mes de agosto de este año. @iChongqing_CIMC, una cuenta estatal administrada por la metrópolis suroccidental de Chongqing, así como las cuentas verificadas @PDChinaLife y @PDChinaSports, gestionadas por el Diario del Pueblo, un medio de comunicación del Partido Comunista, fueron contactadas por Reuters, sin embargo, ninguna respondió.

Las cuentas de diplomáticos y funcionarios chinos en Facebook y Twitter son casi 270 cuentas, con un alcance de millones de personas. Varias publicaciones en redes sociales sumaron más de 350 millones de likes.

A medida que la promoción paga del PCCh aumenta en las redes sociales occidentales, algunos medios informaron de arrestos y condenas a prisión de usuarios chinos de Twitter.

El Wall Street Journal reportó, en enero de 2021, que más de 50 personas habían sido arrestadas por usar Twitter y otras plataformas.

Zhou Shaoqing, un desempleado residente en la ciudad de Tianjin, fue detenido a principios del 2020 después de criticar en Twitter al Partido Comunista y su gestión de la pandemia de Covid-19.

“El sistema del Partido Comunista Chino considera la estabilidad como su principio, y ante los grandes problemas, todos se protegen”, dijo Zhou en un tuit de febrero de 2020. Los funcionarios de hospitales y de salud “todos, intencionalmente o no, reducirían el número de casos confirmados”.

Un tiempo después, tres hombres aparecieron en su casa para “discutir las medidas de la pandemia”. Acto seguido, lo arrojaron al suelo, y entre amenazas y golpes, se lo llevaron para un interrogatorio. En noviembre de 2020 fue condenado a 9 meses de prisión por el tuit que publicó en febrero. Zhou tenía solo 300 seguidores en su cuenta de Twitter.

Por Gabriela Serrentino – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.