Redacción BLes – Nuevamente, el Partido Comunista Chino (PCCh) reveló una controvertida estrategia de control y adoctrinamiento a alumnos de escuelas primarias y secundarias.

Si bien se conocía que, el PCCh buscaba incrementar la confianza de los ciudadanos hacia el régimen a través de la campaña “el pensamiento de Xi Jingping” en las escuelas y en los Centros de Práctica para la civilización de una Nueva Era; ahora, el gobierno chino estableció que militares retirados con “una fuerte convicción política” darán instrucción militar y política en las escuelas. En principio, trabajarán en el entrenamiento militar de los alumnos en la asignatura educación física.

El Ministerio de Asuntos de Veteranos, el Ministerio de Educación, el Comité Central de la Liga de la Juventud Comunista, el Comité Nacional de Trabajo Juvenil y otros departamentos, emitieron una nueva disposición, llamada: “Opiniones sobre el buen uso de los recursos rojos para fortalecer el patriotismo y educación en la juventud”. Los alumnos de primaria y secundaria deberán aprender de los veteranos del ejército el sentimiento de amor por el PCCh, el patriotismo, y el socialismo. 

En enero de 2022, el PCCh exigió que todos los estudiantes sean “educados para el partido”, entonces la Oficina General del Comité Central del PCCh confeccionó el plan: Opiniones sobre el Establecimiento del Sistema de Responsabilidad Principal para el Liderazgo de las Organizaciones del Partido en las Escuelas Primarias y Secundaria, con el objetivo de “fortalecer” el control porque, según el régimen chino, no todos los directores y docentes entienden que “el liderazgo general del Partido sobre la educación es la garantía fundamental para el buen funcionamiento de la educación”.

Por esta razón, Jiujiang, Nanchang y otras ciudades de Jiangxi organizaron campamentos de verano con “pensamiento revolucionario” para más de 200 estudiantes de primaria y secundaria  aprendan en las “bases revolucionarias” del Ejército Rojo las hazañas del presidente Mao y otros líderes revolucionarios, clasificándolos como “muy valientes” y ordenando a los niños “que siempre tengan al presidente Mao en sus corazones”.

Los estudiantes con uniformes del Ejército Rojo se han convertido en una parte importante del plan de estudios en las escuelas de todo el país.

Además, como parte del entrenamiento, se enseña a los estudiantes a rechazar la religión afirmando que es superstición y a que deben creer en el partido y la ciencia. Por otra parte, los maestros también alientan a los estudiantes a que denuncien a los creyentes de forma activa “Debemos dedicar nuestra vida a la patria”.

Por otra parte, el PCCh también comenzó a incursionar en otras tácticas para atraer a los más pequeños a tener pasión por defender a su país. 

En la 30º Feria Nacional del Libro, en Jinan, el PCCh autorizó el lanzamiento de una Enciclopedia militar para niños, de 6 a 15 años, con el fin de adoctrinar sobre defensa nacional, uniformes militares, reconocimiento de armas, equipos, estrategias de guerra y hasta ejercicios militares. 

Pero, ¿cuál es el propósito de hacer que los niños tengan pasión por la guerra?

El régimen chino a lo largo de la historia ha demostrado que el adoctrinamiento desde el jardín de infantes es fundamental para la supervivencia del PCCh. Los pequeños reciben instrucción política, que deben aprobar, de lo contrario no se les permite graduarse para pasar de grado.

Al parecer, la incorporación de veteranos militares al sistema educativo tiene el fin de establecer modelos a seguir con pensamiento ideológico en el socialismo, lograr una obediencia incondicional y transformar a los estudiantes en soldados “frío como el más crudo de los inviernos” para combatir con el enemigo. 

Los menores también son obligados a leer libros sobre el nacimiento del comunismo chino, el heroísmo de los líderes revolucionarios, la Guerra Civil China y similares, durante sus vacaciones de verano. 

Preocupaciones del PCCh por el número limitado de sus tropas

Las consecuencias de la política de un solo hijo ha jugado en contra del ejército de China y es posible que la insistencia en adoctrinar y entrenar a los niños sea por el número bajo de soldados chinos, con los que no podría sostener una guerra en el tiempo.

“Más del 70% de los soldados chinos son ‘hijos únicos‘”, dijo Kinichi Nishimura, exoficial de la Fuerza Terrestre de Autodefensa.

Debido a las terribles masacres del ejército rojo al pueblo chino, como la Revolución Cultural, la Masacre de Tiananmén y las sangrientas persecuciones a las personas por su fe, la gente ha perdido la confianza y el respeto por los soldados del PCCh. 

“El buen acero no se convierte en clavos”, es un dicho chino que significa que las personas respetables no se convierten en soldados.

Los jóvenes chinos, ya no tienen interés en alistarse en las fuerzas armadas y los padres tampoco quieren ver morir a sus hijos. 

En estos últimos años, el PCCh ha intentado atraer a la población a sus tropas, mejorando los salarios y las pensiones, promulgando leyes para proteger el estatus, y los intereses del personal militar. 

Sin embargo, el nivel de reclutamiento no aumentó y  la gran disminución de la tasa de fertilidad “ha provocado que sus bases  de operación no sean exactamente altas”. Lo que significa que la cantidad de soldados para manejar las armas de alta tecnología, aviones de combate, es baja. El ejército chino depende en gran medida de aviones no tripulados y misiles balísticos. El número de misiles balísticos desplegados por el Ejército Popular de Liberación agregó más aviones de combate, barcos y submarinos no tripulados.

Estas estrategias desesperadas no son más que un signo de que la ideología del PCCh se está erosionando y  su poder ha disminuido enormemente aunque no lo demuestre en la superficie,  La sociedad china está despertando cada día más y el régimen chino tiene los días contados.

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.