El reconocido periodista estadounidense Tucker Carlson denunció que los líderes del país lo han “vendido al régimen chino” durante años para enriquecerse, y al hacerlo: “Nos traicionaron”, concluyó.

En una contundente declaración emitida a través de Fox News, Carlson reseñó exhaustivamente muchas de las manera en las que el régimen chino le está haciendo daño a la cultura y a la economía de los Estados Unidos, todo ello facilitado por la ambición de sus anteriores dirigentes.

Tucker señala al candidato presidencial Michael Bloomberg como un claro ejemplo de uno de los aristócratas al servicio de los chinos, que aplica en los medios que publica toda la censura que le imponen, gracias a lo cual se enriqueció.

Esto le hace dudar de la manera en la que Bloomberg defendería la soberanía del país si llegase a la presidencia.

En este mismo sentido recordó el caso del exsenador de Illinois Mark Kirk, convertido en un agente extranjero con lazos con el Partido Comunista, y al exsenador Joe Lieberman quien trabaja para la empresa china ZTE, prohibida en el país por la amenaza que representa.

También mencionó al excongresista Rick Boucher, quien trabaja para empresas consideradas peligrosas, vinculadas al régimen chino.

De igual manera Tucker ubica otras estrategias a través de las cuales el régimen chino hiere profundamente a los Estados Unidos, en su lucha por dominarlo, y dice que para lograrlo invierte grandes cantidades de dinero.

Una de esas estrategias se evidencia en la compra y el dominio del deporte emblemático de la sociedad estadounidense: el básquetbol.

Al respecto mencionó a los dirigentes de la NBA, al entrenador de los Golden State Warriors y a deportistas como LeBron James, quienes defienden la censura impuesta por los chinos y en contra de la apreciada libertad de expresión que se trata de preservar en Estados Unidos.

Asimismo, a través de la Iniciativa de los Mil Talentos – un programa chino que compra los servicios de empresarios, científicos y expertos a menudo en secreto, obtienen lo mejor de la tecnología y la investigación desarrollad en el país, para su beneficio.

Por otra parte, el mundo académico es beneficiario de grandes cantidades de dinero repartidas por el sistema chino en las universidades, a espaldas de las autoridades.

Así, las universidades de Harvard y Yale fueron acusadas de ocultar cientos de millones de dólares recibidos de países extranjeros como China y Arabia Saudita, entre otros.

Actualmente, el FBI está investigando más de 1.000 casos en los que creen que China robó la investigación de empresas estadounidenses, a través del espionaje.

Como si fuera poco, la penetrante influencia del régimen chino se hizo presente en Disney, que cambia sus personajes para evitar el enojo de sus “amos en China”.

No menos inquietante es la creciente dependencia que se ha generado de la producción que los industriales trasladaron al país asiático.

Al respecto, el ochenta por ciento de los antibióticos utilizados en EE. UU. en este momento vienen de China, para citar solo un dato.

Tucker es enfático al reseñar que toda esta situación se generó a lo largo de muchos años, tiempo en el cual los líderes estadounidenses de ese entonces se enriquecieron vendiendo su propio país.

El régimen chino ha generado una larga lista de protestas y reclamaciones en muchos países, y las atrocidades cometidas en cuanto a derechos humanos son unas de las más graves.

Entre otros grupos se persigue sin piedad a los practicantes de la tradición espiritual Falun Dafa y a los musulmanes Uigures.

En este sentido, la administración Trump se destaca en su defensa de los derechos humanos y de la libertad religiosa.

“Durante los últimos 20 años, los practicantes de Falun Gong han experimentado terribles e inaceptables abusos de los derechos humanos en China”, se dice en una declaración emitida por el representante James McGovern (demócrata de Massachusetts), presidente del Comité Ejecutivo del Congreso sobre China (CECC), y su copresidente, el senador Marco Rubio (republicano de Florida).

Asimismo, el Subsecretario de Estado John J. Sullivan denunció “los horrores de la represión estatal” de los derechos humanos por parte del régimen chino, el 24 de septiembre ante más de 30 países en Nueva York.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds