El rebrote de casos de Covid-19 en China ha hecho que las autoridades vuelvan a imponer fuertes restricciones en algunas regiones. Este viernes se anunció el confinamiento de la ciudad de Changchun y Shanghái ha cerrado las escuelas de primaria y secundaria. El miedo a la escalada de medidas por este rebrote se ha visto en la feria de Guangzhou, donde una multitud de personas ha tratado de huir a la carrera antes de que el recinto cerrase con ellas dentro. 

Según el medio chino Huanqiu (Global Times en inglés), se habría detectado que una persona presente en la feria había dado positivo en un test de Covid, por lo que el recinto habría cerrado con los asistentes dentro a la espera de poder realizarles test y así dejarlos marchar.

En el caso de la provincia de Jilin, de la que Changchun es capital, registró en los últimos diez días 526 casos locales de covid, además de 590 casos asintomáticos, recoge la prensa local. Como consecuencia, la ciudad ha impuesto desde este viernes un confinamiento a toda la población (nueve millones de personas), a la que someterá a tres rondas de pruebas de ácido nucleico para trazar los casos y frenar la curva.

“Con la excepción de supermercados, farmacias e instituciones médicas, todas las tiendas cerrarán, así como las escuelas y el transporte público”, indicaron las autoridades locales. Se permitirá a una persona por familia salir fuera de sus viviendas cada dos días para comprar necesidades básicas, y el confinamiento se mantendrá activo hasta nueva orden.

En la metrópolis oriental china de Shanghái se ha decretado el cierre de las escuelas de primaria y secundaria ante el reciente aumento de casos de covid en la ciudad, con más de cien infecciones en los últimos días. Las clases se mantendrán por Internet desde mañana sábado, según la prensa local.

Las autoridades de la ciudad achacaron el rebrote al aumento de casos importados desde el exterior, dado que Shanghái es uno de los principales puntos de entrada al país para quienes llegan del extranjero. En los dos primeros meses de 2022, la urbe detectó más de un millar de casos importados del exterior, el 38 % del total de este tipo de positivos en todo el país.

La última oleada levanta las alarmas en China

La última oleada de covid ha hecho levantar las alarmas en China, con rebrotes en numerosos puntos de su territorio y cifras de nuevos contagios no vistas desde el estallido de la pandemia en la ciudad de Wuhan a inicios de 2020.

La Comisión Nacional de Sanidad anunció este viernes la detección, la víspera, de 555 nuevos positivos del coronavirus SARS-CoV-2 en la China continental, la cifra más alta de nuevos casos diarios desde la primera mitad de 2020. A ese dato se suman otros 814 casos asintomáticos contabilizados este viernes y que Pekín no computa como casos confirmados.

En este momento el número total de contagiados activos en la China continental asciende a 2.450, y desde el inicio de la pandemia los casos suman 112.940 y los fallecimientos se mantienen estables desde hace meses en 4.636.

El primer ministro chino, Li Keqiang, eludió aclarar si China prevé relajar las estrictas medidas contra la covid-19 que mantienen a su país desde hace ya dos años prácticamente cerrado al mundo y sostuvo que aún hace falta seguir investigando sobre el virus, vacunas y medicamentos.

Li afirmó que China seguirá definiendo su respuesta a la covid-19 para hacerla más “científica y focalizada” a partir de la situación epidemiológica y los nuevos descubrimientos, e incidió en la necesidad de “profundizar en la investigación sobre el nuevo coronavirus y fortalecer el desarrollo de vacunas y medicamentos efectivos”.

Fuente: 20minutos

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.