Redacción BLesUn medio dependiente del Partido Comunista de China (PCCh), anunció que la OMS “descartaba la teoría de la conspiración de la ‘fuga de laboratorio’” y se adhería a la teoría del régimen sobre un origen extranjero del virus del PCCh, según Breitbart del 31 de marzo.

A pesar de que Taiwán reportó el 31 de diciembre sobre personas  infectadas en Wuhan, el régimen comunista trata de imponer la versión de que el virus apareció en otro país, para llegar a su territorio a través de alimentos congelados, en un intento por evadir su responsabilidadd en el caso.

El PCCh ha tratado de eludir los indicadores de que el virus se dispersó desde su territorio tal como lo indican todos los rastreos y acusa a quienes buscan en ese sentido de politizar la pandemia, para luego sugerir que de seguir haciéndolo no colaboraría en investigaciones ni ahora ni en el futuro. 

Los expertos de la OMS visitaron Wuhan en enero y febrero para investigar los orígenes del virus PCCH, pero algunos de ellos y el jefe de la OMS no obtuvieron acceso a los datos originales en el laboratorio de alto nivel en el que se adelantan estudios relacionados con este germen patógeno.

Según un australiano miembro del equipo de la OMS que viajó a Wuhan, el equipo había solicitado datos sin procesar de 174 pacientes que el régimen chino había identificado desde la fase inicial del brote en la ciudad de Wuhan en diciembre de 2019, así como sobre otros casos que llamaron la atención, pero no se los permitieron.

El informe suministrado por la OMS es tan polémico que 14 países presentaron el 30 de marzo una declaración conjunta, expresando su preocupación debido a que el estudio sobre los orígenes del “virus SARS-CoV-2 se retrasó significativamente y no tuvo acceso a datos y muestras originales y completas”.

Los países firmantes son: Australia, Canadá, República Checa, Dinamarca, Estonia, Israel, Japón, Letonia, Lituania, Noruega, Corea del Sur, Eslovenia, Reino Unido y Estados Unidos.

Por otro lado, el equipo que viajó en enero e ‘investigó’ cuatro semanas, se limitó a visitas organizadas por sus anfitriones chinos y hasta se le impidió el contacto con miembros de la comunidad debido a restricciones de salud.

Le recomendamos:

La OMS es acusada de complicidad y de solo repetir la versión que le suministra el PCCh, faltando a su obligación de preservar la salud mundial. 

En este sentido, el exsecretario de Estado, Mike Pompeo, cuestionó el papel de la OMS en esta investigación. 

“Debo decir que la razón por la que dejamos la Organización Mundial de la Salud fue porque llegamos a creer que era corrupta”, afirmó Pompeo durante una entrevista en el programa America’s Newsroom de Fox News.

Para el exsecretario de Estado, “nada” ha cambiado su creencia de que el virus provino de un laboratorio en Wuhan, enfatizando que “hay pruebas significativas” que corroboran esa teoría. 

Sin embargo dijo que el organismo de la ONU influido políticamente, fue hasta China a “arrodillarse ante el secretario general Xi Jinping”.

José Hermosa – BLes.com