Redacción BLes – Un reciente video del primer ministro chino, Li Keqiang, que apareció en internet y en algunos medios de comunicación, dando un discurso en Shenzhen, deja en evidencia que la situación interna del régimen chino se pone cada vez más tensa cuanto más se acerca el XX Congreso Nacional del Partido Comunista Chino.

Li Keqiang, se presentó en Shenzhen, el 16 de agosto, para dar un simposio sobre la situación económica del país asiático frente a los gobiernos de varias provincias, también dio lugar para rendir un homenaje a Deng Xiaoping.

En su discurso, que fue compartido varias veces por Wechat, reconoció la gravedad de la crisis económica, energética y financiera de China, pero una frase particular, según expertos en política, revela que Li Keqiang, está jugando su propio juego.  “El río Yangtze no fluirá hacia atrás”, dijo el funcionario.

 

Varios analistas en política especulan que el eslogan de Li Keqiang de “Adherirse a la reforma y la apertura, sin dar marcha atrás” es contrario a la línea de Xi Jinping.

Luego, del simposio el funcionario inspeccionó el puerto de Yantian en Shenzhen, y fue al Parque Conmemorativo de la Estatua de Bronce de Deng Xiaoping, sin usar mascarilla, y pudo observarse que se comunicaba a corta distancia con los residentes, él dijo: “La reforma y la apertura están estrechamente relacionadas con la vida y la felicidad de las personas”, y agitó la mano detrás de él y dijo: “Mira, la estatua de bronce (Deng Xiaoping) está aquí”.

Inesperadamente, el video del discurso fue censurado de las redes y de los medios de comunicación, con excepción del diario Xinhua,  ya que desde hace meses muestra una postura opositora contra Xi Jinping, en varios de sus artículos y por ese motivo persiste en mostrarlo.

Li Keqiang continuó diciendo: “No importa cómo cambie el nivel internacional, no importa qué tipo de situación complicada haya, la reforma y la apertura definitivamente avanzará con firmeza”.

“La reforma y la apertura de China seguirán avanzando, el río Amarillo y el río Yangtze no retrocederán y el agua en el puerto de Yantian seguirá fluyendo”, agregó.

Por otra parte, otro medio oficial del PCCh, la Agencia de noticias de CCTV lo mostró colocando una ofrenda floral en la estatua de bronce de Deng Xiaoping.

Los videos censurados al hacer clic, muestran el siguiente mensaje: “El video no se puede reproducir debido a una violación de las normas”.

Estas palabras marcan una clara diferencia que revelan el desacuerdo de Li Keqiang con las ideas de Xi Jinping.

Aunque algunas personas piensan que su discurso no dice mucho, que es vacío y que lo hizo con el fin de calmar las diferencias del PCCh. 

Otros destacan que hay una disputa de facciones dentro del PCCh.

Presuntamente, Li Keqiang, y el equipo de propaganda del Consejo de Estado están impulsando videos amigables del funcionario, ya que es evidente el cambio de imagen de una persona, que durante 10 años se mostró con perfil bajo y que con frecuencia era ignorado por los portavoces del partido, ahora pueden verse ampliamente imágenes y videos del alto funcionario del PCCh con una sonrisa en las redes sociales chinas.

La reunión en Shenzhen

En la polémica reunión, Li Keqiang admitió la crisis del país en varios aspectos y le dio la responsabilidad a seis principales provincias, que representan el 45% de la producción económica total del país, de mantener sus ingresos estables.

El alto funcionario dijo que “las provincias económicamente grandes deben tomar la iniciativa con valentía y desempeñar un papel de apoyo clave en la estabilización de la economía”. Refiriéndose a las 6 provincias cuyos aportes son más importantes (Guangdong, Jiangsu, Shandong, Zhejiang, Henan y Sichuan),  que representan el 40% del empleo. Y enfatizó que las 4 provincias costeras (Guangdong, Jiangsu, Zhejiang y Shandong) que aportan más del 60% de sus ingresos al gobierno central, deben poder completar la tarea en estas turbulentas circunstancias actuales. 

Por ejemplo, la provincia de Guangdong, que limita con Hong Kong, es el centro de exportación y manufactura más importante de China, con un PBI provincial de 1,9 billones de dólares y debe mantenerse estable. 

“Actualmente, nos encontramos en el punto más difícil de la estabilización económica”, dijo Li en la reunión.

Li Keqiang, es el segundo funcionario más importante del PCCh en la jerarquía, en su discurso ha reconocido que las condiciones económicas de China no están bien y que las decisiones hasta el momento no fueron las correctas. Dejando entre ver que a diferencia de Xi Jinping reconocer los errores.

Algunos interpretan del discurso de Li Keqiang que el país está retrocediendo y que no avanza, es decir, que el funcionario no está de acuerdo con las decisiones del actual líder Xi Jinping.

¿Li Keqiang puede ser un fuerte opositor de Xi Jingping?

A simple vista, los conceptos del economista Li Keqiang, sobre gobernar un país son diferentes a los del actual líder del PCCh. 

Como primer ministro de China, Li Keqiang es el segundo hombre más poderoso del gobernante Partido Comunista Chino.

En julio de 1998, el funcionario se convirtió en el gobernador provincial más joven de China cuando asumió el mando de la provincia central de Henan.

Después fue transferido a la provincia nororiental de Liaoning en diciembre de 2004 como secretario del partido. Sus éxitos en Liaoning le hicieron llegar a la dirección central del partido y al Comité Permanente del Politburó, en octubre de 2007. En marzo de 2008, fue nombrado viceprimer ministro de estado.

Según trascendidos, Li Keqiang tenía una estrecha relación con el entonces presidente Hu Jintao en la facción de la Liga Juvenil, y que estaba preparado para suceder a Hu Jintao.

En este contexto, fue designado para el puesto principal de presidente. Pero no lo logró y fue nombrado primer ministro en 2013, tras perder el cargo frente a Xi Jinping, un funcionario en ascenso de la facción de los “príncipes”, un grupo de líderes que pertenecen a familias de los principales revolucionarios o altos funcionarios del PCCh.

Actualmente, Li Keqiang dice abogar por un retorno a la economía de mercado, mientras que Xi Jinping se acerca al socialismo. 

Durante su presidencia, Xi Jinping fue criticado por las estrictas regulaciones al sector tecnológico, y por las restricciones a varias corporaciones con su campaña cero covid, que ha causado el incremento de la actual crisis económica y ha dejado la brecha para ser cuestionado en este aspecto.

Al parecer, Li Keqiang quiere separarse de la postura de Xi Jinping y ve en el XX Congreso Nacional del PCCh una segunda oportunidad para tomar el poder.

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.